6 Julio 2022

El asesino de Adriana Pinzón negoció su responsabilidad en el crimen

Jhonata Torres, capturado por el crimen de Adriana Pinzón.

Crédito: Suministrada por Fiscalía

Gracias a un preacuerdo con la Fiscalía, Jhonatan Torres podría ser condenado a 28 años de prisión –una reducción del 40 por ciento– y pedir libertad condicional cuando cumpla las tres quintas partes de la pena.

En menos de un mes de investigación, la Fiscalía logró que Jhonatan Torres confesara haber asesinado a la psicóloga Adriana Pinzón, cuyos restos fueron hallados en 4 bolsas plásticas industriales el pasado 23 de junio, 16 días después de que hubiera desaparecido en Zipaquirá.


Mediante un preacuerdo, Torres aceptó su responsabilidad en los delitos de homicidio agravado y desaparición forzada. A cambio, el ente acusador le fijó la pena en 28 años de prisión y una multa de 600 SMMV. Torres podría solicitar su libertad, como cualquier otro condenado, cuando cumpla las 3/5 partes de su condena, es decir, después de pasar cerca de 16 años tras las rejas. Esto sin descontar los días que logre redimir por trabajo o buena conducta.


Son varias pruebas en poder de los fiscales que hacen que la responsabilidad de Torres sea casi irrebatible. Un video en el que se le ve entrar al apartamento de la psicóloga y luego salir de él con una pesada bolsa negra; manchas de sangre, cuchillos y versiones encontradas hacen parte del arsenal probatorio en su contra.

 

“Inicialmente, los videos de las cámaras de seguridad del conjunto residencial donde vivía Adriana Pinzón mostraron que Torres Campos ingresó al apartamento ese 7 de junio pasado el mediodía. Entre la tarde y noche salió en dos oportunidades con el carro de su cuñada. Primero, con un morral negro; luego, con bolsas plásticas que cargaba con dificultad y dejó en el baúl del vehículo”, indicó la Fiscalía a través de un comunicado de prensa.


Sobre el tema, el ente acusador explicó que un testigo les contó a los fiscales que Torres le dio a guardar un maletín que tenía cuchillos con manchas de sangre, fotografías y documentos de la psicóloga como la licencia de conducción.


Por eso, varias semanas después de su detención y de haber negado el crimen, cambió de opinión y aceptó colaborar con la justicia a cambio de una importante rebaja de pena. Según fuentes del proceso, el descuento que le hizo la Fiscalía por haber aceptado su responsabilidad fue del 40 por ciento.


Las fuentes aseguran que el procesado está pidiendo un interrogatorio al ente acusador porque quiere contar por qué mató a Pinzón, cómo planeó el crimen y, sobre todo –según versiones que han surgido en las últimas semanas– los nombres de otras personas presuntamente involucradas. Para este último punto, teniendo en cuenta que el procesado ha cambiado de versión en varias oportunidades, deberá presentar pruebas sólidas para señalar a otras personas.


Al parecer, lo que se ha identificado en la investigación es que Jhonatan Torres cometió el crimen por un móvil económico, pues tendría afán de cubrir varias deudas.


En todo caso, por ahora la Fiscalía radicó el acta de preacuerdo. El centro de servicios deberá designar a un juez que decida si avala o no los términos del documento. Si el juez avala el preacuerdo y no ocurre lo mismo que  en el caso de Jhonier Leal, quien después de aceptar el homicidio de su hermano, el estilista Mauricio Leal, y de su madre, se retractó y prefirió ir a juicio, la condena contra Torres se conocería en un mes.