15 Junio 2022

Los otros negocios con comisiones del hijo de Rodolfo Hernández

Luis Carlos Hernández, hijo de Rodolfo Hernández, habría intentado influir en una serie de millonarios contratos durante la alcaldía de su papá.

Crédito: Yamith Mariño

Cambio revela los otros contratos con los que el hijo de Rodolfo Hernández y sus socios esperaban llenar sus arcas durante los cuatro años de la alcaldía de su padre en Bucaramanga.

Por: Iván Serrano

Luis Carlos Hernández y sus socios habrían firmado, además del de Vitalogic, otros contratos de corretaje en los que quedaban estipuladas sus respectivas comisiones. Eso se deduce de las conversaciones vía WhatsApp entre Luis Carlos Hernández y Luis Andelfo Trujillo, testigo del caso Vitalogic.

Estas conversaciones hicieron parte de las pruebas con las que la Procuraduría abrió pliego de cargos contra Rodolfo Hernández y José Manuel Barrera, exgerente de la Empresa de Aseo de Bucaramanga. 

Dichos chats también se encuentran en cadena de custodia de la Fiscalía, y se espera que sean pieza clave en la segunda fase del caso Vitalogic, en el que se investigará el presunto tráfico de influencias cometido por Luis Carlos Hernández, hijo de Rodolfo.

En las conversaciones, además de describirse en tiempo, modo y lugar los acuerdos previos alrededor del caso Vitalogic, sus interlocutores afinan detalles de una serie de contratos con los que obtendrían millonarias comisiones en el momento de iniciar su ejecución.

Uno de ellos, que alcanzó a ser adjudicado pero no se ejecutó, fue para el cobro persuasivo y coactivo de impuestos a empresas de telefonía por el uso de antenas en el perímetro de Bucaramanga. (Ver: La avidez del hijo de Rodolfo Hernández)

 

Pero hay otros cinco que aún no se habían mencionado.

 

Luis Carlos Hernández le aseguró a Trujillo su interés en el direccionamiento de un contrato de vigilancia.

 

El pavimento en frío

Paralelamente al contrato para el manejo de basuras, Luis Andelfo Trujillo, Carlos Gutiérrez y Luis Carlos Hernández sostenían conversaciones sobre otro atractivo contrato. Se trataba de ofrecerle al municipio pavimentación en frío.

El pavimento en frío no requiere interrumpir el tráfico porque se aplica muy rápido. El intermediario que ofrecía dicha tecnología era un hombre al que en los chats llamaban Zamir.

El 24 de abril de 2016 Luis Andelfo Trujillo le pide a Luis Carlos Hernández que le ayude con los permisos de espacio público para la aplicación del pavimento, porque en cinco días llegaría a Bucaramanga el contratista para hacer una demostración.

Un mes después, Luis Carlos Hernández le pregunta a Trujillo si el contratista ya inició la pavimentación de la vía. Trujillo le responde que aún no porque la Secretaría de Infraestructura no ha fijado la fecha.

 A junio de 2016 no se había iniciado la pavimentación de muestra en el sector del Café Madrid, la vía elegida para mostrarle esta tecnología a Rodolfo Hernández. La selección de la vía y la intervención de la misma por contratistas amigos del hijo de Rodolfo fue coordinada con la Secretaría de Infraestructura de Bucaramanga.

Las obras iniciaron en septiembre. Luis Carlos Hernández pedía fotos para mostrarle el avance de la obra a su papá.

Una semana después, Luis Trujillo le pregunta a Luis Carlos Hernández si ya estaba listo el contrato de corretaje en el cual quedaba establecido la comisión de Zamir, el intermediario. 

La vía finalmente fue pavimentada y entregada en 2017. Incluso, hay una foto en poder de la Fiscalía en la que se ve a Hernández en la supuesta inauguración del tramo vial.

 

Rodolfo Hernández en la entrega de la vía pavimentada.

 

La planta de tratamiento de aguas residuales

En agosto de 2016, Trujillo le dice a Luis Carlos Hernández que se va a desplazar a Bogotá para avanzar en otro proyecto que esperaban obtener durante la administración de Rodolfo Hernández: la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR).

Dos meses después, Rodolfo Hernández hizo pública la propuesta de la construcción de la PTAR, proyecto que su hijo y Trujillo venían planeando con anterioridad.

Ese mismo día, Trujillo le expresa a Luis Carlos Hernández su satisfacción porque el alcalde Rodolfo se hubiera referido al millonario proyecto.

