12 Julio 2022

Si se remunerara, el trabajo de cuidado sería la actividad económica más grande del país

Crédito: Yamith Mariño

El tiempo de cuidado, que se ejerce generalmente en la casa o en la de un familiar o vecino, es desarrollado en su mayoría por mujeres, y su aporte a la economía es equivalente a lo que el Estado gasta en administración, educación, defensa y salud.

Según los cálculos que realiza el Dane cuada cuatro años, en 2021 las "cuentas tiempo de cuidado no remunerado" ascendieron en 2021 a 230 billones de pesos. Si se remuneraran, dichas actividades serían el sector más grande de la economía, con una participación del 19,6 por ciento del PIB.

Las mujeres –independientemente del nivel de ingreso y de educación– son responsables por el 75,9 por ciento del tiempo de cuidado no remunerado, que generalmente se ejerce en la casa o en la de algún familiar o vecino. Si recibieran dinero por estas actividades, esa remuneración sumaría 174,8 billones de pesos. Esto es casi equivalente al gasto público de 2021 en administración pública, defensa, salud y educación, que costó 177 billones de pesos.

El 78 por ciento de las mujeres con educación básica primaria y básica secundaria o media realizan actividades de cuidado no remunerado. Entre las mujeres con educación superior, el porcentaje no baja mucho: es de 75,3 por ciento.

De acuerdo con el informe del Dane, al evaluar los tipos de las familias, las mujeres terminan aportando el mismo tiempo de cuidado tengan o no hijos, cuando se trata de hogares nucleares. Es decir, si están casadas, aunque no tengan hijos, asumen una mayor carga de cuidados. 

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, destacó que en los hogares con solo el papá, ellos aportan 29,1 por ciento del tiempo de cuidado. Si el hogar cuenta solo con la mamá, ellas aportan 88,5 por ciento de este tiempo. 

Este tipo de proporciones entre hombres y mujeres se repite en casi todas las actividades de tiempo de cuidado. Con excepción del tiempo dedicado a voluntariado, en el que las mujeres solo duplican a los hombres, en todas las actividades el aporte económico de las mujeres multiplica al de los hombres. 

Por ejemplo, en el suministro de alimentos, que aporta 54,7 billones de pesos, las mujeres son responsables de 47 billones de pesos. Y en limpieza y mantenimiento, la segunda actividad de mayor peso, las mujeres son responsables de 34,8 billones de pesos de los 47 billones de pesos que genera esta actividad.