9 Octubre 2022

Iván Márquez se reunió con el alto comisionado de paz

Crédito: Fotografía de Colprensa

El cabecilla de la disidencia de las Farc perdió dos dedos de su mano derecha y tiene heridas en una pierna por un atentado del que escapó con vida.

Iván Márquez, jefe de la llamada Segunda Marquetalia disidencia de las extintas Farc, se reunió esta semana con el alto comisionado para la paz, Danilo Rueda, según lo informó una fuente del grupo armado a CAMBIO. La reunión se extendió por dos horas y tuvo lugar en territorio colombiano, aseguró una segunda fuente. Márquez estuvo acompañado por José Vicente Lesmes, alias Walter Mendoza, creador de las columnas móviles de las desmovilizadas Farc, quien sería el vocero de la disidencia para los contactos con el gobierno. 

En la reunión Luciano Marín, como realmente se llama Iván Márquez, aseguró que desde que estaba en las Farc ha buscado la paz. Luego le expuso al comisionado las circunstancias que, según él, lo condujeron a retomar las armas después de lo que calificó como un entrampamiento que sufrió al lado del extinto Jesús Santrich. También se refirió a un hostigamiento militar en Miravalle, Caquetá, que lo llevó de nuevo a la clandestinidad en agosto de 2019. 

El comisionado le explicó la visión del gobierno sobre la paz total y lo invitó a tomar desde ya la decisión de parar la violencia contra civiles, fuerza pública y otros grupos irregulares.

La conversación no tocó el tema del tratamiento que aspira a recibir la Segunda Marquetalia para su desmovilización y que muchos consideran que no puede ser político. Los acuerdos de paz con las Farc establecen que los desertores deben ser procesados por la justicia ordinaria, es decir que su camino para la reincorporación a la vida civil debe ser el sometimiento a la justicia. Paradójicamente esos acuerdos fueron firmados por el propio Iván Márquez, como jefe negociador de las Farc.

Esta es la primera aparición de Márquez después del atentado con explosivos que sufrió el 30 de junio de este año. Fuentes de la Segunda Marquetalia le revelaron a CAMBIO que Márquez perdió dos dedos de su mano derecha y que tiene una herida en una pierna de la que se recupera sin riesgo para su vida. El atentado se ejecutó con una caja de tabacos, cargada de explosivo plástico, que le llegó como un regalo proveniente de Medellín. Quien aparece en el envío como remitente del paquete bomba es un amigo el jefe disidente. 

En circunstancias aún no aclaradas han muerto en territorio venezolano varios de los hombres que militaban en la Segunda Marquetalia junto a Márquez. En mayo de 2021 cayó Seuxis Paucías Hernández, conocido con el alias de Jesús Santrich. De acuerdo con una versión, su cuerpo fue mutilado. Los atacantes le cortaron un dedo teóricamente para cobrar una recompensa por su muerte.

En diciembre del año pasado habría muerto en otro ataque Hernán Darío Velásquez, alias el Paisa, excomandante de la columna móvil Teófilo Forero responsable del atentado al Club El Nogal en donde fueron asesinadas 36 personas con un carro bomba detonado en el sótano de la edificación.

Por los mismos días se reportó la muerte violenta de Henry Castellanos Garzón, alias Romaña, ejecutor en su época de los secuestros masivos en la vía al Llano conocidos como “pescas milagrosas”.

El ministro de Defensa de la época, Diego Molano, aseguró que el Paisa y Romaña habrían sido abatidos por disputas relacionadas con el tráfico de drogas con otros disidentes de las Farc y que el gobierno de Colombia se había venido a enterar por informaciones de inteligencia. Sin embargo, vaticinó que Iván Márquez terminaría “neutralizado como sus delincuentes compañeros en Venezuela”.