 

El tema era tan importante para Rodolfo Hernández que dos días después dedicó su programa "Hable con el Alcalde" a explicar la importancia del proyecto.

La construcción iba a estar a cargo de un grupo de empresarios mexicanos. Para noviembre de 2016, Luis Carlos Hernández ya se había reunido con uno de los representantes. Por eso Trujillo, el 22 de noviembre, le pregunta cómo le había ido con Ramón, el mexicano de la PTAR.

Por la construcción de esta planta Luis Carlos Hernández y su grupo de amigos esperaban recibir las más robustas comisiones. Así se lo hizo saber Hernández Oliveros a su interlocutor en agosto de 2016, en medio de la discusión de los porcentajes de comisión que aspiraban a ganar por el contrato de Vitalogic.

 

La deuda del Acueducto

El 25 de noviembre de 2016, Trujillo le informa a Luis Carlos Hernández de su reunión con el gerente financiero del Acueducto de Bucaramanga, Luis Joya.

El motivo de la reunión era ponerlo en contexto de otro proyecto: la compra de la deuda del Acueducto por parte de la Banca Internacional Helvetia.

Según le explicó Trujillo a Luis Carlos Hernández en el chat, la compra de la deuda por parte de esta banca disminuiría el pago de intereses anuales del 16,85 por ciento al 2,80 por ciento. Según Trujillo, este era un tema que venía trabajando con el propio Rodolfo Hernández. De hecho, le dijo a Luis Carlos que se había reunido con Rodolfo para analizarlo y, gracias a la información privilegiada que Trujillo tenía, le anunció al hijo del alcalde que el proyecto de compra de deuda iba a ser expuesto en la siguiente junta del Acueducto de Bucaramanga.

Para noviembre, Trujillo ya había logrado concertar una cita entre los representantes de Helvetia y la nueva gerente del Acueduto. En ese momento, Luis Carlos Hernández le dice a Trujillo que, antes de la reunión, debe firmar un documento con los banqueros. También le dice que hasta el momento no ha entendido la transacción. Trujillo responde que después de la reunión quedará todo claro.

 

En febrero de 2017, Luis Carlos Hernández le pide a Trujillo la propuesta de Helvetia porque su papá quiere verla, ya que un asesor le ha dicho a Rodolfo que la propuesta es muy riesgosa.

 

 

Remodelación de la plaza de mercado

En febrero de 2017, Luis Trujillo le escribe a Luis Carlos Hernández para proponerle un nuevo proyecto: la remodelación de la Plaza de Mercado de San Mateo, en el centro de Bucaramanga.

Al otro día, después de la reunión, Luis Carlos Hernández le pide a Luis Trujillo que le envíe la propuesta de remodelación hecha por sus arquitectos amigos, pues Hernández Oliveros se encargaría de hacerla llegar a la Alcaldía para que los arquitectos de la entidad le hicieran las correcciones pertinentes.

 

El 22 de abril de 2017, Trujillo le pregunta a Luis Carlos Hernández si lo de la plaza debe definirse con “Pedrito” o “Zorayda”, o si ese tema también es con Rodolfo Hernández.

Los chats evidencian la influencia de Luis Carlos Hernández en millonarios contratos durante la alcaldía de su padre, el acceso a información privilegiada y el conocimiento que Rodolfo Hernández tenía de los intereses de su hijo.

Contrato de vigilancia

Luis Carlos Hernández le aseguró a Trujillo su interés en el direccionamiento de un contrato de vigilancia.

El 5 de abril, después de que Luis Trujillo le preguntó al hijo del alcalde si su papá había firmado el contrato de antenas, este le contó que había dado autorización a una persona llamada Alex para revisar los pliegos del nuevo contrato de vigilancia.

Después, Luis Carlos Hernández le dice a Trujillo que se van a encerrar con su papá, con un sujeto llamado Alex y con otro llamado Mauricio para hacer que ellos se ganen el contrato. Luego, agrega que, con tal de que una firma llamada Delthac no se quede con dicho contrato, se da por bien servido.

La planeación de estos contratos iban adelantándose de manera paralela al de Vitalogic. Cuando Trujillo decidió denunciar las anomalías de Vitalogic, después de que el oferente en el que tenía interés no se había quedado con la adjudicación, los otros procesos contractuales en los que él y el hijo del alcalde tenían interés no avanzaron.

Los chats, sin embargo, evidencian la influencia de Luis Carlos Hernández en millonarios contratos durante la alcaldía de su padre, el acceso a información privilegiada y el conocimiento que Rodolfo Hernández tenía sobre los intereses de su hijo.