10 Septiembre 2022

Exclusiva: Habla Aida Victoria Merlano

La hija de 23 años de la exsenadora Aida Merlano fue condenada por la fuga de su madre. Esta semana conocerá su sentencia que podría llegar a 17 años de prisión. CAMBIO habló con ella de sus argumentos y sus sentimientos.

Un juez estableció que es culpable de favorecimiento de fuga y uso de menores para la comisión de delitos. La responsabilizan del cinematográfico escape de su mamá, que se descolgó por una cuerda desde un tercer piso donde era atendida por un dentista, para subirse fracturada a una moto que, según la exsenadora, la llevó de la prisión al secuestro. Aida Merlano madre asegura que los Char, los billonarios políticos y empresarios barranquilleros, son los autores y financiadores de la fuga. Sin embargo, ellos no fueron investigados, la justicia tampoco encontró responsabilidad en los guardianes del INPEC que la custodiaban, solo en un capitán, también fue absuelto el odontólogo desde cuyo consultorio se escapó. La gran condenada es Aida Victoria Merlano que en el momento de los hechos tenía 19 años.

La sentenciarán, además, por inducir al delito a su hermano menor que para la época tenía 17 años y 11 meses de edad. Aida Victoria argumenta que no hay ninguna prueba de su participación en esos hechos, dice que cumplirá con lo que disponga el juez pero que apelará su condena y asegura que ha sido blanco de quienes quieren vengarse de su madre.

Llora durante la conversación con CAMBIO pero también se muestra serena. Dice que está estudiando si es posible hacer un podcast desde la cárcel. Afirma que cada desgracia trae una oportunidad. Los hechos parecen darle la razón en esto. El escándalo por la fuga de su mamá la transformó. Pasó de ser una joven desconocida a una de las mayores influencers de Colombia. Tiene 3.5 millones de seguidores en Instagram y más de un millón en TikTok. 

Ha sabido convertir su popularidad en ingresos. CAMBIO conoció documentos que acreditan las considerables sumas que recibe por hacer publicidad a varias empresas y también los pagos que ella efectúa a la administración de impuestos. En el negocio de la publicidad por redes sociales un influenciador recibe entre el 20 y el 30 por ciento de los ingresos incrementales que su actividad le genera al anunciador. Doce personas trabajan para la empresa de Aida Victoria y aunque dice que no se encarga del día a día financiero todo el tiempo está pensando en nuevas líneas de negocio, al punto que ya tiene una idea para lanzar desde la cárcel si fracasa en su propósito de esperar en libertad el resultado de la apelación.

Como si algo faltara, la Fiscalía pedirá en un nuevo expediente que condenen a Aida Victoria Merlano por enriquecimiento ilícito. El ente acusador asegura que recibió bienes de su madre que hoy están en proceso de extinción de dominio. Sobre esto la exsenadora dice que su declaración de renta prueba que tenía esos bienes antes de ser congresista y que cuando empezó su proceso judicial constituyó una sociedad para transferir la mayor parte de esas propiedades a Aida Victoria y a su otro hijo, con permiso de la Corte Suprema de Justicia. El proceso de extinción de dominio empezó casi tres meses después.

Aida Victoria, cuya vida podría derrumbarse en unas horas, no culpa a su mamá de quien habla con gratitud y admiración. Tampoco se siente amenazada por los enemigos de la exsenadora y dice que no espera que les pase nada. Suspira, piensa, habla articuladamente y se muestra esperanzada en el futuro. 

La entrevista escrita sería suficientemente interesante pero es mucho mejor en video. Su lenguaje gestual, sus silencios, miradas y sollozos  hacen necesario verla. Algunas veces el texto se queda corto para retratar cabalmente el estado de ánimo de un personaje. Esta es una de esas ocasiones. Los invitamos a ver estos 50 minutos con Aida Victoria Merlano.