13 Julio 2022

La agenda propia de los ministros de Petro

Ante la ausencia de Gustavo Petro, han sido otros quienes han entregado detalles sobre cómo funcionará el nuevo gobierno o de los proyectos que tiene el presidente entrante para los próximos cuatro años. 

Mientras el presidente electo pasa vacaciones en Italia, los ministros designados y su senador de cabecera han tomado la vocería para anunciar proyectos y reformas. Pero puede que estén hablando más de la cuenta.

Han sido más bien pocas las apariciones públicas del presidente electo Gustavo Petro desde que ganó las elecciones presidenciales: un par de entrevistas y unos pocos trinos en su cuenta de Twitter. No mucho más. 

Pero ante su silencio han sido otros quienes han entregado detalles sobre los proyectos del nuevo gobierno. Mientras Petro pasa vacaciones en Europa, los ministros designados y los senadores del Pacto Histórico han sido quienes han tomado la vocería del nuevo gobierno para hacer anuncios que quizás ni siquiera les corresponde. 

La recién designada ministra de Cultura, Patricia Ariza, solicitó a los congresistas analizar la posibilidad de presentar un proyecto de ley para ampliar la base gravable del impuesto al consumo de telefonía móvil, que en la actualidad corresponde al 4 por ciento y se aplica a los planes que cuestan más de 152.000 pesos sin IVA.

“La telefonía produce un capital impresionante. Un apoyo de la telefonía a la cultura me parece que es importante. No solo de la telefonía, ojalá fuera de todas las instituciones porque la cultura es transversal a todo”, dijo Ariza a los medios de comunicación.

Con la modificación propuesta, el impuesto lo pagarían ahora los usuarios con planes entre los 38.000 y los 152.000 pesos sin IVA.  Esto quiere decir que los usuarios con una factura final de 47.000 pesos entrarían a pagar un impuesto. La tarifa sería de 1.522 pesos.

Varias críticas le cayeron a Ariza por esta propuesta, pues ni siquiera fue consultada con el designado ministro de Hacienda José Antonio Ocampo. Samuel Hoyos, presidente de Asomovil, aseguró que un impuesto a este tipo de planes podría “dificultar el acceso a los colombianos más pobres a este servicio público esencial”.

Otra ministra que ha hecho anuncios importantes es Carolina Corcho, quien liderará la cartera de Salud. Si bien muchas de sus intervenciones en los medios coinciden con las propuestas de Petro de migrar hacia un sistema de salud “preventivo” y dejar de depender de las “intermediaciones de las EPS”, durante su discurso en la cumbre del Pacto Histórico en Medellín, esta semana, dijo que ya se tenía un plan esbozado de lo que sería la próxima reforma a la salud.  Aunque Corcho no dio mayores detalles, porque anticipa que esta reforma tendrá temas que pueden ser sensibles, sí adelantó que se gravarán las bebidas azucaradas, un tema del que nunca se habló en la campaña de Petro.

“Impuestos a las bebidas azucaradas, además de tener efectos saludables en la salud pública porque desincentiva el consumo de gaseosas y azúcares, disminuyen las enfermedades crónicas no transmisibles y podrían ser una fuente de recaudo”, indicó. 

Sobre las propuestas de Corcho, Petro no se ha pronunciado, salvo por un trino en el que replicó una entrevista que dio la nueva funcionaria. De hecho, quienes asistieron al cónclave confirman que la ausencia del presidente electo en la mayoría de los encuentros fue “notoria”. El senador Roy Barreras, escudero de Petro, trató de subsanar el inconveniente y aseguró que hubo fallas técnicas y no pudo conectarse.

La reforma agraria ha ocupado la agenda política colombiana en la última semana, pero no necesariamente por declaraciones hechas por Petro. Quien sí lo ha hecho es Cecilia López, designada ministra de Agricultura, quien en distintas entrevistas ha revelado algunos puntos claves del proyecto de reforma, como por ejemplo el de poner a producir a los baldíos improductivos y potenciando el Fondo de Tierras, los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial y otros instrumentos creados por el Acuerdo Final de Paz de 2016.

Pero no han sido solo los ministros. El senador Roy Barreras, quien se perfila para ser el nuevo presidente del Congreso, habló de ‘fast track’, un mecanismo extraordinario que permite reducir los debates en el Congreso de la República que se necesitan para aprobar las leyes y reformas constitucionales en el Legislativo y que fue utilizado en medio del proceso de paz para acelerar las reformas que adelantará el gobierno entrante, como la tributaria, la agraria o la de la Policía. El país político se agitó y Petro, desde Italia, tuvo que dar explicaciones.

“Nuestro fast track es el mensaje de urgencia que todos los presidentes desde 1991 han utilizado para darle más rapidez al tramite de leyes”, escribió Petro en su cuenta de Twitter.

Miembros del Pacto Histórico consultados por CAMBIO confían que una vez Petro termine sus vacaciones en Europa y llegue a Colombia, mejorará la comunicación entre el presidente electo y su nueva bancada de gobierno. El próximo retiro de la coalición será a fin de mes y espera contar con su líder, para que sea él el que haga los anuncios.