10 Agosto 2022

El proceso que tiene pendiente el nuevo secretario jurídico de la Presidencia

Vladimir Fernández Andrade

Crédito: Yamith Mariño

El caso de ocultamiento de material probatorio y fraude procesal, en el que Vladimir Fernández Andrade dice que no tuvo nada que ver, ya cumple cuatro años en indagación, sin mayores avances.

Existe en el alto gobierno un cargo de poca figuración pero de inmensa importancia: la Secretaría Jurídica de la Presidencia de la República. Gustavo Petro designó para esa importante labor al abogado Vladimir Fernández. El nuevo funcionario llevará la batuta de los asuntos jurídicos de Palacio. Sin embargo, lo que hasta ahora poco se sabía es que Fernández ha sido investigado en el pasado por hechos asociados con corrupción. Uno precluyó a su favor, pero el otro, que se inició en 2018, sigue en etapa de indagación y en cuatro años no ha tenido mayores avances.

El primer proceso en su contra inició en noviembre de 2011. En ese momento la Fiscalía 18 Seccional de Neiva lo investigaba por la suscripción de cuatro contratos firmados en 2002 por las Empresas Públicas de Neiva con la empresa Organización de Servicios Profesionales, de la que él fue socio. En ese proceso se le investigó por el delito de interés indebido en la celebración de contratos, pero precluyó a su favor el 16 de mayo de 2012.

El segundo proceso en el que fue mencionado empezó en 2018 y continúa en juicio. El caso es contra ocho concejales de Neiva (Huila); el excontralor José Hildebrán Perdomo, y la entonces personera Heydi Lorena Sánchez, y tiene que ver con, supuestamente, haber manipulado la elección de la mencionada personera. Según los investigadores, un contratista privado de la región financió la candidatura de los dos aspirantes a los entes de control y, presuntamente, entregó dádivas hasta por 12’000.000 de pesos a varios concejales para que votaran a favor de sus candidatos.

La Fiscalía reveló unas conversaciones entre Vladimir Fernández Andrade, secretario de la Federación Nacional de Departamentos, y su primo, el excontralor de Neiva en mención, en los que Vladimir le dice que siendo él (su primo) quien orientó el proceso de elección, tiene que “enredar la pita” en el Tribunal Contencioso del Huila para mantener la elección de la funcionaria.

Para la Fiscalía, en esa conversación se pretendía ocultar información y por eso compulsó copias para que se investigara a Vladimir Fernández Andrade en su calidad de secretario de la Federación Nacional de Departamentos, por los delitos de ocultamiento de material probatorio y fraude procesal.

Según fuentes consultadas por CAMBIO, esa investigación sigue en etapa de indagación. Es decir, los investigadores no han determinado si el funcionario cometió o no los delitos.

Fernández Andrade le aseguró a CAMBIO que los procesos en su contra no han avanzado porque no ha cometido ningún delito y que, por eso, el primero lo archivaron "de inmediato" y en el otro, nunca lo vincularon formalmente a través de un llamado a imputación de cargos o interrogatorio.


 

"El primero precluyó a mi favor, casi que de inmediato, porque se basó en una conjetura de que yo era servidor publico y no era cierto. En el segundo, no he sido vinculado formalmente a la investigación, en absoluto tuve nada que ver", dijo Fernández.


Lo cierto es que, a la fecha, en la Fiscalía cursa una indagación en la que aparece su nombre por la presunta comisión de los delitos de ocultamiento de material probatorio y fraude procesal.