Marco Fiscal: Hacienda espera un 2024 con más pago de deuda, más inflación y menos PIB
15 Junio 2023

Marco Fiscal: Hacienda espera un 2024 con más pago de deuda, más inflación y menos PIB

Crédito: Imagen: Colprensa

El ministro de Hacienda presentó su primer marco fiscal de mediano plazo, en el que, tal como había anticipado, se aumentó la proyección de inflación y se disminuyó la del PIB, igual que para 2024, año en el que además habría más pagos a deuda.

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Ricardo Bonilla, ministro de Hacienda, presentó su primer marco fiscal de mediano plazo con la actualización de los pronósticos del Gobierno en cuanto al desempeño de la economía. Para este año, el ministro ya había adelantado que ya no se espera un crecimiento del PIB de 1,3 por ciento, sino de 1,8 por ciento, que está entre las proyecciones más optimistas.

Esto vendría acompañado de una inflación que ya no sería de 7,2 por ciento sino de 9,2 por ciento y un déficit fiscal que, por cuenta de menores ingresos a los esperados inicialmente, no sería de 3,8 por ciento sino de 4,3 por ciento, aún dentro de la regla fiscal. Recordemos que ese déficit en 2022 fue de 5,3 por ciento. 

El Gobierno también espera ahora un precio promedio del barril de petróleo más bajo y una tasa de cambio promedio inferior a lo que se había pronosticado en diciembre. Esto no se alcanzaría a compensar con la mayor producción petrolera del país. 

En cuanto al déficit de cuenta corriente, que muestra el desbalance de la cuenta colombiana en el mundo, el pronóstico actualizado es de un déficit ligeramente mayor, pues ya no se espera que termine el año en 3,7 por ciento sino en 4 por ciento.

Pero para 2024, las cuentas estarían más apretadas. Según el nuevo marco fiscal, ese año la economía colombiana ya no crecería 2,8 por ciento sino apenas 1,5 por ciento y no volvería a su crecimiento usual de cerca de 3 por ciento antes de 2025. 

Además, la inflación, que ha mostrado ser más persistente de lo que se esperaba, sería un poco más alta del pronóstico inicial y cerraría 2024 en 5,7 por ciento para que, finalmente y luego de cuatro años, en 2025 pueda volver a estar dentro del rango meta del Banco de la República de entre 2 y 4 por ciento. 

En ese contexto, el déficit fiscal sería un poco más alto que en el 2023, pues pasaría de 4,3 por ciento a 4,5 por ciento si se incluye el servicio a la deuda, que normalmente no se tiene en cuenta en el cálculo del balance primario. Esto permitiría que dicho balance se mantenga en cero ambos años.

Bonilla explicó: “El problema de 2024 es la alta concentración del servicio de la deuda, nunca antes el país había pagado tanta deuda en un año, ese es el compromiso mayor que tenemos. El país no se va a declarar en moratoria, lo cual no significa que no busquemos otras alternativas de financiamiento”. 

Entre las soluciones, el ministro mencionó que la Dirección de Crédito Público “está buscando alternativas” para que el país se financie más mediante bonos verdes y sociales, así como el fortalecimiento de los bonos de carbón para proyectar al país “en el mercado internacional para cumplir los objetivos ODS para reducir la pobreza”.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí