13 Mayo 2022

PROFIN APP, la peligrosa 'app' que ofrece 2,5 millones de pesos, bajo lupa de la SIC

PROFIN APP dice prestar dinero de forma fácil, rápida y segura, pero varios de sus clientes denuncian usura y mal uso de sus datos personales.

Crédito: Yamith Mariño Díaz

Luego de recibir numerosas denuncias, la Superintendencia de Industria y Comercio decidió formular pliego de cargos contra la empresa que dice prestar dinero fácil y rápido, pero que según varios afectados hace uso indebido de los datos personales y cobra intereses por encima de lo permitido.  

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) decidió abrir investigación y formular pliego de cargos contra la sociedad Nanocred Colombia S.A.S., dueña de la aplicación de préstamos PROFIN APP, luego de recibir más de 20 denuncias de usuarios. La SIC visitó las instalaciones de la empresa el pasado 8 de abril y encontró irregularidades respecto al tratamiento de datos personales, así como en el cobro de intereses y el trato al consumidor.  

La aplicación que promete ‘préstamos para todos’, desde 50.000 hasta 2.500.000 pesos, no exige prácticamente nada de documentación y entrega el dinero rápido, directamente a la cuenta bancaria del cliente. Sin embargo, según los usuarios que presentaron quejas ante la SIC, el negocio no es tan bueno como lo pintan.

Uno de los clientes que sacó un crédito con PROFIN se quejó de que la aplicación comenzó a llamar a las referencias que registró, diciéndoles que esa persona se encontraba en mora, indicándoles además el monto y la duración de la deuda. “Ahora por culpa de esta entidad me estoy enfrentando a una demanda ya que una de las referencias me ha demandado por daño al buen nombre ya que me dice que lo metí en problemas”, se lee en una de las resoluciones que expidió la SIC.

A raíz de las quejas presentadas por los usuarios, la Dirección de investigación de protección de datos personales realizó una inspección a las instalaciones de la empresa y encontró, entre otras cosas, que si el usuario no autoriza el acceso a los contactos en el dispositivo móvil, no se puede continuar con la solicitud del crédito. También, que al finalizar el contrato, la aplicación obtiene la dirección IP, el tipo y modelo desde donde se gestionó el crédito.

Cuando se le solicitó a la directora adjunta de IT la información recolectada por PROFIN sobre los clientes que solicitaron créditos, ella manifestó que esa información se almacena directamente en los servidores de China y no tenía administración remota sobre esos servidores. Es decir, que la empresa no cuenta con la prueba de haber obtenido las autorizaciones para el tratamiento de datos personales.

Más grave aún, la SIC evidenció que “dentro del proceso de cobranza que adelanta la sociedad Nanocred Colombia S.A.S. a través de su contact center, se encuentra realizando el contacto de las personas cuyos datos fueron suministrados por el solicitante del crédito a modo de referencia, sin que las mismas hayan otorgado autorización alguna para el tratamiento de sus datos personales”.

Por su parte, la Dirección de investigaciones de protección al consumidor, otro despacho de la SIC, también decidió formularle cargos a la empresa. Según uno de los consumidores afectados, la aplicación le consignó 50.000 pesos a su cuenta sin que él hubiera aprobado el crédito y cuando solicitó el contrato firmado lo amenazaron diciéndole que, si no pagaba 63.000, le iban a cobrar 150.000 pesos. Otras quejas muestran que la empresa cobró intereses por encima de lo que permite la ley.

Incluso antes de que la SIC anunciara la apertura de investigación de la empresa, Chao Wu, representante legal de Nanocred Colombia S.A.S., publicó un comunicado en el que asegura que “en ningún momento se realizan llamadas a los números telefónicos del listado de los contactos de nuestros clientes, salvo tres contactos suministrados previamente como referencia por el usuario, los cuales son únicamente contactados en caso de NO lograr comunicación con el solicitante”. Añade que la empresa está comprometida con la inclusión financiera, “evitando trámites y papeleos, ahorrando tiempo, fomentando el acceso a nuestros créditos con una experiencia ágil, fácil y segura”.