31 Octubre 2022

Así llega la reforma tributaria de Ocampo a las plenarias del Congreso

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

Esta semana será decisiva. Esto dicen algunos congresistas sobre los puntos que buscará la tributaria.

Tras una reunión de cinco horas en el Ministerio de Hacienda, este lunes el gobierno y los ponentes de la reforma tributaria por fin sacaron humo blanco para la segunda ponencia del proyecto de ley, que este mismo lunes será radicada en las secretarías del Senado y la Cámara de Representantes. 

La idea del gobierno es que en las plenarias del martes sea presentado el proyecto de ley, de modo que el debate en firme empiece el miércoles y como es común que la aprobación de una reforma tributaria se extienda por más de una sesión, el Ministerio de Hacienda se está preparando para “acampar” en el Congreso hasta el viernes 4 de noviembre, cuando se darían las últimas votaciones de artículos y la aprobación final del proyecto. 

Sin embargo, el senador Miguel Uribe advirtió que este cronograma no le daría tiempo a sus colegas congresistas para leer y estudiar el proyecto de reforma, lo que iría en contra del espíritu del nuevo gobierno de aprobar reformas ampliamente discutidas. 

Además de los cambios que ya se habían anticipado, se anunciaron nuevas modificaciones, como la eliminación del impuesto sobre la renta para las pensiones altas o que Reficar no tendrá que exportar la mayoría de su producción para mantener el beneficio de zona franca. 

El conservador Efraín Cepeda dijo que los puertos también se incluyeron en la lista de zonas francas para que su impuesto sobre la renta sea más bajo. Además, se desestimó la propuesta de incluir una sobretasa al impuesto de renta para las empresas de la industria turística, que se siguen recuperando de la pandemia. 

A su vez, el saliente senador Gustavo Bolívar explicó cómo se aplicarán las sanciones y penas por evasión y elusión tributaria. Según él, los evasores y elusores tendrán solo dos oportunidades: en la primera, podrán hacer un acuerdo de pago con la Dian. Pero si reinciden, serán castigados con cárcel más una multa. 

El senador explicó que quienes reporten pasivos inexistentes, es decir que reporten deudas o responsabilidades que no tienen, y quienes le digan a la Dian que sus activos tienen un valor menor al que realmente tienen, tendrán que pagar el 50 por ciento del valor que no pagaron en su momento a la Dian y pasarán entre 48 y 120 meses en prisión. Esto aplicará cuando los activos subvalorados o los pasivos inexistentes superen los 1.000 salarios mínimos. 

Según Bolívar, con estos cambios el recaudo estimado de esta reforma tributaria sería cercano a los 20 billones de pesos, es decir que sumaría 80 billones de pesos en cuatro años “para pagar el déficit fiscal y el gasto social”. 

Finalmente, también se modificó el impuesto a los alimentos ultraprocesados, que tendrá un régimen de transición con tarifas que irán aumentando de un año a otro. Y en el caso del pan, se excluyeron las panaderías que vendan menos de 50 millones de pesos en pan cada mes.