Exministros de Hacienda, preocupados por el PIB y la situación fiscal del país

Mauricio Cárdenas, José Antonio Ocampo y Alberto Carrasquilla, exministros de Hacienda.

Crédito: Asobancaria

5 Junio 2024

Exministros de Hacienda, preocupados por el PIB y la situación fiscal del país

¿Qué opinan Mauricio Cárdenas, José Antonio Ocampo y Alberto Carrasquilla sobre la situación económica del gobierno? Los tres compartieron su visión sobre la política del gobierno durante la 58° Convención Bancaria.

Por: Laura Lucía Becerra Elejalde

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Colombia enfrenta hoy una situación económica difícil: un crecimiento bajo, altas tasas de interés, y una situación fiscal apretada. Pero estas no son sólo preocupaciones del gobierno actual. 

José Antonio Ocampo, Alberto Carrasquilla y Mauricio Cárdenas compartieron sus opiniones sobre la situación económica del país. Los tres ministros destacaron la necesidad de impulsar el producto interno bruto (PIB), expresaron su preocupación por la situación fiscal y su visión sobre la política económica del gobierno en la 58° Convención Bancaria.  

Perspectivas de crecimiento 

Carrasquilla aseguró que las proyecciones de crecimiento que hacen muchas entidades para los próximos años para Colombia y la región tienen un elemento que preocupa mucho: son proyecciones de línea recta, sin considerar volatilidades.

“Todos los países, en las proyecciones del consenso, crecemos mucho menos que antes, pero a su vez no hay volatilidad en esas proyecciones. Pero vamos a experimentar crecimientos negativos con las consecuencias políticas que eso tiene. Es el caso a lo largo y ancho de América Latina", dijo Carrasquilla. 

Cárdenas, por otro lado, mencionó que existe “con razón”, una preocupación entre la gente.  “Hay un estancamiento, se cayó la inversión, la manteníamos en 24 por ciento del PIB y estamos en 16 por ciento. Eso compromete el crecimiento futuro. No es un problema de hoy o de bajo crecimiento del primer trimestre, sino que estamos estancados”, sostuvo el exministro. 

Pero para Cárdenas el gran problema es que no hay confianza: “La gente no está invirtiendo porque no tienen claro hacia dónde van las cosas. El sector privado está hostigado y no creo que se resuelva con política monetaria. El Banco de la República hace su trabajo, pero aún si bajan las tasas a un ritmo más acelerado no creo que vayamos a ver una mejor recuperación. Los pronósticos de crecimiento de 3 por ciento para el otro año no los estoy viendo”. 

Finalmente, Ocampo aseguró que Colombia tiene oportunidades de crecimiento en temas de la transición verde e importaciones de servicios. Al contrario de sus colegas, Ocampo se mostró optimista frente a las perspectivas de crecimiento del país y aseguró que se ven aires de recuperación a pesar del bajo crecimiento reciente. Además, dijo que “se tiene que pensar a fondo en el modelo de desarrollo” y que el país necesita reindustrializarse. 

“Este gobierno recibió una economía recalentada, un déficit fiscal de más de 7 por ciento del PIB, una deuda pública a topes históricos. Decir que la economía había que ajustarla es apenas elemental, me tocó a mí. El Banco de la República ha hecho su tarea con la inflación. Las señales han sido positivas, el crecimiento económico ha venido mejorando su tendencia”, mencionó Ocampo. 

José Antonio Ocampo
José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda. Crédito: Asobancaria

Visión sobre el gobierno 

El exministro también habló de la situación política y su efecto en la economía. Aseguró que “hay un divorcio entre los temas políticos y económicos” y que la polarización política es severa. “Es en parte por el gobierno y en parte por algunos sectores, pero es por la polarización de algunos sectores. Hay que ver cómo se desenvuelve la política”, dijo Ocampo, quien también sostuvo que “hay que evitar que la polarización política se refleje en un irrespeto a las instituciones”. 

Según Ocampo, la crisis política es un problema serio que está viviendo el país. “Cualquier esfuerzo de unidad, desde el gobierno o desde fuera, es positivo”, afirmó. 

La opinión de Carrasquilla es que el país necesitaba pasar por un gobierno de izquierda. Aseguró que en estos dos años se ha hecho un daño “inmenso” a algunos sectores.  Añadió que se necesita dimensionar si es un daño irreversible o manejable. Para el exministro los riesgos políticos no se están incorporando en los precios de los activos en el mercado, y que se debe tener en cuenta esos componentes idiosincráticos de Colombia. 

“Si hubiéramos logrado que se eligiera una persona sensata, con capacidad de diálogo, conocimiento en varios sectores, conocimiento de los sectores políticos, su primer año de gobierno hubiera sido bastante complicado. Hubiera pasado el senador Petro, que seguramente hubiera sido presidente del senado en primer año, y eso significa ministros en el congreso respondiendo mociones de censura. En ese primer año tan importante hubiera sido muy difícil”, dijo Carrasquilla. 

En el caso de Cárdenas, la opinión es que el país está inmerso en un “ambiente adverso en que la narrativa vive cambiando”, lo que agobia y llena de pesimismo el ambiente. “Es el círculo vicioso, menos crecimiento que podría llevarnos a una crisis económica. Es una excusa para ponerle en bandeja al gobierno, al gobierno le encantan los estados de excepción. es la vía para una constituyente”, dijo.  

Cárdenas cuestionó que el presidente lleva dos años hablando del acuerdo nacional y motivó al sector privado para que sean las empresas las que impulsen ese acuerdo. 

Mauricio Cárdenas
Mauricio Cárdenas, exministro de Hacienda. Crédito: Asobancaria

La situación fiscal

El balance entre ingresos y gastos es una de las grandes preocupaciones de los exministros. Cárdenas, por ejemplo, mencionó que el país enfrenta un problema fiscal. Aseguró que mientras que el gasto del gobierno estaba alrededor del 17 por ciento del PIB al inicio de esta administración, ahora es de 5 puntos porcentuales por encima de lo que era normal. 

“Los ingresos fiscales están cayendo y el déficit fiscal va a subir. Los mercados van a chocar y los pronósticos no se van a cumplir a menos que el gobierno de Petro haga su recorte. Preparémonos para un déficit que no será 5 sino 6 por ciento del PIB. No soy optimista”, dijo. 

Ocampo sostuvo que el tema fiscal es un tema serio, pero también aseguró que no es el peor año fiscal de la historia. “A mí me tocó manejar el 2022, luego de la pandemia. Hay que hacer un ajuste fiscal, al gobierno le va a tocar un recorte significativo.  Y en materia tributaria las cifras son algo confusas”, comentó. 

Finalmente, Carrasquilla cuestionó la disponibilidad de recursos que tiene el gobierno. Agregó que falta ver lo que se presente en el Marco Fiscal de Mediano Plazo en los próximos días y qué tanto cambiará en relación con el Plan Financiero que presentó el Ministerio de Hacienda a principios de año. 

“El ritmo de utilización de la caja es de 2 billones mensuales, y si lo disponible es 7, podemos enfrentar una situación compleja más adelante. Son preguntas que espero se resuelvan en el Marco Fiscal de Mediano Plazo. El Marco Fiscal es crucial para despejar preguntas como si se va a acabar la caja en dos meses. La situación es grave, yo daría un compás de espera para que en el Marco Fiscal se contesten estas inquietudes”, dijo. 

Alberto Carrasquilla
Alberto Carrasquilla, exministro de Hacienda. Crédito: Asobancaria

 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí