23 Junio 2022

Los sectores económicos más beneficiados sobre el impuesto de renta

Crédito: Yamith Mariño

Durante 2021 el gasto tributario del país fue de 92 billones de pesos. De estos, 23 billones de pesos fueron consecuencia de los beneficios alrededor del impuesto sobre la renta. ¿Quiénes fueron los más favorecidos?

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) calculó que en 2021 el gasto del país por beneficios del impuesto sobre la renta aumentó en todos sus rubros: rentas exentas, descuentos tributarios, deducción por inversión en activos fijos y tarifas reducidas como consecuencia del mayor crecimiento económico. En total, estos descuentos costaron 23 billones de pesos.

Pero, en especial, destacó el crecimiento de la deducción en activos fijos y los descuentos tributarios, que fueron incluso más altos que en 2019 por el ritmo económico y una mayor formación bruta de capital en el sector privado.

La deducción del IVA a la compra en activos fijos de las empresas con cargo al impuesto de renta fue uno de los beneficios creados en la reforma tributaria de 2018, y que se mantuvo en las reformas siguientes del gobierno de Iván Duque, como un estímulo a la inversión y renovación de capital de las empresas lo que llevaría a un mayor crecimiento económico. 

Este beneficio costó 1,2 billones de pesos. Las deducciones solicitadas ascendieron a 3,8 billones de pesos durante 2021 y se otorgaron a 21 empresas con contratos de estabilidad jurídica con la nación e inversiones calculadas en 10,8 billones de pesos en este tipo de activos. 

Más de la mitad de este beneficio tributario lo recibieron empresas de dos subsectores económicos: suministro de gas, electricidad, vapor y aire acondicionado, que solicitaron deducciones por 1,6 billones de pesos, e información y telecomunicaciones, que solicitaron el beneficio por un billón de pesos.

Dado que con base en el valor de la deducción solicitada la Dian puede calcular cuánto le cuesta al país entregar dicho beneficio, en esta oportunidad las deducciones para el subsector de gas, electricidad, vapor y aire acondicionado costaron 615.000 millones de pesos, mientras el costo fiscal de las deducciones en información y telecomunicaciones costaron 325.000 millones de pesos.

Las actividades financieras y de seguros recibieron deducciones que costaron 215.000 millones de pesos y el costo de la deducción solicitada por empresas del subsector manufacturas alcanzó los 23.000 millones de pesos. 

Rentas exentas

Las empresas de suministro de gas, electricidad, vapor y aire acondicionado también estuvieron en el top 3 de las actividades económicas más beneficiadas por las rentas exentas, aunque esta vez ocuparon el segundo lugar, pues el subsector líder fue actividades financieras y seguros. 

La Dian explicó que “en el año gravable 2021, las rentas exentas solicitadas por las personas jurídicas declarantes del impuesto de renta ascendieron a 21,4 billones de pesos (1,8 por ciento del PIB), con un costo fiscal de 6,7 billones de pesos (0,6 por ciento del PIB)”.

Actividades financieras y de seguros, líder de la tabla, solicitó rentas exentas por un total de 6,99 billones de pesos, y las empresas de suministro de gas, electricidad, vapor y aire acondicionado hicieron lo mismo por 4,8 billones de pesos. 

Solo estos dos subsectores explicaron un poco más de las rentas exentas solicitadas por las empresas y se ubicaron lejos del tercer subsector: construcción que solicitó el beneficio por 1,7 billones de pesos. 

Y en el régimen especial, los dos subsectores con mayor valor de rentas exentas son educación, con 1,1 billones de pesos, y actividades de atención de la salud humana y de asistencia social, con 935.000 millones de pesos.

Por otro lado, la Dian señaló que “las empresas calificadas como grandes contribuyentes registraron rentas exentas por $ billones en el año gravable 2021, representando el 83,1 por ciento del total reportado por las personas jurídicas”. 

De dicho monto, las empresas del subsector actividades financieras y de seguros fueron las más beneficiadas de este mecanismo en el sector privado, con 4,8 billones de pesos, mientras en el sector público/mixto fue, de nuevo, el subsector suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado, también con 4,8 billones de pesos.