7 Abril 2022

Los encuentros de Humboldt con la Nueva Granada

Alberto Gíomez Gutiérrez.

Crédito: Eduardo Arias

La Biblioteca Nacional de Colombia puso al alcance de los cibernautas del mundo Humboldtiana neogranadina, una imponente obra científica a cargo de Alberto Gómez Gutiérrez que se publicó en papel en 2018 y que revisa con gran detalle el paso de Alexander von Humboldt por el actual territorio del país.

Por Eduardo Arias

 

Un monumental trabajo que le tomó a Alberto Gómez Gutiérrez ocho años de dedicación y que vio la luz en una colección de cinco tomos, está disponible desde el pasado 31 de marzo en la página web de la Biblioteca Nacional para que sea consultado de manera gratuita.

Se trata de Humboldtiana neogranadina, que fue publicada en 2018 en cinco tomos y seis volúmenes, y que recopila todos los escritos conocidos de Humboldt relacionados con el territorio de lo que hoy es Colombia, así como un recuento muy pormenorizado de su paso por la Nueva Granada en los albores del siglo XIX. También se recogen ilustraciones, mapas y textos manuscritos que ayudan a entender el aporte de este científico naturalista.

En el primer tomo, Relatio: apuntes y encuentros (dos volúmenes de 598 y 390 páginas respectivamente), Gómez escribe paso a paso acerca del recorrido de Humboldt por la Nueva Granada entre 1800 y 1803, y de sus contactos europeos entre 1804 y 1859. Es una gran reconstrucción de los más de 200 encuentros que estableció con personajes neogranadinos y luego colombianos.

El segundo tomo (tercer volumen) se titula Documenta: publicaciones integrales y reúne en 482 páginas todos los textos de Humboldt relacionados con la Nueva Granada. Entre ellos, la Memoria raciocinada de las salinas de Zipaquirá y el Ensayo sobre la geografía de las plantas.

Los libros
En los lomos de los tomos queda plasmado el dibujo que hizo Humboldt del Chimborazo.

El tercer tomo, titulado Scientia: escritos científicos y disciplinares, de 676 páginas, analiza los reportes científicos de Humboldt en diversas áreas como botánica, zoología, geografía, arqueología, paleontología y antropologíia, a los que se suman siete textos de especialistas colombianos que han investigado en profundidad su obra. El cuarto volumen, Imago: representaciones e iconografía, reúne mapas, ilustraciones, esculturas, medallas y cerámicas relacionadas con Humboldt y su memoria en la Nueva Granada y la actual Colombia.

El quinto es un índice onomástico de toda la obra, y que en la edición digital permite que con un solo clic se acceda al documento al que se hace referencia.

La publicación de esta obra fue el resultado de la unión de seis centros de educación superior. El Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), la Pontificia Universidad Javeriana, Universidad de los Andes, Universidad del Rosario, Universidad Eafit y Universidad Externado de Colombia.

A pesar de tratarse de una obra destinada a un público muy específico, la edición impresa se agotó. Este año, y gracias a la decisión de los distintos editores, la Biblioteca Nacional de Colombia puso a disposición del público una versión completa de la obra en formato digital y con la inclusión de algunas correcciones menores en los textos e índices, y al menos tres fuentes primarias previamente inéditas. En esta labor fue de vital importancia Catalina Holguín, quien logró transformar un producto impreso en un material de fácil acceso y rápida consulta en la red a pesar de la magnitud de su contenido.

Gómez señala que el objeto de su trabajo fue recopilar todos sus escritos relacionados con sus viajes a la Nueva Granada y documentar los encuentros que tuvo Humboldt con personalidades neogranadinas y luego colombianas de la ciencia y otras disciplinas.

 

Del laboratorio a las bibliotecas y los archivos

Alberto Gómez es un personaje muy peculiar. Estudió biología y microbiología en la Universidad de los Andes y en Francia obtuvo un doctorado en bioquímica. A su regreso a Colombia se dedicó a la genética humana en la Universidad Javeriana. Al formar parte del proyecto Expedición Humana en la primera mitad de los años 90, tuvo la oportunidad de recorrer muchos lugares de Colombia a la manera de los grandes naturalistas que recorrieron estas latitudes en los siglos XVIII y XIX. Ese proyecto le permitió ampliar sus horizontes. De ser un científico centrado ante todo en las tareas propias de un laboratorio se transformó en un humanista que se dejó seducir no solo por la gran diversidad genética de las distintas comunidades que viven en el país, sino también por la relación directa de los pobladores de estos territorios, así como por su cultura, su pasado y la manera de relacionarse con su entorno.

Alberto Gómez se transformó en un naturalista y esto despertó en él la curiosidad por conocer mucho más en detalle la vida y la obra de estos científicos exploradores, lo cual lo llevó de las ciencias básicas a la historia de la ciencia, aunque durante muchos años combinó ambas actividades, lo que le llevaba a decir que él era “un historiador de fin de semana”.

Desde 1998, cuando publicó Al cabo de las velas, su primera aproximación a las expediciones científicas de los siglos XVIII y XIX, Gómez se dedicó de lleno a la investigación de la historia de la ciencia y ya ha publicado más de una decena de libros. Esta incansable labor, que desarrolló durante muchos años con una espartana disciplina de escribir casi todos los días de 4 a 9 de la mañana, incluso los fines de semana, no solo le permitió convertirse en un escritor prolífico y muy riguroso, sino que también hizo posible que sea miembro de las academias de la Lengua, de Medicina, Historia y de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

El turno de Humboldt llegó en 2012 cuando la Universidad Javeriana lo invitó a dictar una conferencia sobre el sabio prusiano en una semana alemana. Ese fue el chispazo que lo puso en la senda de Alexander von Humboldt y su relación con los paisajes, la flora, la fauna, los habitantes y también los científicos de la Nueva Granada.

Lanzamiento
Alberto Gómez, John Mesa (coordinador editorial de la obra impresa) y Catalina Holguín.

Gómez señala que el objeto de su trabajo no fue el de escribir una biografía del explorador alemán sino, por un lado, recopilar todos sus escritos relacionados con sus viajes a la Nueva Granada e, igual de importante, documentar los encuentros que tuvo Humboldt con personalidades neogranadinas y luego colombianas de la ciencia y otras disciplinas. Por esa razón él señala que la parte más importante del título de su obra no es la “humboldtiana” sino la “neogranadina”.

Con el lanzamiento de la edición digital, los investigadores y personas interesadas en el trabajo realizado por Humboldt, en su paso por el territorio de la actual Colombia, podrán acceder y estudiar el importante legado del científico prusiano. Como escribe el mismo Humboldt, en una de sus cartas a Charles Darwin, “las obras no son buenas, sino en la medida en que hacen nacer obras mejores”. Así, Humboldtiana neogranadina permitirá seguir expandiendo el conocimiento en las múltiples áreas y creando nuevos diálogos entre diferentes disciplinas. De hecho Alberto Gómez ya entregó el material que componen ocho tomos dedicados a Francisco José de Caldas y que, se espera, serán publicados en 2023.

 

 

La obra que está disponible, de manera gratuita, en la página web de la Biblioteca Nacional de Colombia, en el siguiente enlace: