16 Junio 2022

Guía para no quedar endeudado de por vida con el día sin IVA

El segundo día sin IVA será este viernes 17 de junio, previo a la segunda vuelta por la Presidencia de la República. Así puede aprovechar los descuentos sin quedar con una deuda eterna.

La reforma tributaria de 2020 estableció fijar tres días al año en los que una determinada lista de productos debían venderse sin el impuesto al valor agregado (IVA). La Dian es la encargada de establecer las tres fechas. Para este año, los días elegidos fueron el 11 de marzo, el 17 de junio y el 2 de diciembre. Aunque la prima no se adelantó, tal como lo pidió Fenalco para que los hogares colombianos la aprovecharan en esta jornada de compras, como pasó en diciembre de 2021, muchos saldrán a gastarse hasta lo que no tienen. 

La expectativa de los comerciantes es que las ventas alcancen, por lo menos, los 10 billones de pesos, para superar los 7,6 billones de pesos que se habían reportado a las seis de la tarde del pasado 11 de marzo. 

Para comprar al debe, pero no quedarse con la carga del pago para siempre, siga estos consejos que le pueden ayudar a organizar sus finanzas. 

Primero, revise la lista de los productos a los que se les aplica el descuento, el límite de valor de la compra y su propia lista de las cosas que necesita. Pero pregúntese si realmente necesita lo que va a anotar porque como advierte Rafael España Amador, director de estudios en finanzas en Corficolombiana, puede terminar comprando algo que realmente no necesita.

Recuerde que, según la Dian, en esta jornada quedan excluidos del impuesto hasta tres unidades de: 

  • vestuario y sus complementos hasta 760.080 pesos por pieza. 
  • electrodomésticos, computadores y equipos de comunicación por hasta 3,04 millones de pesos por unidad. 
  • elementos deportivos por hasta 3,04 millones de pesos por unidad.
  • bienes e insumos agropecuarios por hasta 3,04 millones de pesos por unidad.
  • útiles escolares de hasta 190.020 pesos por unidad. 
  • juguetes y juegos de hasta 380.040 pesos por unidad. 

Cuando tenga su lista, revise los precios de los artículos que va a comprar ese día para que pueda comparar el precio con el descuento y analizar si vale la pena o no hacer la compra. Tenga en cuenta que a veces se aplican promociones adicionales o que algunos bienes pueden tener un valor menor que cuando se aplica la exención del impuesto.

Alfredo Barragán M., especialista en banca de la Universidad de los Andes, añade que si va a utilizar la tarjeta de crédito, programe el número de cuotas según la vida útil del producto que va a comprar. Es decir, si compra algo que en un mes ya no podrá utilizar, pague en una sola cuota, pero si se trata de un computador, que utilizará, por ejemplo, por tres años, puede diferirlo a 36 cuotas. 

Pero estas cuotas deben pagarse, por lo que Barragán también sugiere que los pagos de la tarjeta de crédito, para estas compras en particular, se incluyan en su presupuesto anual. Procure contar con una fuente de ingresos que le permita pagar sin afectar el resto de sus cuentas. 

España añade que si bien es posible que incluso pagando los intereses de la tarjeta de crédito el producto comprado resulte más barato, si no es algo que realmente compra por necesidad, "no hay forma de financiamiento eficiente".

Finalmente, si va a comprar por internet, tenga en cuenta las recomendaciones usuales sobre seguridad, como asegurarse de que la página web a la que accede es realmente el sitio de la cadena o comercio particular y estar alerta a posibles fraudes.