12 Mayo 2022

En tres meses deberá salir todo el ganado de los Parques Nacionales

Crédito: Colprensa

Una drástica medida del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) obliga a todos los ganaderos que hoy ocupan alguna porción de las áreas protegidas a sacar sus reses de allí. La medida, celebrada por los ambientalistas, busca frenar la deforestación y la ganadería extensiva en las zonas de conservación ecológica.

Por: Santiago Luque Pérez

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) tomó el pasado 2 de mayo una decisión que los ambientalistas llevaban esperando desde hace varios años: la cancelación de los registros sanitarios de predios en áreas protegidas. Esto, en términos sencillos, significa que todo el ganado debe salir de ahí.

“Desde hace un par de años se vienen adelantando medidas concretas. Ya se había limitado el ingreso de bovinos en 13 veredas. Ahora, con el propósito de tener un mayor impacto, se aumentaron estas medidas para promover la salida de los animales, como está ocurriendo”, aseguró Juan Fernando Roa, gerente general (e) del ICA. 

A partir de la firma de la resolución, hay un plazo de 90 días para que todos los animales salgan. Algunas reses irán a los mataderos, para la comercialización de la carne; otras, a fincas por fuera de las áreas protegidas, para que continúen con el ciclo de reproducción

La resolución contempla medidas más laxas con algunos campesinos: “Se exceptúa de esta medida a la población campesina en condición de vulnerabilidad que tengan acuerdos vigentes celebrados con las autoridades ambientales en aplicación”. Para Emilio Rodríguez, quien fue subdirector de Parques Nacionales Naturales y hoy trabaja en la Fundación Conservación y Desarrollo Sostenible, esto es importante porque les ayuda a los campesinos a buscar soluciones con el acompañamiento de la institución. “No se trata solo de decir que va a entrar la fuerza pública y ya; no hay mejor salida que el diálogo”, afirma.

El presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafaurie, también estuvo de acuerdo con la decisión de sacar a los ganaderos de las áreas protegidas. "No los representamos y, por el contrario, rechazamos este tipo de prácticas”

La ganadería extensiva es solo uno de los males que aquejan a los Parques Nacionales. Aun si la medida es exitosa, el Estado tendrá que seguir sorteando problemas como la deforestación por parte de grupos armados ilegales que buscan sembrar cultivos ilícitos, el acaparamiento de tierras y la construcción de vías ilegales, entre otros.

Para el ambientalista Emilio Rodríguez, el siguiente paso que deberá tomar el país será revisar el modelo de gestión de los Parques Nacionales, con el objetivo de que las decisiones de planeación, actividades e inversión con respecto a la defensa de estas áreas sea más abierta a la participación de la gente. "Si tomas decisiones con la gente, tienes muchos socios para que hagan de guardaparques", afirmó.

Ya hay una propuesta Conpes de áreas protegidas, presentada a finales del año pasado, que podrá cambiar este modelo de gestión. Sin embargo, será el próximo gobierno el que decida si lo saca adelante o no.