Elecciones 2023: Carlos Amaya, a toda maquinaria en Boyacá

Carlos Andrés Amaya es el mayor opcionado para ser el próximo gobernador de Boyacá.

Crédito: Colprensa

25 Octubre 2023

Elecciones 2023: Carlos Amaya, a toda maquinaria en Boyacá

El copresidente del Partido Verde Carlos Amaya quiere repetir gobernación en Boyacá. Los partidos tradicionales parecen asegurarle redondear una década mandando en la región.

Por: Andrés Muñoz

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Las actuales elecciones regionales en Colombia parecen un flashback por la cantidad de candidatos que quieren repetir cargo y reemplazar a los herederos que dejaron en los territorios. Uno de ellos es Carlos Andrés Amaya, el copresidente más joven del Partido Verde, quien lidera las encuestas de intención de voto en Boyacá, su departamento de origen que actualmente tiene como máxima autoridad administrativa al gobernador Ramiro Barragán, amigo personal de Amaya.

La Gobernación de Boyacá parece un premio de consolación para Carlos Amaya si se compara con las aspiraciones políticas que tuvo entre 2022 y el primer semestre de 2023. El político verde fue precandidato presidencial obteniendo una sorprendente votación de casi medio millón de votos en la consulta interna de la Coalición Centro Esperanza, ganándole a Alejandro Gaviria y a Jorge Robledo y pisándole los talones a Juan Manuel Galán.

El éxito electoral de Carlos Amaya lo cotizó como un jugador clave en las elecciones presidenciales. En la primera vuelta apoyó a Sergio Fajardo y en la segunda, en un giro sorprendente para muchos, se la jugó por Rodolfo Hernández. A pesar de la derrota de Hernández, Amaya y sus 450.000 votos se volvieron un patrimonio de alto valor para el Partido Alianza Verde a tal punto que empezó a sonar como precandidato a la Alcaldía de Bogotá por esa colectividad contando con la bendición de la alcaldesa Claudia López y su esposa la senadora Angélica Lozano. Amaya alcanzó a tantear el terreno en la capital e incluso hubo conversaciones exploratorias con Jorge Robledo y Sergio Fajardo.

Sin embargo, para los verdes resultaba poco estratégico tener a Amaya compitiendo en Bogotá obstaculizando las aspiraciones de los otros tres candidatos que tienen los afectos de ese partido: Carlos Fernando Galán, Juan Daniel Oviedo y el mismo Jorge Robledo. Teniendo el tablero de ajedrez definido en la capital, Carlos Amaya decidió regresar a Boyacá y lanzó su candidatura a la Gobernación el pasado 13 de junio, cortando otros liderazgos del Partido Verde como los de Yamit Hurtado, Angela Ávila y Jairo Mauricio Santoyo, quienes alcanzaron a ser precandidatos al mismo cargo.

La llegada del exgobernador a su tierra para asegurar el tercer periodo consecutivo de su estructura política en la Gobernación permitió aglutinar a un grupo variopinto de partidos y movimientos desde el centro hasta la derecha, incluyendo maquinarias tradicionales de Boyacá.

Por un lado, el Partido Verde, Dignidad y Compromiso y En Marcha representan el sector de centro que está con Amaya. Y por otro, el político boyacense también atrajo a sectores más inclinados hacia la derecha como Cambio Radical, el Partido de la U y un sector del Partido Liberal. Sin duda, una coalición impensada en otros escenarios.

"Los verdaderos liberales en Boyacá apoyamos la candidatura de Carlos Amaya a la gobernación del departamento", dijo el exministro Juan Fernando Cristo, líder del partido En Marcha.

El contricante más fuerte de Amaya es Rodrigo Rojas, quien tiene la bendición de César Gaviria y ha hecho de Duitama su fortín político. Rojas viene de ser representante a la Cámara (2018-2022) y en el papel tiene el respaldo del Partido Liberal y el Partido Conservador. También ha conseguido el apoyo de otros electores importantes del departamento como el actual representante liberal Héctor David Chaparro. Lo curioso es que Rojas hizo parte del nutrido grupo de liberales que apoyó a Amaya en 2015 por instrucción de César Gaviria.

De hecho, Amaya hizo fórmula en ese entonces con Gilberto Rondón, quien aspiró a la Alcaldía de Tunja sin éxito. Rondón salió recientemente por la puerta de atrás del Fondo Nacional del Ahorro por aparentemente repartir cuotas burocráticas entre la mayoría de la bancada liberal en el Congreso.

La ausencia de encuestas y sondeos en Boyacá no ha permitido tener un pronósitco real sobre quién es el favorito, por lo que la fortaleza de las candidaturas está medida en qué tan robustas son las maquinarías que hay detrás de Rojas y Amaya.

El tercero en competencia es el candidato por el Pacto Histórico, Giovanni Pinzón Báez, quien además de ingeniero es excandidato a la Cámara de Representantes y exalcalde de Socotá. A pesar de estar rodeado de más de ocho movimientos que integran al Pacto, Pinzón palidece frente a la robusta maquinaria de Carlos Amaya y Rodrigo Rojas, principalmente en las tres plazas electorales claves en Boyacá: Tunja, Duitama y Sogamoso. El que gane en dos de estas tres ciudades se asegura el triunfo departamental.

En el caso de la capital boyacense, Carlos Amaya tiene a Jhon Carrero, quien fue su secretario de despacho cuando fue gobernador y también pasó por el Concejo de la ciudad. Carrero tiene los coavales de Colombia renaciente, Dignidad y Compromiso, En Marcha y Verde Oxígeno. Por su parte, la fórmula de Rodrigo Rojas es el peculiar candidato Mikhail Krasnov, un profesor de orígen ruso que ha llamado la atención a nivel nacional y tiene el aval de Fuerza de la Paz, el partido de Roy Barreras.

Eso sí, ni Carrero ni Krasnov lideran las escasas encuestas de intención de voto en Tunja. Más bien el favorito es César Augusto López, quien está aspirando por firmas. López ha recogido apoyos del Partido Liberal, del Partido Conservador y algunos verdes cercanos a Jorge Londoño, exsenador boyacense por ese partido, hoy director del Sena y uno de los primeros padrinos políticos de Carlos Amaya. López es nieto del excongresista Pedro Vicente López, un cacique liberal investigado por peculado. 

Aunque la elección del próximo gobernador de Boyacá no será precisamente un fotofinish, a diferencia de 2015 y 2019, Carlos Amaya parece tener una mayor competencia en Rodrigo Rojas, quien hace casi una década estaba en la misma tarima apoyándolo. Aún así, los partidos que ha logrado montar en su diversa coalición parecen inclinar la balanza a su favor para dominar por tres años más los destinos del departamento.                                 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí