Daniel Coronell
19 Noviembre 2023 03:11 am

Daniel Coronell

PACHO, EL MALO

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Un agente del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía, CTI, presionó a compañeros suyos para que cambiaran una declaración que implicaba en actividades criminales a un directivo de la entidad. El señalado es el director del CTI en Buenaventura, Francisco Javier Martínez Ardila, un antiguo agente del desaparecido DAS conocido como Pacho. Sus presuntas actividades delincuenciales fueron descubiertas por un grupo de agentes secretos del que hacían parte informantes y miembros del propio CTI. La misión de estos hombres era infiltrar organizaciones criminales para conocer sus procedimientos y desarticularlas.

En desarrollo de la misión encubierta –y altamente peligrosa– los hombres empezaron a encontrar de manera reiterada la mención de alguien llamado “Pacho”. Aparecía como un contacto clave en operaciones de tráfico de armas y narcóticos que pasaban por el puerto sobre el Pacífico. A medida que el círculo se cerraba entendieron que “Pacho” era un hombre con poder pero la sorpresa fue mayúscula cuando uno de los informantes envió a un agente del CTI este mensaje: “No olvides que Pacho es de la empresa tuya. Es de mucho orden”. 

empresa jpg

Los investigadores judiciales descubrieron con estupor que el presunto articulador de las redes criminales era un directivo de la misma entidad para la que ellos trabajaban. 

Los agentes del CTI Pablo Andrés Bolaños Salas y Fabio de Jesús González León aseguran que narraron estos hechos en una declaración oficial y además lo pusieron en conocimiento de la vicefiscal general Martha Mancera. 

Las sorpresas empezaron pronto. Hasta Manizales, donde estaban asignados los agentes encubiertos, llegó desde Bogotá un miembro del CTI a pedirles que sacaran de su declaración las menciones sobre Francisco Javier Martínez Ardila, el mismo Pacho de Buenaventura. 

El hombre del CTI que le pide a su compañero Fabio González alterar su testimonio se llama Víctor Alfonso Forero Cortés. Es un agente muy destacado de la institución, jefe del grupo de investigación e intervención territorial de la Fiscalía Delegada para la Seguridad Ciudadana. En 2019 recibió la medalla Enrique Low Murtra que se concede a funcionarios de la Fiscalía por “actuaciones excepcionales que se destaquen más allá de lo común, como la prestación de servicios eminentes en el campo de la investigación, acciones de valor en el ejercicio de sus funciones o el desempeño sobresaliente”.

El sobresaliente agente Forero le habla a su compañero en estos términos:

–Revisando la entrevista que usted le dio a Camilo: Uno, pues yo considero y quisiéramos contar con su autorización para modificarla en el sentido de eliminar el pedazo que tiene que ver con ese muchacho –Forero se refiere a Pacho– porque pues esa investigación no tiene nada que ver con eso y no es bueno que eso ande rodando por ahí en los temas que no corresponde.

–Ya –responde González a la insólita propuesta de Forero, quien continúa: 

–Segundo, pues es delicado el tema. Yo conozco a la persona a la que se refieren  ahí. No es que sea amigo, ni mucho menos, sino que lo conozco porque yo he hecho trabajos en Buenaventura y sé que él actualmente es el coordinador de la unidad local, por lo que Omar está en Buga. Entonces pues sí ha habido siempre como, como  situaciones ahí… 
–Anómalas –trata de complementar González.
–Incómodas y rumores –matiza Forero–. Comentarios que… pues no se han logrado materializar en algo como más puntual, ya con lo que usted refiere.

–¿Usted lo conoce? –pregunta González mientras graba la propuesta indecente.

–Sí claro, a Pacho yo lo conozco –acepta Forero y calla por unos segundos–. Claro, Pacho.

–Sí, con decirle que allá le dicen “Pacho Malo”, hermano –responde González.

Cambio Colombia

 

Los agentes Pablo Bolaños y Fabio González aseguran que su desgracia empezó con la denuncia contra el poderoso jefe del CTI en Buenaventura. Según ellos, la vicefiscal Martha Mancera arrancó una persecución laboral y judicial en su contra. Fueron trasladados hacia regiones lejanas y les abrieron un proceso como presuntos autores de concierto para delinquir con fines de narcotráfico, falsedad en documento público y fraude procesal.

En cambio a Pacho nadie lo investiga, menos aún a la vicefiscal. El otro Pacho, el fiscal Francisco Barbosa, le dijo a La W que todo esto es un complot para impedir que la señora vicefiscal quede encargada del poderoso puesto cuando él termine su período.
 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO