12 Agosto 2022

"No puede ser que mientras se anuncian más impuestos a los colombianos, los congresistas no quieran reducir sus sueldos": Jota Pe Hernández

El senador Jonathan Pulido 'Jota Pe' Hernández asegura que sí es posible hacer la reducción del salario en un año.

Crédito: Congreso de la República

En entrevista con CAMBIO, el senador cuestionó a algunos congresistas alternativos que prometieron durante campaña reducir sus salarios, pero no han apoyado su propuesta de hacer el ajuste a partir de 2023. También explica las diferencias de su proyecto con el que presentó hace unas semanas el Pacto Histórico.

Por: Jesús Mesa

Gran polémica ha generado la propuesta del senador Jonathan Pulido 'Jota Pe' Hernández de reducir el salario de los congresistas dentro del mundo político. El congresista santandereano levantó la ‘polvareda’ esta semana al denunciar públicamente que algunos de sus colegas de sectores alternativos, que durante la campaña apoyaron públicamente el ajuste de los sueldos de los legisladores, se negaran a firmar su proyecto porque “no les alcanzaba la plata”.

Si bien en el Congreso ya está andando una propuesta para reducir los salarios de los congresistas, la propuesta de Hernández, quien obtuvo la tercera votación más alta en el Senado, busca que este ajuste se haga en 2023 y no en 2026, como lo establece el proyecto de ley impulsado por el Pacto Histórico y cuyos ponentes fueron María José Pizarro, Iván Cepeda y Gustavo Bolívar. 

En entrevista con CAMBIO, el senador Hernández explica las diferencias que tiene su propuesta con la impulsada por el Pacto Histórico y manifiesta su sorpresa para con varios de los congresistas del sector alternativo, quienes se han mostrado reacios a apoyar la reducción de los sueldos. 


CAMBIO: Muchas veces se ha intentado reducir el salario de los congresistas, pero estos proyectos han naufragado una y otra vez. ¿Qué hace diferente a su proyecto?

J.P.H.: El proyecto 097 de 2022 busca una reforma a la Ley cuarta tocando lo que es la prima especial de servicios, que es una prima mensual de 11 millones de pesos que se puso por decreto en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Lo que buscamos es quitar esa prima y que se fije un solo salario. 

CAMBIO: ¿Cómo quedaría el salario con su propuesta?

J.P.H.: Es importante que los colombianos sepan que la mesada de los congresistas está dividida en tres partes:  salario (8 millones), gastos de representación (14 millones) y la prima especial de servicios (11 millones). A nuestro concepto, esta última sobra y queremos que el sueldo quede en aproximadamente 25 millones de pesos. A mí me sigue pareciendo una cifra bastante generosa, pero no podemos fijar menos porque sino ningún congresista nos firma. También queremos evitar que un nuevo presidente, por decreto, vuelva a colocar otra prima o unificación, sino que el salario sufra el aumento regular que tienen todos los trabajadores en Colombia.

CAMBIO: Eso suena muy bien, pero muchos de los proyectos se han caído en el pasado por variadas razones. El proyecto presentado por senadores del Pacto Histórico propone que esa reducción se haga en 2026, precisamente para evitar que se caiga, pero usted propone que podría hacerse efectiva el otro año. ¿Cómo lo piensa hacer?

J.P.H.: Yo he puesto un ejemplo a todos los medios de comunicación y es que, para subir a Monserrate hay dos vías de acceso: las escaleras y el teleférico. Hay dos caminos, uno más rápido y corto y otro más complicado. El proyecto que ya presentaron, el cual yo respeto, es uno que se une a 15 de los 18 proyectos que se han hundido como reforma constitucional. El nuestro va por otro lado. Mientras en ese toca hacer una reforma a la Constitución con ocho debates, el proyecto de nosotros no es una reforma constitucional.  Lo que necesitamos es modificar la Ley cuarta, que se puede hacer en cuatro debates, en menos de un año, y que tendrían aprobación y ejecución inmediata. Esa es la diferencia.


CAMBIO: ¿Cuál ha sido la reacción de los congresistas a este nuevo proyecto de ley?

J.P.H.: Inicialmente me sorprendí porque muy pocos querían adherirse, pero ya en estos momentos son más de 80 congresistas los que han firmado, entre senadores y representantes. Llevamos apenas dos semanas de trabajo y no hemos tenido muchos encuentros sobre este proyecto, pero ahora que está empezando a generar polémica sí ha habido uno que otro encontronazo, si se puede llamar así entre entre compañeros.

CAMBIO: Ahora que habla de polémicas, ¿no le parece curioso que partidos como el Centro Democrático apoyaran la propuesta y congresistas alternativos mostraran dudas frente al mismo?

J.P.H.: Para mí fue una sorpresa. No me esperaba eso cuando decidimos pensar en este proyecto de ley. Para hacerla viable lo que yo dije es que quería unir al Congreso sin importar partidos políticos. Entonces yo me acerqué a esos congresistas, inicialmente a los alternativos y cuando me acerqué a esos partidos tradicionales que tanto he criticado, pues me lleve una sorpresa porque en su mayoría me estaban firmando. 

CAMBIO: Y respecto a los alternativos, usted en sus redes dijo que había mucha hipocresía en varios de sus colegas. ¿Por qué dijo esto?

J.P.H.: Sí hay congresistas del sector alternativo que me han dicho que necesitan la plata, que el sueldo no les alcanza. Que no quieren firmar, pero yo me propuse desde el principio hasta el final que esto no puede convertirse en un conflicto entre compañeros. Incluso una congresista, compañera alternativa, me retó y me dijo que si es que la quería de enemiga. 

"Me sorprendió la reacción de varios de los congresistas alternativos frente a una propuesta que debería tener el apoyo unánime de todos nosotros".

CAMBIO: ¿Tiene nombres?

J.P.H.: No quiero decir nombres porque mi objetivo es unir a todo el Congreso en pro de una respuesta inmediata que está pidiendo Colombia hace 22 años. Pero sí debo decir que me sorprendió mucho la reacción de varios de los congresistas alternativos frente a una propuesta que debería tener el apoyo unánime de nosotros.

CAMBIO: Ya que no quiere dar nombres, ¿Qué mensaje tiene para esos congresistas que aún no se han sumado a su propuesta?

J.P.H.: Que no puede ser que mientras le estamos dando unas noticias al pueblo de que vienen más impuestos eso vaya acompañado de un titular que los congresistas no quieren reducir sus salarios. Eso nos aleja más del pueblo. Por eso la gente no nos quiere. Y no nos quiere con justa razón. Es una oportunidad para mostrar que este Congreso y este gobierno van a ser diferentes. Los invito a que demos ejemplo porque somos nosotros los que más nos abanderamos de esa renovación.

CAMBIO: ¿Cuántos congresistas han firmado el apoyo al proyecto de ley?

J.P.H.: Hasta el momento llevamos 80 congresistas entre Senado y Cámara.

CAMBIO: ¿Y cuántos faltan?

J.P.H.: Nos hacen falta 18 senadores y 48 representantes para tener las mayorías.