8 Agosto 2022

Férrea defensa a los militares y críticas a la "paz total" destacan en el discurso de oposición a Petro

Maria Fernanda Cabal y Paloma Valencia

Crédito: Yamith Mariño

El Centro Democrático, principal partido de oposición al gobierno de Gustavo Petro, cuestionó propuestas como la reforma tributaria, la reforma a la salud y la separación de la Policía Nacional del Ministerio de Defensa. También fue crítico del informe de la Comisión de la Verdad y de la política antidrogas del mandatario.

La intervención del partido opositor la inició la senadora Paloma Valencia, en representación del líder natural de la colectividad, el expresidente Álvaro Uribe Vélez. La senadora leyó un listado de “ideas básicas” sobre las líneas rojas con el gobierno de Petro: la defensa del actuar de las fuerzas militares, la defensa de la propiedad privada, la defensa de los empresarios y el relato sobre el conflicto armado.

Acto seguido habló la senadora María Fernanda Cabal, quien se ha perfilado como la principal vocera de la oposición al gobierno Petro. La congresista centró sus críticas a la propuesta de “paz total” y cuestionó que se hable de dar beneficios a grupos criminales, mientras se “iguala a los peores criminales con los soldados de la patria”.

“Sí hay héroes en Colombia”, repitió Cabal en varios momentos de su discurso, en clara referencia a las declaraciones del ministro de Defensa Iván Velásquez, quien en entrevista con CAMBIO aseguró que desde su cartera se buscaría cambiar el mensaje institucional dentro de la fuerza pública. 

La congresista también cuestionó la propuesta de sacar a la Policía Nacional del Ministerio de Defensa. “¿Qué pretenden con el traslado de la Policía a otro ministerio?, ¿acaso defender el crimen?, ¿acaso limitar la inteligencia y acabar con sus funciones de policía judicial?, ¿convertirla en un cuerpo civil desarmado? La sociedad que no honra a sus héroes se quedará sin ellos”, puntualizó.

En su intervención, Cabal, de manera irónica, se refirió al caso del general Jesús Armando Arias Cabrales, condenado por desaparición forzada durante los hechos ocurrido el 6 de noviembre de 1985 en la toma del Palacio de Justicia perpetrada por el M-19. Dijo que era incomprensible que mientras el exmilitar está preso, “un miembro del grupo atacante llega a la Presidencia de la República por el designio incomprensible de la democracia”.

“Nos opondremos con determinación a que sigan golpeando los cimientos de la justicia. Ya lo quemaron una vez, no permitiremos que lo derriben. Porque si cae la justicia, cae la democracia”, manifestó Cabal, quien rechazó que se siga alimentando el discurso de que hay enemigos de la paz.

De hecho, la senadora vallecaucana se refirió a la propuesta de “paz total” de Petro e insistió en que  mientras no haya una victoria contra el narcotráfico no se logrará. Cabal aseguró que el presidente Petro “se está engañando” si cree que puede dialogar con los distintos grupos criminales como el ELN, las disidencias de las Farc o el Clan del Golfo. Cuestionó también la negativa del nuevo gobierno de fumigar cultivos ilícitos con glifosato.

Otro de los objetivos de Cabal en su discurso fue el informe final de la Comisión de la Verdad, que, en palabras de la senadora, sirvió como “plataforma ideológica del nuevo gobierno”. Cabal se mostró en desacuerdo en que los hallazgos del informe se enseñen en los colegios de Colombia, como lo sugirió el ministro de Educación Alejandro Gaviria, y dijo que rechazarán el “adoctrinamiento político”.

Después de la intervención de Cabal subió al atril la senadora Paola Holguín, quien concentró su discurso en la idea de "paz total" del nuevo presidente. Según ella, en el partido están preocupados por los “modelos que lleven a la anarquía”. 

Holguín calificó los procesos de desmovilización y desarme de los grupos armados ilegales como “una puerta giratoria” en la que el Estado es el que se somete ante los criminales. “No pagan por sus fechorías, revictimizan a los ciudadanos y terminan nuevamente delinquiendo. La impunidad siempre termina dando mal ejemplo y generando nuevas violencias”.

La senadora continuó con el tema del narcotráfico y, como Cabal, insistió en que la única forma en la que se puede conseguir la “paz total” es a través del combate frontal. Insistió también en que no se debe “cambiar el modelo económico” y que se debe promover un “capitalismo consciente”.

Holguín recalcó que el gobierno Petro debe dar garantías a los empresarios en seguridad física y jurídica y añadió que el nuevo gobierno debe dar claridad en las reglas de juego, en clara referencia a la reforma tributaria que ha priorizado el gobierno Petro en su gobierno: “Una tasa impositiva justa y estímulo a la productividad”.

Holguín le dio paso a la senadora Paloma Valencia, que concentró su discurso en las preocupaciones que tiene el Centro Democrático frente a las banderas del nuevo gobierno como la reforma tributaria, la transición energética o la reforma a la salud. “No queremos ser una oposición como la que sufrimos, apostando al fracaso del gobierno que llega”, manifestó la senadora.

Valencia fue insistente en el tema de la reforma tributaria y pidió al gobierno que sean “precavidos”.  “Los subsidios que no están acompañados de planes económicos son un engaño”, aseguró la senadora, que advirtió que estas políticas “deben ser temporales mientras logramos la inclusión en la economía de todos los ciudadanos”.

La transición energética fue otro de los puntos clave de la intervención de Valencia. La senadora, quien ha sido una fuerte opositora a la firma del Acuerdo de Escazú, manifestó que el país debe velar por la defensa del medioambiente “sin afectar su soberanía”, también manifestó que “sería un error” frenar el sector minero energético.  “En nada cumple con ese propósito de combatir el calentamiento global”, aseguró.

La reforma a la Salud, que liderará la ministra Carolina Corcho, fue también objeto de críticas por parte de la senadora uribista. Aseguró que el sistema colombiano “es uno de los mejores del mundo”. 
“Las cosas que no marchan bien no pueden ser justificación para reformas radicales. Nuestro sistema debe ser protegido. Para montar un servicio preventivo no hay que desmontar el que hay”, aseguró la senadora.

Por último, Valencia se refirió, como lo hicieron también sus compañeras Cabal y Holguín, al informe de la Comisión de la Verdad, que, según ella y su partido, crea un relato injusto con las fuerzas militares y “pretende imponerse en el país”. Aseguró que los policías y soldados de Colombia siempre han respetado la institución y la ley.

“Los crímenes atroces cometidos por algunos miembros de nuestras fuerzas merecen todo el reproche, pero pretender que esos hechos aislados manchen nuestras fuerzas es injusto con el sacrificio de las miles de vidas inmoladas y también con la verdad. No puedo entender tanta generosidad con la criminalidad y la delincuencia y la cuenta de cobro costosa e infundada con las Fuerzas Armadas”, puntualizó Valencia.