7 Julio 2022

Dólar alto: ¿Culpa de Duque y Petro?

Crédito: Yamith Mariño

Dicen en la calle que la subida tan rápida del dólar es culpa de Duque, pero otros dicen que es culpa de Petro ¿Quién tiene la razón?

El precio del dólar en Colombia ya se cotiza cerca de los 4.400 pesos, el valor máximo que alcanzó este jueves, en una tendencia alcista que lleva tres días consecutivos. En las calles el debate es si la culpa es de Petro o de Duque. La respuesta es que la culpa no es ni de uno ni de otro, ni de nadie en particular. En realidad, son muchos los factores que explican la subida del dólar.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el dólar es un activo refugio. Cada vez que pasa algo en el mundo, la gente tiende a comprar dólares para sentirse a salvo. En el caso de Colombia, la incertidumbre por la economía mundial y los anuncios de las calificadoras de riesgo hacen que los colombianos salgan a comprar dólares. Lo que sucede es que dólares no hay para todos. Ante la escasez, el precio tiende a subir.

Pero no es tan simple. El precio del dólar depende de muchos factores, entre ellos el precio del petróleo, las expectativas de los economistas y sus preocupaciones sobre el futuro económico del mundo, y las tasas de interés de Estados Unidos.

El precio del petróleo

El petróleo es el principal producto de exportación del país. Cuanto más caro sea el petróleo, más dólares recibe Colombia por barril. Desde abril, el precio del petróleo ha descendido de 120 dólares por barril a un promedio de 100 dólares por barril en la última semana, lo cual hace que Colombia reciba menos dólares en un momento en que los necesita mucho: para pagar sus importaciones, que están más caras, pagar parte de la deuda pública, que se paga en dólares, y cambiarle pesos por dólares a los inversionistas que salen del país para buscar mejores retornos en Estados Unidos.

 

Lo que sucede dentro del país también afecta, más cuando hay una sensibilidad especial por la posibilidad de una recesión mundial. Anuncios del nuevo gobierno como la eliminación del fracking como método de explotación petrolera, o en su momento los de Iván Duque acerca de aumentar el gasto público, sin tener fuentes permanentes para sostener ese nivel de gasto, tienen un efecto negativo sobre el precio del dólar porque arrojan dudas sobre la capacidad del gobierno para cumplir con sus obligaciones, lo cual hace que ciertos inversionistas prefieran retirar sus dólares de Colombia de una vez.

Las expectativas acerca de una recesión global

Estados Unidos y China son las dos más grandes economías del mundo, y cuando ambas están mal, todo el mundo está mal. Estados Unidos vive la inflación más alta en 20 años. Para frenarla, la Reserva Federal ha aumentado las tasas de interés y recortado la liquidez. Eso puede resultar efectivo para frenar la inflación, pero perjudicial para la economía, tanto que los expertos han vaticinado una recesión que puede producir un efecto dominó en muchas otros países. China, por su parte, ha tenido confinamientos muy largos por covid-19, lo cual ha hecho que haya menos productividad y menos consumo. No es un asunto menor, pues China es el principal exportador del mundo y el segundo mayor importador de productos del planeta. La desaceleración de Estados Unidos y China genera temor en los inversionistas, que acuden a comprar más dólares como refugio.

 

Las tasas de interés de la Reserva Federal

Como respuesta a la inflación, la Reserva Federal ha subido las tasas de interés, utilizando el mismo mecanismo que el Banco de la República en Colombia, y eso desacelera la economía, porque se consume menos. Las tasas de interés de la Reserva Federal hacen más atractivos los bonos de Estados Unidos. Así, los inversionistas prefieren salir de países con mayor riesgo, como los países latinoamericanos, entre ellos Colombia, e invertir más en Estados Unidos, donde les pagan más intereses. 

Por todos estos factores, que dependen los unos de los otros, es que el precio del dólar se dispara. En últimas, todo el mundo quiere dólares y eso hace que el dólar tienda a estar más caro.