22 Julio 2022

La despedida del general Zapateiro

Crédito: Colprensa

El comandante del Ejército envió varios mensajes de respaldo a sus hombres y también a Gustavo Petro, a quien conminó a defender la soberanía y respetar el orden constitucional.

Por: Redacción Cambio

En la tarde del 22 de julio, en la escuela de cadetes José María Córdova, el general Eduardo Enrique Zapateiro se despidió del servicio activo y entregó el mando del Ejército al general Carlos Iván Moreno Ojeda. 

En su discurso, de cerca de 35 minutos, agradeció a los oficiales, suboficiales y soldados, a los cuales envió un mensaje: "No desfallezcan, el camino es largo, pero al final el deber cumplido es ver a un pueblo soberano y libre que pueda disfrutar su país, trabajar y emprender es la mayor recompensa que un soldado pueda llevar en su corazón”.

Resaltó la importancia de la institución para los colombianos: "El Ejército Nacional de Colombia es sin duda alguna la institución más querida por nuestro pueblo y depositaria de la confianza de cada ciudadano, aun en los momentos más difíciles para la institucionalidad, pues se ha mantenido firme y respetuosa de la Constitución y la ley".

El saliente comandante envió también un mensaje al nuevo gobierno: “Los soldados de la patria no somos enemigos de la paz, jamás hemos tenido en nuestras mentes un enemigo oculto o externo, existen unas amenazas persistentes y no somos ajenos a entender que algunos de nuestros hombres, apartándose del honor militar y del cumplimiento de la ley, han incurrido en graves conductas, nada más contrario a la realidad, porque la inmensa mayoría de las mujeres y hombres que han integrado el Ejército Nacional en las últimas décadas se han entregado a la causa de alcanzar y consolidar la paz de la nación”.

Y también fue claro en el tema de las investigaciones que se adelantan por parte de la Justicia: “Las acciones ilegales reprochables de unos cuantos no son y no pueden generalizarse para enlodar la honra de la institución y de las personas que la integran. En esta materia no pueden existir dudas. Quienes han actuado de forma ilegal deshonran su propio nombre y no pueden escudarse en la institución para justificar sus graves comportamientos”.

Zapateiro reiteró que los grupos al margen de la ley nunca podrán lograr sus objetivos como la toma de poder, la imposición del imperio del terror y la industria criminal, que ponen en peligro a la nación.

 

 

Reiteró en su discurso de despedida que no hay gobierno, ni comandante supremo sin unas fuerzas militares y de Policía robustas que le sirvan de soporte.

El oficial también se refirió al trabajo que realizan diariamente las tropas para que los integrantes de los grupos ilegales retornen de nuevo a la sociedad: “La tarea del Ejército nunca ha sido aniquilar a los enemigos de la paz; por el contrario, su misión busca neutralizar la conducta de estos individuos, que tengan la posibilidad de buscar su sometimiento al generoso ofrecimiento del Gobierno Nacional,  que incluye la reinserción, la entrega de armas y en general la sumisión al sistema judicial garante de sus derechos”.

Finalmente, agradeció el apoyo del presidente Iván Duque y a sus compañeros de cúpula, y le pidió al nuevo comandante del Ejército  defender la soberanía y el orden constitucional.