Una figura muy difusa: ¿Qué hace la primera dama y cuánto gana?
22 Septiembre 2022

Una figura muy difusa: ¿Qué hace la primera dama y cuánto gana?

Crédito: Yamith Mariño

Aunque todos saben quién es Verónica Alcocer, no muchos conocen las funciones que tiene una primera dama en Colombia.

Por: Andrés Mateo Muñoz

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Verónica Alcocer, actual primera dama de la nación, no ha pasado desapercibida desde que su esposo inició su campaña presidencial y mucho menos ahora que llegó a la Casa de Nariño.

Lejos de mantenerse por fuera del foco público, Alcocer se ha mostrado muy activa viajando a varias regiones de Colombia, aprovechando la popularidad que logró desde hace unos meses. Después del 7 de agosto, la primera dama ha estado en Medellín, Barranquilla y Sucre, dejando ver su intención de acompañar causas como la protección a la niñez, el empoderamiento de la mujer indígena y el apoyo al arte.

 

Pero su nuevo rol ha llevado a la sincelejana a cruzar fronteras, pues acompañó al canciller Álvaro Leyva a Londres a los homenajes póstumos para la fallecida reina Isabel II, viajó a Oslo para acompañar la condecoración con la Orden Cruz de Boyacá al exembajador de Noruega en Colombia y estuvo en Nueva York acompañando al presidente Petro en su visita a los Estados Unidos. Ahora se conoció que asistirá, en representación del país, al funeral del ex primer ministro del Japón, Shinzo Abe.

Las atribuciones diplomáticas que ha empezado a tener Verónica Alcocer motivan a hacerse una pregunta recurrente, no solo en Colombia sino en gran parte de los países democráticos: ¿cuáles son las funciones de la primera dama de la nación?

Ni empleada, ni funcionaria

La figura de la primera dama ha generado controversia en varios momentos durante los últimos años. Sin ir más lejos, María Juliana Ruíz, esposa de Iván Duque, estuvo en el centro de la polémica cuando se conoció que preparaba la publicación de un libro de su autoría con el apoyo del Archivo General de la Nación. Después explicó que no era una autobiografía sino un recuento del trabajo que han hecho otras esposas de presidentes en el pasado.

Por este episodio, fueron varias las voces que pidieron la abolición de esta figura, entre ellos el actual presidente de la Cámara de Representantes, David Racero.

Lo primero a señalar es que la primera dama no recibe ningún salario ni honorarios por su papel, pues no es funcionaria pública ni empleada de la Casa de Nariño. Eso sí, tiene asignado un esquema de seguridad propio y los gastos de los viajes protocolarios los asume el Estado Colombiano.

Aunque esta figura viene siendo utilizada desde la década de los 30 del siglo pasado, fue hasta 1994 que la Corte Constitucional aclaró que la primera dama puede tener otro empleo por fuera del Estado, o incluso, dentro del mismo siempre y cuando no sea de nombramiento directo del presidente, de los ministros, jefes de departamento, gerentes o directores de entidades descentralizadas. 

Además, en un concepto emitido por el Departamento de la Función Pública en el 2020, se especifica que la primera dama, sea de un municipio, ciudad o de la nación, "no está facultada para realizar algún tipo de contratación, supervisión o manejo de personal", es decir, no puede tener un equipo de empleados subordinado a ella.

También se la faculta para adelantar iniciativas relacionadas a la asistencia social y acompañar, en este caso al presidente, en actos protocolarios. 

Respecto a las iniciativas sociales, tradicionalmente la primera dama tiene el apoyo de las consejerías presidenciales, que fueron creadas para campos específicos como la juventud, la niñez y las personas con discapacidad. Por ejemplo, María Juliana Ruiz acompañó activamente los temas de infancia y adolescencia y hasta lideró el Encuentro de Primeras Damas y Caballeros, Gestores Sociales 2020, organizado por la Consejería Presidencial para la Niñez y Adolescencia y la Federación Nacional de Departamentos.

Sin embargo, en el caso de Verónica Alcocer debe esperar a los recortes por austeridad que anunció el presidente Petro y el director del Departamento Administrativo de la Presidencia Mauricio Lizcano, quien a finales del mes anterior anunció que de doce consejerías presidenciales que habían solo quedarán cinco: de la Paz, de Jóvenes, la Transformación Digital, de Derechos Humanos y de las Regiones.

Aún así, por lo visto en estas últimas semanas y a diferencia de su antecesora, la esposa del presidente estará muy involucrada en los asuntos diplomáticos, algo que en el gobierno anterior estuvo más cercano a la vicepresidenta y después canciller Marta Lucía Ramírez. 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí