Ángela María Buitrago, la penalista de pura cepa que desde niña quiso ser abogada
22 Febrero 2024

Ángela María Buitrago, la penalista de pura cepa que desde niña quiso ser abogada

Ángela María Buitrago, la penalista apodada 'fiscal del hierro' que logró condenas de múltiples agentes del estado por violaciones a los derechos humanos.

Crédito: Foto: Universidad Externado

Buitrago quiso ser abogada desde que estaba en quinto de primaria. Nunca cambió de opinión. Su vocación nació desde ese momento y hoy, con 60 años, es una de las opcionadas a ocupar el segundo cargo más importante del país. Buitrago es una mujer reflexiva que tiene la esperanza de que el país cambie.

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Ángela María Buitrago Ruiz nació el 21 de noviembre de 1963 en Bogotá. Es la hija menor de una familia pequeña y cuando estaba en quinto de primaria y tenía alrededor de 10 años tomó la decisión que hoy la tiene con una gran posibilidad de ser fiscal general: ser abogada. Nunca más cambió de parecer. Fue apodada como 'fiscal de hierro' y cuenta con una trayectoria de más de 37 años fluctuando entre la Rama Judicial, la academia y el litigio.

Además del derecho, Ángela María se enamoró desde muy pequeña de la música y de los animales. Luego, la conquistó la academia. Esas son sus grandes pasiones. 

Buitrago es docente desde hace más de 30 años y eso le ha permitido observar la evolución de la sociedad a través de sus alumnos, a quienes les infunda a diario la necesidad de pensar en los derechos humanos, la justicia y el país.

Esta penalista de pura cepa dice que la armonía entre la música y el derecho ha sido su fuente de inspiración, aunque no es lo único que le mueve sus fibras. 

Su abuelo materno es una de esas cosas que la hacen vibrar. Buitrago dice que él fue el quien le imprimió el amor por la vida, por el derecho y por la gente.

“Como buen santandereano me enseñó lo dulce de la vida. Le tocó vivir décadas de violencia y me transmitió la necesidad de buscar soluciones pacificas”, relata. 

Por eso, para ella, su familia es su centro de gravedad. 

Por su sensibilidad con los problemas sociales y la necesidad de comprender las estructuras e instituciones, Buitrago decidió hacer un doctorado en Sociología Jurídica y Ciencias Políticas. Sintió que era necesario poder comprender en toda su extensión el Derecho Penal y desde ese momento empezó a ver de una manera distinta las relaciones y las situaciones del país. “Me aportó la necesidad de más reflexión en todo lo que hago”.

Cada vez que se adentraba en esa necesidad de entender al otro, de entender el contexto y desde el infinito respeto hacia los derechos humanos, empezó a defender con mayor decoro la institucionalidad y al individuo. “Mi motor de vida sigue siendo mi esperanza porque las cosas cambien, para tener una mejor Colombia, país al que amo y del que vivo muy orgullosa”.

Su conocimiento se ha expandido por el mundo. La apodada ‘fiscal de hierro’ es expositora nacional e internacional con más de 300 conferencias; más de 250 escritos nacionales e internacionales y ha sido designada perita en algunos casos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“Soy una persona exigente conmigo misma. Y creo que el esfuerzo personal hace mejores personas”, afirma. 

Su trayectoria

Ángela María Buitrago concluyó sus estudios en derecho en 1989 y obtuvo el grado de abogada el 3 de agosto de 1990. De 1986 a 1989, realizó prácticas penales en el Juzgado 107 de Instrucción Criminal de Bogotá y desde ese momento no ha dejado de trabajar.

En 1991 obtuvo el titulo de especialista en Derecho Penal y Criminología en la Universidad Externado de Colombia. Luego, adelantó una maestría en Derecho Penal y Ciencias Criminológicas, de la que se graduó el 30 de octubre de 1992, en la misma universidad.  

En 1998 se graduó de Derecho Política y Criminología, en la especialidad de Derecho Penal de la Universidad de Salamanca, España. Y luego, vinieron un par de doctorados.

El primero lo finalizó en 2011 y recibió el título de doctora en Derecho, su tesis fue dirigida por el profesor Vincenzo Ferrari de la Universidad de Milán y fue aprobada con mención de reconocimiento. El segundo doctorado lo culminó en 2013, cuando obtuvo el título como doctora en Sociología Jurídica y Ciencias Políticas, su tesis fue dirigida por el profesor Manuel Calvo García, de la Universidad de Zaragoza, España, la cual obtuvo la calificación con reconocimiento.

En 1989 empezó a litigar y lo hizo hasta septiembre de 2005. Luego, regresó en octubre de 2010 y no ha parado. Es miembro activo del Instituto Colombiano de Derecho Procesal Y Presidenta Honoraria, y del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal y parte de la junta directiva. Nunca le ha sido impuesta ninguna sanción disciplinaria ni penal.

Buitrago fue fiscal 4 delegada ante la Corte Suprema de Justicia a partir de octubre de 2005 y hasta septiembre de 2010, asumiendo procesos de corrupción, parapolítica, desaparición forzada, homicidios, contratación indebida y delitos.

Llevó casos de absoluta trascendencia para el país relacionados con la violación de los derechos humanos por parte de agentes del Estado y logró múltiples condenas. 

Buitrago llevó a los estrados judiciales a Jorge Noguera, entonces director del extinto DAS, por sus vínculos con paramilitares. También, logró poner tras las rejas a Edilberto Castro, exgobernador del Meta, por su responsabilidad en el homicidio de tres dirigentes políticos de su departamento. Buitrago probó la relación con el narcotráfico del director seccional de Fiscalías de Medellín, Guillermo Valencia, hermano del entonces poderoso político conservador Fabio Valencia Cossio.

Finalmente, llevó a la justicia al general Jesús Armando Arias Cabrales y el coronel Alfonso Plazas Vega, por las desapariciones forzadas ocurridas en la retoma militar del Palacio de Justicia de Bogotá en 1985.  La apodada ‘fiscal de hierro’ puso tras las rejas a varios congresistas relacionados con parapolítica. Todos los procesos mencionados llegaron a condenas.

Sin embargo, extrañamente, en 2010, el fiscal general encargado Guillermo Mendoza Diago le pidió la renuncia y la calificó de “ineficiente”. Desde ese momento dejó la entidad que hoy podría dirigir.

En el año 2014, fue nombrada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como una de las fiscales que haría parte del grupo de expertos de la OEA que investiga la desaparición en uno de los episodios más emblemáticos de violación a los derechos humanos en la historia reciente de México. El caso de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, en México.

En marzo de 2022, fue nombrada por el Consejo de la ONU como parte del mecanismo para la investigación de las graves violaciones de derechos humanos en Nicaragua, y a partir de 2023 se ha prorrogado el mandato por dos años más.

Buitrago es docente de la Universidad Externado de Colombia desde 1992, profesor titular desde 2006 y ordinario desde 2021, en consideración a las “calidades académicas, virtudes ciudadanas, espíritu investigativo, lealtad y devoción a la institución”. Imparte clases en pregrado y en posgrados. También es profesora invitada de la Universidad de Nariño, de la Libre de Cúcuta, de Cartagena, de la Universidad Católica. Es capacitadora ocasional de la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla, GIZ, CESJUL y de la ACNUDH en Honduras y Bolivia.

 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí