29 Septiembre 2022

Más de 300 frascos de ketamina viajaban escondidos en el techo de un bus

El poderoso estimulante se usa para fabricar drogas sintéticas como el 2CB.

La compra de más de 300 frascos de ketamina en una tienda para animales en Quito, Ecuador, llamó la atención de las autoridades locales. Más, cuando se dieron cuenta de que el destino final del cargamento era Colombia.

La ketamina es un sedante que se utiliza para tratamientos en semovientes de gran tamaño. Es tan potente, que puede anestesiar animales de más de 400 kilos de peso. En humanos, mal suministrado, puede afectar el sistema nervioso y llevar incluso a la muerte.

La ketamina en Colombia es utilizada para la producción de sustancias psicoactivas sintéticas como el 2CB y el tusi.

Emitida la alerta temprana desde Ecuador, la Policía Antinarcóticos en Colombia desplegó un plan especial en la frontera para detectar la carga.

droga

Los uniformados colombianos iniciaron las pesquisas, requisando vehículos e interrogando a los conductores. Luego de varias horas de trabajo, se enteraron de que probablemente el cargamento ya había llegado a Bogotá la noche del miércoles 28 de agosto, en un bus de servicio público que había alcanzado a cruzar la frontera antes de que iniciara la búsqueda.

Localizado el bus, comenzó la exploración. Parecía tarde ya, pues ya no había equipaje, pero el nerviosismo de uno de los ayudantes animó a los inspectores a seguir escarbando. 

Finalmente, uno de los tornillos que sostiene la cubierta que protege el techo del bus causó curiosidad en uno de los investigadores. El tornillo estaba suelto. Detrás de la cubierta, protegida por cajas, estaban los 324 frascos de ketamina.

En el lugar fueron capturadas dos personas que llegaron a reclamar la encomienda y que, al parecer, hacen parte de la organización que comercializa el estimulante en varias zonas de Bogotá.