16 Marzo 2023

Aida Merlano y Day Vásquez: con la política barranquillera en sus manos

Crédito: Fotoilustración de Yamith Mariño

Las acusaciones hechas por Day Vásquez contra Nicolás Petro se sumarán a las declaraciones que haga Aida Merlano ante la justicia sobre la casa Char en los próximos días. Las dos mujeres pueden agitar el tablero en el Atlántico lo suficiente para definir las elecciones de octubre.

Por: Redacción Cambio

El mismo día que Aida Merlano llegó deportada desde Venezuela con la promesa de contar todo lo que sabe sobre la posible participación de la familia Char en entramados de corrupción, Day Vásquez publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que anticipó que vendrán más revelaciones en contra de Nicolás Petro. “Pero hay más”, escribió Vásquez respondiendo a un tuit del periodista Jorge Cura.

Las advertencias de Merlano y Vásquez tienen a los partidos y movimientos esperando las consecuencias jurídicas y políticas que tengan los dos ventiladores que estas mujeres decidieron prender. Se avecina una cascada de revelaciones que trastocarán lo personal y lo público y definirán la campaña en el Atlántico y Barranquilla.

En el primer caso que llevó la Corte Suprema en su contra, Aida Merlano fue condenada a 11 años de prisión por corrupción al sufragante, concierto para delinquir y porte ilegal de armas de fuego. Ese proceso reveló la magnitud de la sofisticada red de compra de votos que montaron varias familias tradicionales en el Atlántico, como los Gerlein y los Char. Sin embargo, ese proceso judicial no tuvo el mismo impacto que las declaraciones que dio Merlano ante el mismo tribunal desde Venezuela, en enero de 2022.

Aunque Merlano dejó ver la profunda corrupción política en Atlántico, lo que primó mediáticamente fue el romance que sostuvo con Alejando Char. La excongresista contó con detalles y pruebas de esa relación sentimental que sostuvo con el exalcalde, hoy el más opcionado para aspirar a la Alcaldía de Barranquilla en representación de su familia.

La revelación de ese vínculo amoroso en plena campaña presidencial y el posterior revuelo mediático obligó a Alejandro a reconocer la relación que tuvo con Aida Merlano, episodio que calificó como un “error”. Esto ocurrió después de haberlo negado reiteradamente ante la Corte Suprema, como lo contó la misma Merlano a CAMBIO en febrero del año pasado.

"Así me lo dijo literal el magistrado: “Mire, doctora Aida, es que toda la gente que fue entrevistada, afirmó que todo era producto de su imaginación”. Entonces me vi en la tarea de pedir un aplazamiento de la audiencia para tener el tiempo de recoger todas esas pruebas y entregarlas. Y fue cuando saqué las pruebas de una relación sentimental que yo tenía con Alejandro, con el sentido de explicar por qué  terminé metida en este entramado de corrupción. Lo hice para dar contexto, no para que el pueblo colombiano se enterara de algo que a mí como mujer no me conviene que salga a la luz pública", dijo Aida Merlano.

A pesar de que Char negó estar involucrado en la estructura de compra votos, su vínculo sentimental comprobado con Merlano hizo que su precandidatura presidencial naufragara por el escándalo. Las conexiones personales de Alejandro con Aida Merlano le dieron más credibilidad a las declaraciones de la excongresista, que también incriminaron a Arturo Char, expresidente del Congreso que renunció a su curul en febrero pasado para enfrentar el proceso judicial.

Una fuente conocedora de la política local en Barranquilla le dijo a CAMBIO que la sombra de Aida Merlano es lo que ha tenido “frenada” la candidatura de Alejandro Char a la alcaldía. “Los Char saben desde la campaña presidencial que lo que vaya a contar Aida Merlano puede sacar de la carrera a Alejandro como pasó el año anterior”, dijo la fuente. Por ello, hasta el momento la campaña a la alcaldía del exalcalde ha tenido expresiones tímidas a pesar de que solo faltan ocho meses para la contienda. 

La compleja situación para el clan por el regreso de Aida Merlano también habría motivado el acuerdo de no agresión con el Pacto Histórico que se ha venido gestando desde comienzos de 2023. Como lo registró CAMBIO en febrero pasado, el objetivo de un sector del petrismo es permitir que la familia Char tenga el camino despejado para la alcaldía de Barranquilla a cambio de quedarse con la gobernación. Sin embargo, por las revelaciones de Day Vásquez esa opción parece ser aún más difícil.

Dentro del Pacto Histórico hay varios líderes y militantes que creen que Vásquez fue alentada por los Char para debilitar la precandidatura de Máximo Noriega, cercano a Nicolás Petro. El acceso a información privilegiada de Vásquez producto de su relación sentimental con el diputado ha soportado sus denuncias, pero también la convirtieron en blanco de señalamientos de quienes creen que se trata de una revancha personal capitalizada por la casa Char. Las suspicacias se han alimentado del pasado de Day Vásquez como funcionaria de la alcaldía de Elsa Noguera, hoy gobernadora y cercana a la casa Char. Noguera es madrina de bautizo del hijo que tuvo Day con Pedro Name, primo del senador del Partido de la U, José David Name.

“Hay un plan siniestro y cruel, digo yo, de utilizar el dolor de una separación, el dolor de alguien, para golpearnos políticamente. Es un plan perverso de las precandidaturas charistas que quieren desmontar la del Pacto Histórico”, dijo Máximo Noriega, precandidato a la gobernación del Atlántico y salpicado por las acusaciones de Day Vásquez.

Además de las dudas sembradas sobre Day Vásquez también recaen sobre Alfredo Varela, el otro precandidato del Pacto Histórico a la gobernación. Varela fue concejal de Barranquilla y militó en Cambio Radical pero renunció para lanzarse a la Gobernación del Atlántico en 2015. Justamente, en esa campaña se vio envuelto en una polémica cuando Aida Merlano le dio su apoyo públicamente y también a Alejandro Char para la alcaldía.  Varela tiene el aval de Fuerza de la Paz, el partido de Roy Barreras así como el apoyo de Agmeth Escaf, su compadre.

La desconfianza ha radicalizado a buena parte del sector del petrismo que apoyan a Noriega. La Unión Patriótica, la Colombia Humana, el Mais y el Polo Democrático siguen impulsando la campaña de Máximo hasta tanto no hayan más revelaciones de Vásquez o decisiones judiciales que hagan inviable su aspiración.