4 Octubre 2022

J. A. Ocampo no se decide: volvió a eliminar los días sin IVA

Crédito: Imagen: Colprensa

La ponencia de la reforma tributaria que llegará este miércoles al Congreso elimina los días sin IVA y el impuesto a las exportaciones de petróleo y carbón.

El Ministerio de Hacienda y los ponentes de la reforma tributaria por fin lograron un acuerdo sobre el texto del proyecto que las comisiones terceras de Cámara de Representantes y Senado discutirán y votarán el jueves. Varios puntos volvieron a ser como en el primer borrador y otros tuvieron cambios radicales. 

Entre los puntos que regresaron a su estado original están los días sin IVA. La semana pasada, el senador Gustavo Bolívar celebró que Hacienda le diera el visto bueno a su propuesta de dos días sin IVA solo para productos nacionales. Pero este martes la propuesta se eliminó y el proyecto volvió a su estado inicial: no más días sin IVA en Colombia.

Por su parte, volvió a aparecer el artículo que le quitaba a las empresas de hidrocarburos la posibilidad de deducir en su impuesto de renta lo que ya habían pagado por regalías. Según el senador Gustavo Bolívar, con este punto el país recupera 6,5 billones de pesos en recursos para las regiones. 

En cuanto a los impuestos saludables, el único que volvió a cambiar fue el de las comidas ultraprocesadas. Además de eximir a los pequeños productores como las panaderías, el senador Bolívar dice que la lista de comidas no se depuró, pero el ministro Ocampo dijo que para el debate en plenarias sí va a cambiar la lista para eliminar, entre otras cosas, a los derivados lácteos.

La feria de la sobretasa al impuesto de renta también tiene protagonismo en la primera ponencia de la tributaria. Como había anticipado el mismo ministro de Hacienda, el sector financiero tendrá una sobretasa de 5 puntos porcentuales hasta 2027, pero no será el único. Las empresas productoras de carbón y las del sector de hidrocarburos tendrán una sobretasa de 10 puntos en 2023, 7,5 puntos en 2024 y de 5 puntos en 2025. Y se les suman las hidroeléctricas, que tendrán una sobretasa de 3 puntos porcentuales. 

Pero a cambio de la sobretasa, las empresas petroleras y carboníferas no tendrán que pagar el impuesto a las exportaciones de esos dos productos, aunque al ministro Ocampo le parece “debatible” el argumento de que imponer esa medida habría hecho que el país incumpliera acuerdos de comercio internacional. 

En total, la reforma tributaria generaría un recaudo adicional de 22 billones de pesos en 2023, que aumentarían progresivamente hasta 25 billones de pesos en 2026, el último año de gobierno de Gustavo Petro. De este monto, casi la mitad, más de 9 billones de pesos, los entregaría el sector hidrocarburos con sus impuestos y sobretasas. 

Las personas naturales aportarían el primer año 3,5 billones de pesos y desde el segundo año ese recaudo sería de 6,7 billones de pesos. Eso incluye que el impuesto al patrimonio hará una transición progresiva del valor de los inmuebles para que se tenga en cuenta su costo comercial. 

Además, este impuesto tendría una tarifa marginal de 0,5 por ciento para patrimonios de más de 3.000 millones de pesos; desde los 5.000 millones de pesos se cobraría una tarifa de uno por ciento y solo por cuatro años, habría una tarifa de 1,5 por ciento marginal para patrimonios de 10.000 millones de pesos en adelante.

El proyecto llega con unos cambios a las comisiones terceras, que el jueves podrían añadir y eliminar otras medidas. A eso se sumarán las modificaciones que hagan los ponentes y el gobierno para acordar el texto de segunda ponencia, que será el que vean y discutan las plenarias de Senado y Cámara de Representantes.