8 Septiembre 2022

Operación ‘London Bridge’: el plan por seguir ahora que Isabel II ha muerto

Crédito: Yamith Mariño

Durante años, el gobierno británico tuvo preparado un plan para afrontar el acontecimiento más importante del siglo para el Reino Unido. Ahora, mientras el pueblo llora la pérdida de su majestad, la Operación 'London Bridge' ya está en marcha. Esto es lo que sucederá en los próximos días.

Por: Andrés Muñoz

Ahora que se ha confirmado la muerte de Isabel II, el gobierno británico ha activado un minucioso protocolo que tenía preparado desde hace décadas para afrontar este momento, su nombre: Operación 'Puente de Londres'.

 

El Día D

Según este protocolo, hoy, 8 de septiebre, será conocido como el 'Día D' y una de las primeras personas en enterarse fuera del palacio fue la primera ministra, Liz Truss.

“El Puente de Londres ha caído”, será la frase con la que Edward Young, el secretario privado de Isabel II, informó a la cabeza del gobierno sobre la noticia, quien activó la operación diseñada desde hace años.

En los minutos siguientes, los 15 países por fuera del Reino Unido en los que la reina es jefe de Estado, como Canadá y Australia, fueron informados sobre la situación. Posteriormente, sucedió lo mismo con las otras 36 naciones que conforman a la Commonwealth.

En cuanto a los medios de comunicación, la cadena BBC estuvo encargada de transmitir en primicia la información a través de sus estaciones de radio y televisión. Todos los presentadores aparecieron con atuendos de luto, que han estado listos de antemano durante décadas, y toda la programación está suspendida desde horas de la mañana.

Además, se sabe que, desde hace unos años, tienen preparadas decenas de contenidos sobre la vida de Isabel II para hacer una cobertura ininterrumpida durante varios días. Incluso, expertos sobre la realeza han firmado acuerdos de exclusividad con algunos medios para aparecer en las transmisiones del 'Día D' y posteriores.

Por otro lado, en el Palacio de Buckingham ya se colgó sobre su puerta exterior un tablón negro informando sobre el fallecimiento de la reina, como un acto simbólico en el que la realeza le informa a su pueblo del terrible acontecimiento.

Además, todos los edificios gubernamentales ondearán la bandera a media asta y la bolsa de valores de Londres cerrará junto con la mayoría de los almacenes y tiendas en todo el Reino Unido.

Nuevo rey y el funeral real

Se espera que mañana Carlos se dirija a la nación como su nuevo soberano dando su primer discurso oficial. Mientras tanto, 41 cañonazos de salva se escucharán en Hyde Park como muestra de lealtad del gobierno hacia el rey.

Dos días después, el cuerpo de la reina será llevado en una procesión militar hacia el Palacio de Westminster, en el que permanecerá en cámara ardiente durante cuatro días. Allí, miembros de la realeza, jefes de Estado de todo el mundo y, finalmente, millones de ciudadanos, podrán presentarle sus respetos a su majestad.

Para ello, las autoridades londinenses están preparadas para el recibimiento de millones de personas que llegarán a la ciudad para presenciar este evento histórico.

Se estima que el funeral de Isabel II se haga de 10 a 12 días después de su muerte, y esa fecha será declarada festivo en todo el Reino Unido. El cuerpo de la reina se llevará a la Abadía de Westminster para los servicios religiosos.

Por último, el féretro se trasladará a la capilla de San Jorge donde descansan los restos de Jorge VI, padre de Isabel II, y su esposo Felipe de Edimburgo.