19 Octubre 2022

Aprobado presupuesto 2023: ¿Qué cambió en comparación con el último cálculo del gobierno de Iván Duque?

Senadores y representantes aprobaron el proyecto de ley que contempla un presupuesto de 405,6 billones de pesos para 2023, 50 billones más que el cálculo que se autorizó en el último año del gobierno de Duque.

Bastaron diez horas de debate en la Cámara de Representantes para darle visto bueno al Presupuesto General de la Nación propuesto por el Ministerio de Hacienda, y dar por terminado su trámite en el Congreso. Como la plenaria del Senado también avaló el proyecto sin cambios, no será necesaria una conciliación.

El ministro José Antonio Ocampo destacó el “significativo aumento” de los recursos para el próximo año, especialmente para programas sociales con enfoque de paz, reforma agraria y educación.

El proyecto fue avalado en el Senado con 77 votos a favor y 8 en contra, y 144 votos a favor y 13 en contra en la Cámara de Representantes

¿Qué cambió en el presupuesto 2023 en comparación con el de 2022?

Para 2023 se aprobó un monto de 253,4 billones de pesos para el funcionamiento del Estado, el año pasado se estimó un total de 209 billones.

En cuanto a inversión pública, el presupuesto subió en 9,6 billones: pasó de 69,6 billones en 2022 a 74,2 billones para 2023. Sobre los recursos para cubrir el servicio de deuda se aumentó un 8,1 por ciento el cálculo: fue de 71,7 billones el año pasado y ahora será de 78 billones (24 para deuda externa y 54 para la interna).

Presupuesto 2023 versus 2022 por sectores:

• Educación: 54,8 billones de pesos (49,5 billones para 2022).
• Salud: 50,7 billones de pesos (41,9 billones para 2022).
• Hacienda: 49,2 billones de pesos (24,3 billones para 2022).
• Defensa: 46,6 billones de pesos (42,6 billones para 2022).

• Trabajo: 37,9 billones de pesos (34,7 billones para 2022).
• Transporte: 14,8 billones de pesos (13,6 billones para 2022).
• Vivienda: 6,4 billones de pesos (5,4 billones para 2022).
• Minas y Energía: 7,6 billones de pesos (5,7 billones para 2022).
• Agricultura: 4,1 billones de pesos (2,5 billones para 2022).

El cambio más significativo se lee en los recursos que se asignaron para el Ministerio de Hacienda, un aumento de 24,9 billones de pesos que estarían destinados a programas sociales y el plan de choque contra la inflación mundial y la recesión económica.

La reducción presupuestal está en el Ministerio de Defensa, que recibe 4 billones de pesos menos para las fuerzas militares.

Para las regiones se destinarán 69,6 billones de pesos el próximo año. Los departamentos de la Amazonia recibieron el mayor aumento de presupuesto: Vaupés pasó de 90.000 millones de pesos a 189.000, un aumento de 108 por ciento; a Amazonas le fue asignado un incremento de 93 por ciento (de 172.000 millones a 332 millones) y a Guaviare de 70,4 por ciento (de 172.000 a 293.000).

Antioquia es el departamento con más presupuesto para 2023, con 6,15 billones se espera darles vía a proyectos de infraestructura e inclusión social; le sigue Bogotá con 5,05 billones que se irán en su mayoría para programas sociales; Valle del Cauca, con 3,46 billones, y Cundinamarca, con 2,72 billones de pesos, siguen en la lista.

Además, el Congreso aprobó que 500.000 millones de pesos se destinen para la atención de desastres naturales por la ola invernal y 300.000 millones de pesos para solventar las dificultades fiscales de los principales sistemas de transporte público del país.

¿Qué dijeron los congresistas?

Si bien la mayoría le dio su voto de confianza al proyecto presupuestal con sus ajustes y distribución como estaban inicialmente, algunos de ellos, como la senadora Carolina Espitia del Partido Verde, criticaron la “altísima centralización de recursos” en el planteamiento del Ministerio de Hacienda.

Desde la oposición, la senadora Paloma Valencia, del Centro Democrático, calificó como una “verdadera aplanadora” el trámite en el Congreso. La legisladora cuestionó que el proyecto de ley se aprobara sin que el ministro Ocampo diera explicaciones sobre la presunta concentración de recursos en el Ministerio de Hacienda y la reducción en el presupuesto para la fuerza pública.