23 Mayo 2022

Samuel Lopesierra, condenado narcotraficante, hace público su apoyo a Petro

Crédito: Yamith Mariño

“El hombre Marlboro”, que pagó 18 años de cárcel en Estados Unidos, anunció su voto en las elecciones presidenciales: será por el candidato del Pacto Histórico.

Por: Juan Pablo Vasquez

Desde hace meses, las encuestas sitúan a Gustavo Petro como el candidato con mayor intención de voto en las elecciones del próximo 29 de mayo. Hoy su paso a segunda vuelta se da por hecho y las discusiones se centran en quién será su rival. El éxito de la campaña del exalcalde de Bogotá, en buena medida, se puede explicar por los apoyos que ha conseguido aglutinar. A diferencia de hace cuatro años, esta vez se le ve rodeado de figuras de diversas vertientes, incluso miembros de la clase política tradicional como Roy Barreras y Armando Benedetti. 

Todas las semanas, casi de forma rutinaria, es común ver a Petro posando junto a líderes sociales y políticos que anuncian su adhesión a su candidatura. Más allá de si es por conveniencia o convicción, muchos de quienes apuestan por su victoria lo hacen porque tiene pinta de ser el caballo ganador de la carrera. Bajo sus toldas escampan enemigos acérrimos —Catherine Juvinao y Julián Bedoya son el ejemplo más claro— que dejaron de lado sus diferencias para ser parte de un eventual gobierno.

Y a todo este fenómeno político se sumó recientemente un excongresista condenado por narcotráfico. Se trata de Samuel Santander Lopesierra, también conocido como el hombre Marlboro, quien contó ante los micrófonos de un medio radial de La Guajira que votará por Gustavo Petro. 

El episodio quedó registrado en video. Al ser interpelado por los dos periodistas que lo acompañan en cabina, se escucha a Lopesierra claramente afirmar que el candidato del Pacto Histórico es “una opción de trabajo para una mejor Colombia”.

Considero que su programa de gobierno abarca todas las necesidades que Colombia necesita y especialmente La Guajira”, señaló. Más tarde, calificó al líder de las encuestas como “la persona que tiene la radiografía del país” y en cuyas propuestas “La Guajira es prioridad”.

Samuel Santander Lopesierra recuperó su libertad el 16 de agosto de 2021 y a los pocos días regresó a Colombia. Pagó 18 años de cárcel en Estados Unidos (aunque fue condenado a 25) después de ser extraditado en 2003 durante el primer periodo presidencial de Álvaro Uribe. La justicia lo encontró responsable del envío de toneladas de cocaína hacia territorio norteamericano desde la costa Caribe del país. 

Previo a su captura y condena, Lopesierra era visto como un adinerado empresario que incursionó exitosamente en la política electoral. Nació en la década de los sesenta en Maicao y en su infancia se mudó a Barranquilla junto con su familia. El nivel económico de sus padres le permitió cursar sus estudios profesionales en el extranjero y se graduó como economista en 1984 de la South Illinois University. 

Volvió a Colombia e inmediatamente manifestó un interés en la política. Fue concejal de Maicao en 1986 y dos años más tarde fue elegido diputado.  En paralelo, valiéndose de su cercanía con otras familias poderosas, desarrolló un millonario negocio de venta al por mayor de cigarrillos, electrodomésticos y licores. Las autoridades estiman que Lopesierra alcanzó a ingresar semanalmente al país 200.000 pacas de cigarrillos y 400.000 cajas de whisky. Todo era producto del contrabando. Esta actividad lo hizo merecedor del apodo por el cual es conocido hasta la fecha: el hombre Marlboro

Aupado por su auge económico, saltó a la escena nacional. De nada sirvió que la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) lo tuviera entre ojos, ya que en 1994 consiguió 40.000 votos que le aseguraron una curul en el Senado. Todas sus victorias electorales las obtuvo militando en el Partido Liberal.

Su captura se dio en 2002. Se tenían indicios de que, además de ser el zar del contrabando, participaba en enormes operaciones de lavado de dinero y narcotráfico. Junto con Lopesierra, otras 14 personas fueron aprehendidas en Maicao y Medellín. En 2005, la Dijin ocupó más de 100 propiedades suyas y de su entorno avaluadas en 25.000 millones de pesos. Por si fuera poco, Salvatore Mancuso lo acusó de ser uno de los responsables por la creación de los primeros bloques paramilitares en La Guajira.

Este es el prontuario de Lopesierra. Por el momento, la campaña de Petro no se ha pronunciado sobre las declaraciones del expolítico condenado.