CANTATA DI URNA
19 Junio 2022

Caminando por la décima

CANTATA DI URNA

Víctor Mallarino ha extraído lo mejor de su talento como decimero para esta edición electoral de nuestras décimas en lo que constituye un maravilloso canto coral de las urnas.

1-¡TIKTOK! ¿QUIÉN ES?

Tiene forma de persona
pero parece virtual;
como un meme digital
del orbe de silicona
que en momentos abandona 
para presentarse humano
zarandeando cada mano
histriónico y lenguaraz,
como con alguien detrás
disfrazándose de enano.

Aquel manso tiktokero,
simpático y ejemplar,
se hace humano, y en su hablar
chabacán y vocinglero,
confiesa que es marrullero.
Si alguien comete una suerte
de error o lo controvierte,
intimida y echa voces
y relincha y tira coces
y hasta amenaza de muerte.

¿De quién ha sido la idea
de este invento surrealista,
errático, populista,
que al leer tartamudea,
que mezcla ONU y OEA,
que el feminicidio excluye,
que de los debates huye,
y que de palabra y hecho,
al estado de derecho
a veces se le escabulle?

Pues es la digitocracia
que traiciona con un beso
y convierte a un tentetieso
en rey de la democracia.
Hoy, la Virgen en su gracia
nos hará ver claramente
que si se hace presidente
es posible que confirme
que sigue la mano firme
y el corazón indolente.


2- RETRATOS ELECTORALES

Me mando solo

En esta recta mortal
del insulto y el recabo
cada punto y cada octavo
de opinión es radical.
Días antes del final,
le dio porque en los peajes
motos de altos cilindrajes
se hiciera juicioso acopio.
Gustavo, por motu proprio
se resbaló en los puntajes.


Amiga de la Virgen 

Postrada está una mujer
con apellido francófono;
lleva cámara y micrófono
para hacerse oí y ver.
Pide a la Virgen, hacer
que la garrafal errata
se envuelva en hilos de plata,
y pide para su secta
el don del habla perfecta.
Y así reza. Y así empata.
 
Si en acto de contrición
puede a otro reemplazar, 
también le podría ahorrar  
la audiencia de imputación.
Y si un día, sin perdón
la parca viste su terno
y empieza su viaje eterno...
En cuadriga cual Ben-Hur,
haría su entrée Betancourt 
al círculo del infierno.


De lógica
(Modus tollendo tollens)

Tenía un programa importante
y perfil de mandatario,
pero ante propio y contrario
no supo tener talante,
y en un centro basculante,
al llegar de cada fecha,
la tarea no estaba hecha.
Así, la ecuación concuerda
y hoy es un cero a la izquierda.
Y al centro. Y a la derecha.

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO