14 Marzo 2022

La extrema derecha y el clan Char se quedan con las curules afro

Miguel Polo Polo, originario de Tolú (Sucre) y Ana Rogelia Monsalve de Malambo (Atlántico).

Crédito: Archivo particular

Miguel Polo Polo, impulsado por el Centro Democrático, y Ana Rogelia Monsalve, hermana del alcalde de Malambo, se quedaron con los dos escaños a los que tienen derecho los afrodescendientes. La maquinaria y los linajes políticos siguen arrebatando el derecho de esas comunidades ancestrales.

Por: Edinson Arley Bolaños

Dentro de los consejos comunitarios y organizaciones afrodescendientes poca sorpresa causó la elección de dos candidatos que se daba por descontado ganarían los dos escaños a los que tienen derecho estas comunidades desde la Constitución de 1991. Por un lado, Ana Rogelia Monsalve Álvarez, con 25.819 votos, logró una de las dos curules en la Cámara Baja y, por otro, el ungido por María Fernanda Cabal, Miguel Polo Polo, se quedó con la segunda, gracias a una lista cerrada que obtuvo 34.691 votos. 

La primera elegida es la hermana del actual alcalde de Malambo (Atlántico), Rummenige Monsalve, quien ha estado inmerso en un proceso de revocatoria de su mandato a raíz de que las comunidades afro de este municipio lo denunciaron por incumplir su plan de gobierno, concretamente con el acueducto y el alcantarillado. “El agua ha bajado la frecuencia con la que llega a las casas”, denunciaron los promotores de la revocatoria. 

Su hermana, poco conocida en la opinión nacional, fue designada, por su hermano, como gestora social de Malambo y luego se lanzó a la campaña de la mano del reelecto senador José David Name Cardozo, parte del clan Char y muy cercano al gran perdedor de esta jornada: Laureano Acuña, también conocido como ‘el Gato volador’. Sobre su campaña, en agosto de 2021, un medio local publicó una foto al lado del senador Name y así describió la escena: “Con una gran concentración de lideres y la presencia y respaldo absoluto del senador de la república José David Name Cardozo, arrancó en firme el proceso político que busca llevar a la Cámara de Representantes a la líder política y social del municipio de Malambo, Ana Monsalve”. 

Ana Rogelia
El senador José David Name promoviendo la campaña de Ana Rogelia Monsalve en agosto de 2021 en Atlántico. 

Sobre esta candidatura, diferentes organizaciones de los consejos comunitarios de Cauca y Valle declararon a Cambio que: “Ellos son viejos socios y han venido ganando las curules porque hacen acuerdos para poner a sus elegidos. Sucede como el Frente Nacional: empoderan las curules, pero ellos siempre las manejan. Son viejos aliados que han trabajado juntos y ya han ganado los escaños afro en otras oportunidades”.

El influencer uribista Miguel Polo Polo llega al Congreso por primera vez, y gracias a las circunscripciones especiales que tienen esas comunidades. Hizo su campaña al lado de la extrema derecha uribista, principalmente, de la reelecta senadora María Fernanda Cabal y su familia, quien no solo lo apadrinó, sino que promovió gran parte de su campaña entre los votantes mestizos. Una jugada maestra para arrebatarles la curul a los negros que, históricamente, han dividido sus votos sin lograr concretar sus verdaderos representantes. De hecho, desde el mismo momento en que se conocieron los resultados, los abogados minuciosos anunciaron que demandarán la ilegalidad de esa curul: “Para los que andan preocupados por la curul de Polo Polo, si alcanza los votos, esa curul se demanda, él no cumple con los requisitos, eso ya ha pasado, así que tranqui. Las comunidades afro ya tienen eso listo”, escribió uno de ellos en su cuenta de Twitter.

Miguel Polo y Mafe
La senadora María Fernanda Cabal y su familia promovieron y propagaron entre el electorado de derecha la elección del influencer Miguel Polo Polo. 

El partido que surge de esta elección contará, como todas las colectividades, con una chequera de $12.500 millones cada año para financiar las campañas electorales.   

Más allá de las dos curules en la Cámara de Representantes, el verdadero pulso por esta elección es la personería jurídica de un partido político que le otorgará el Consejo Nacional Electoral (CNE) esta semana a los ganadores una vez se oficialice su elección. Un partido de bolsillo que, como ya ha sucedido en el pasado, entregará avales a diestra y siniestra a sus candidatos en las elecciones territoriales de 2023, pues contará, como todos los partidos, con una chequera de $12.500 millones cada año para financiar las campañas electorales.   

“Estas curules están amarradas a los partidos tradicionales en el marco de su clientelismo para sabotear el gobierno alternativo que elija la ciudadanía, si eso sucede, o para apoyar al de sus afectos clientelistas”, dijo uno de los líderes afro en declaraciones a Cambio. Un apetito que se vio reflejado en la pasada contienda electoral en la que se inscribieron 43 listas que tenían 129 candidatos para disputarse las dos curules que, realmente, le pertenecen a las comunidades negras.