23 Junio 2022

"El apoyo del Partido Liberal no será a ciegas": Juan Carlos Losada

Juan Carlos Losada, representante a la Cámara por Bogotá, envió esta semana una carta a César Gaviria para pedir que el liberalismo se sumara al gobierno Petro.

Crédito: Yamith Mariño

El representante a la Cámara por Bogotá dice que, después de perder con Fico y con Rodolfo, lo lógico ahora es que el Partido Liberal retome su talante socialdemócrata y se convierta en partido de gobierno de Petro.

Ha sido una semana movida para el Partido Liberal. Tras la victoria de Gustavo Petro en las elecciones presidenciales, la tolda roja ha comenzado a mover sus fichas para caer bien parado en el gobierno del Pacto Histórico. 

Esta semana, después de que un grupo de parlamentarios pidiera públicamente el expresidente César Gaviria que sumara al Partido Liberal a la coalición de gobierno de Petro, el expresidente y director de la colectividad les cumplió el deseo y anunció que el Partido Liberal está dispuesto a conformar una coalición en el Congreso con el Pacto Histórico y la Alianza Verde. 

El liberal Juan Carlos Losada, representante a la Cámara por Bogotá, y quien durante la campaña presidencial decidió apoyar a Gustavo Petro, fue uno de los legisladores que lideró las conversaciones para convencer al oficialismo de apoyar al gobierno de Petro en la próxima legislatura. En conversación con CAMBIO, Losada habla de lo que significa esta alianza que, según él, es consecuente con los ideales históricos del trapo rojo.


CAMBIO: ¿En qué momento nació esta iniciativa de consultar a la dirigencia del partido para que consideren entrar a la coalición de gobierno?

Juan Carlos Losada: Hubo muchos errores cometidos durante la campaña. El partido se alió con nuestros rivales políticos en términos ideológicos, como el Centro Democrático y el Partido Conservador, para apoyar primero a Fico Gutiérrez y luego, en segunda vuelta, a Rodolfo Hernández. Ambos perdieron y nos parece que es hora de que el partido retome el rumbo lógico que le corresponde según sus propios estatutos: un partido socialdemócrata. Por eso, además de la legitimidad que dan 11 millones de votos, es lógico que el Partido Liberal sea partido de gobierno.

CAMBIO: ¿Cuál fue la reacción de la bancada liberal a esta propuesta? 

J.C.L.: La reacción ha sido absolutamente favorable. Hemos recogido un número de firmas importante desde que se publicara la carta. Tenemos 22 congresistas que apoyan esta propuestas y también un buen número de congresistas salientes que también aportaron con una votación importante no solamente para la elección del partido sino también para elección de Gustavo Petro. Esta carta no fue, como han dicho algunos, una afrenta contra el presidente Gaviria, sino más una expresión de lo que estaba sucediendo al interior de la bancada.

CAMBIO: Gaviria y Petro llevaban ya un tiempo hablando, ¿qué opinión le dan esos acercamientos?

J.C.L.: Que era un momento ideal para retomar el rumbo perdido tanto en la elección de hace cuatro años, en la que el partido se unió al uribismo, como en este año. La bancada decidió que fuera él quien tomara la decisión y al final el oficialismo perdió. Yo lo que esperaría es que esta vez dejemos de cometer errores absurdos. Que el Partido Liberal, que ha liderado transformaciones muy importantes en la historia de Colombia, sea parte de la posibilidad de transformación del gobierno de Gustavo Petro.

CAMBIO: ¿Cuáles fueron esos valores que se traicionaron?

J.C.L.: Hay varios temas que se dieron durante este gobierno. Una reforma tributaria que iba en contra de la clase media y de la de la clase trabajadora, un gobierno que amplió las desigualdades de nuestra sociedad, que se opone a las libertades individuales de los ciudadanos, un gobierno en contra de la regulación de sustancias como la marihuana, que no quiso implementar el Acuerdo de La Habana. Son varios ejemplos que en estos últimos cuatro años muestran que el partido entró en una contradicción al respaldar a los candidatos que se apoyaron. Ahora hay un gobierno que hizo campaña con esos valores liberales. Si bien el partido cometió errores, hoy los podemos enmendar.


CAMBIO: ¿Y ese apoyo sería un apoyo a ciegas?

J.C.L.: Nada de eso. Será un apoyo dentro de un marco institucional. Hay unas exigencias, unos mínimos que no deberían ser negociables, como el respeto a la Constitución del 91, el respeto a la autonomía del Banco de la República… pero eso no quiere decir que esa postura no nos permita ser una fuerza importante que sume a la gobernabilidad de un gobierno progresista en el que debería estar el liberalismo.