La décima con octava
31 Enero 2021

Caminando por la décima

La décima con octava

El poeta neivano Ángel Marcel, seudónimo de Pompilio Iriarte, fue profesor en varias universidades bogotanas. Desde 1972 dicta clases de literatura en el Gimnasio Moderno, donde ha formado a un nutrido grupo de discípulos entre los que sobresalen varios escritores. Sus amigos reciben periódicamente rimas suyas, como las que escribió esta semana para la sección de epigramas de Los Danieles.

La décima con octava
(Saludo a los colegas decimeros)

El que en Bogotá no ha oído
con su novia una espinela,
no sabe lo que es canela
ni tamal con huevo hervido.
Por la octava hemos sabido
de nuestra historia tan brava;
la décima se nos clava
como espina. Los invito
a visitar tempranito
la décima con octava.


Esperando la vacuna

Louis Pasteur: más que en ayunas
me coges cuando destacas
que fue un asunto de vacas
el cuento de las vacunas.
Vamos de ayunos a hambrunas,
como van los posmodernos,
de colocar a ponernos,
pues confunden la intención
de colocar la inyección
y de ponerse los cuernos.


Otra vez Segismundo
(Dedicado a Laura Restrepo)

¡Despierto! —y aquí está el quid
de este “delirio” de hierro—
no se aguanta ya el encierro
en que lo hundió la COVID.
Mazmorras tales, el Cid,
sean verdades, sean engaños,
no sufrió ni tantos daños
como este ex-preso iracundo
que, al igual que Segismundo,
pasó en la cárcel 30 años.


Pompilio Iriarte

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO