El gobierno recortará el presupuesto en 20 billones: ¿Cómo se hará el ajuste del cinturón y por qué falta plata?

Ricardo Bonilla, ministro de Hacienda, durante la Convención Bancaria de Asobancaria

Crédito: Asobancaria

7 Junio 2024

El gobierno recortará el presupuesto en 20 billones: ¿Cómo se hará el ajuste del cinturón y por qué falta plata?

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, anunció que este lunes, en el consejo de ministros, se revisará en qué se va a recortar el presupuesto, y que cada ministerio deberá priorizar sus gastos. Confirmó que no se tocarán los programas sociales ni el programa de gobierno.

Por: Laura Lucía Becerra Elejalde

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, se refirió a los problemas de caja que tiene el país y que llevarán al gobierno a un recorte de 20 billones en el presupuesto nacional, según confirmó Bonilla en el marco de la edición 58° de la Convención Bancaria de Asobancaria. 

El ministro explicó que el origen de ese desbalance en el presupuesto general de la nación de este año, que está en 503,2 billones de pesos, se explica en buena medida por el recaudo de impuestos

Según el ministro Bonilla, si bien el recaudo de impuestos ha venido comportándose de manera creciente en los últimos años, si se mira el consolidado a mayo el recaudo, se aprecia una caída este año, pues mientras que en 2023 ingresaron 16 billones en los primeros cinco meses del año, este año en el mismo periodo solo se recaudaron 108 billones. “En 2024 tuvimos un recaudo menor en 6,5 por ciento a lo obtenido en 2023", aclaró el ministro. 

Si se mira en detalle, según Bonilla, el hueco proviene del impuesto de renta, que logró 23 billones en 2023. “El problema que hoy nos tiene en complicación de caja es que solo entraron 13,6 billones. Una fuerte reducción en el recaudo del impuesto de renta”, aclaró. 

Según Bonilla, la razón detrás de este desplome está en que en febrero de 2023 se sacó un decreto ajustando las retenciones en la fuente y de anticipos, lo que permitió un recaudo mayor en los grandes contribuyentes. “Este año nos toca devolver plata porque las empresas terminaron con un saldo a favor. Y a eso se le agrega la decisión de la corte de negar la no deducibilidad de las regalías. Aquí es donde está el tema que estamos afrontando”, explicó. 

Frente a las metas de recaudo, indicó el ministro, en este momento las cuentas están descuadradas porque faltan 15 billones de pesos que debieron entrar en impuestos según lo que esperaba el gobierno. 

“Ese es el que estamos sintiendo en caja. Tenemos este problema y frente a ese problema es la decisión que tomamos. El gobierno entiende que no se va a conseguir la meta del recaudo, parte del presupuesto va a quedar desfinanciado y tenemos que ajustarnos por el lado de caja y por el lado del gasto”, aseguró el ministro. 

¿Cómo se va a decidir a qué se le quita plata?

“Va a haber un ajuste por 20 billones de pesos en reducción de gasto”, conformó Bonilla en el evento de los banqueros. 

Para lograr esto, indicó Bonilla, viene un proceso en dos fases. La primera, que ya se anunció, es la suspensión de certificados de disponibilidad presupuestal. Según Bonilla, con ello las entidades deberán priorizar en lo que deberán gastar. El segundo momento será identificar en dónde están los 20 billones que se tienen que recortar. 

“Es una decisión que implica concertación con las entidades. Como las entidades van a priorizar, necesitamos que nos digan dónde será el ajuste. Eso debe quedar listo en el consejo de ministro del lunes, así sea festivo, tendremos consejo de ministros, para que salga el decreto al día siguiente. Después de esa circunstancia, las entidades vuelven a quedar libres para su disponibilidad presupuestal”, dijo Bonilla. 

El ministro confirmó que todo ese proceso deberá quedar definido antes del martes, pues el presidente Gustavo Petro tiene programado un viaje fuera del país el martes 11 de junio. Sin embargo, según Bonilla, hay un límite en esos ajustes y el gobierno no dará su brazo a torcer en sus programas estratégicos. 

El ajuste no puede ir ni a gastos sociales ni al programa del gobierno. Se deben ejecutar ambos. Esa es la línea roja. Por eso el presidente dijo que no iba a permitir que le recortaran la reforma agraria. Lo que queda es identificar dónde está el recorte. Eso debe quedar armado este fin de semana”, sentenció el ministro. 

Finalmente, Bonilla aseguró que el gobierno no va a endeudar más al país, y que por el contrario, está avanzando en el pago de algunos compromisos de deuda, como los que se tienen con el Fondo Monetario Internacional. 
 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí