¿Por qué siguen cayendo las ventas de viviendas? Esto respondió Camacol

La caída en las ventas de vivienda ya completa trece meses consecutivos.

Crédito: Colprensa

18 Agosto 2023

¿Por qué siguen cayendo las ventas de viviendas? Esto respondió Camacol

Pese a que ya están las asignaciones de Mi Casa Ya, las ventas de vivienda cayeron 54,4 por ciento en julio. ¿Qué hay detrás?

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

El panorama económico de la venta de viviendas en Colombia sigue experimentando un marcado declive, generando preocupaciones tanto en el sector de la construcción como en el Gobierno. Según los últimos datos proporcionados por la Cámara Colombiana de Construcción (Camacol), la comercialización de viviendas en el país se desplomó un 54,4 por ciento en julio del año en curso frente al mismo mes del año anterior, una tendencia negativa que ha persistido durante trece meses. 

¿Cómo le fue al sector?

En total, se comercializaron 8.571 viviendas durante el séptimo mes de este año, en contraste con las 18.819 unidades que se vendieron en el mismo mes de 2022. La caída se ha sentido de manera más intensa en el segmento de Vivienda de Interés Social (VIS), donde la disminución alcanzó un preocupante 61,6 por ciento. 

Guillermo Herrera
Guillermo Herrera, presidente de Camacol. Foto: Colprensa. 

El presidente de Camacol, Guillermo Herrera, expresó su preocupación respecto al comportamiento de este segmento de mercado. Según él, los hogares colombianos dejaron de invertir aproximadamente 14 billones de pesos en la compra de vivienda de interés social frente al año anterior y evidenciaron un comportamiento negativo en todos los indicadores de actividad del sector. 

"Es necesario recuperar la confianza en la VIS que se ha deteriorado por la percepción de los hogares", Guillermo Herrera, presidente de Camacol.

"En el periodo enero-julio las ventas de viviendas de interés social disminuyeron 55,6 por ciento y completaron 13 meses de caídas consecutivas. Es necesario recuperar la confianza en la VIS que se ha deteriorado por la percepción de los hogares frente a la vivienda popular", afirmó el ejecutivo durante el Sexto Encuentro Nacional de Ventas. 

Respecto al segmento No Vis, Herrera reconoció que "la disposición a comprar vivienda diferente a la de interés social viene creciendo desde enero de 2023 y se espera que, en la medida en que las condiciones macroeconómicas se estabilicen, este segmento retome su senda de crecimiento". 

En cuanto a los inicios de construcción, Camacol informó que hubo una caída del 37,2 por ciento en este aspecto, con 9.014 unidades que comenzaron sus obras en comparación con las 14.361 unidades iniciadas en el mismo período del año anterior. En el segmento VIS, la variación negativa fue aún más pronunciada, con una disminución del 41,8 por ciento.

En lo que respecta a los lanzamientos de nuevos proyectos, la situación es similar, con una reducción del 59,9 por ciento en comparación con el mismo mes de 2022. Esta disminución pone en alerta a la industria de la construcción, ya que podría afectar tanto a los compradores como a las constructoras en el futuro debido a la reducción de la oferta.

Free
Foto: Freepik

¿Por qué siguen cayendo las ventas a pesar de estar disponible Mi Casa ya?

Con la retoma de las asignaciones de los subsidios y la financiación del programa Mi Casa Ya, el Gobierno nacional está proyectando que el sector de vivienda pueda recuperarse paulatinamente y de hecho, la ministra de Vivienda, Territorio y Ciudad, Catalina Velasco, es consciente de la importancia de esta estrategia. 

Es por ello que, al ver que las empresas no estaban cobrando los subsidios, la jefa de la cartera hizo un llamado a través de su cuenta de X: “La reactivación económica es tarea de todos. Tenemos 22.923 subsidios de #MiCasaYa asignados, por un valor de casi 665.000 millones de pesos, que las empresas constructoras no han cobrado. Por favor, agilicen su gestión. Estos recursos impulsan sus empresas y la economía”. 

Pese a sus reclamos, la ministra hizo caso omiso sobre los tiempos y plazos que establece la norma para reclamar precisamente los beneficios.

Por eso, el presidente de Camacol explicó que este proceso de cobro tiene un plazo de hasta 12 meses según la ley y que los desembolsos no son trámites rápidos debido a los procesos involucrados. En este sentido, aún no se puede retomar completamente las dinámicas de años anteriores y esta sería una de las razones por las cuales la caída abrupta en las ventas de vivienda se mantiene. 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí