9 Noviembre 2022

El alcalde de Buenaventura pide articular con urgencia la "paz total"

Crédito: Foto: Colprensa

La iniciativa de la paz total del Gobierno de Gustavo Petro no ha disminuido las actividades delictivas de los grupos armados ilegales en el puerto vallecaucano. El último suceso fue el secuestro de cuatro personas que se movilizaban en una lancha, entre ellos un firmante de paz.

Por: Juliana Ramírez

Buenaventura es un coctel de pobreza, inoperancia y violencia. Sobre esto último, el alcalde (e) de Buenaventura, Mauricio Aguirre, hizo un llamado al Gobierno nacional para que, a través de la Unidad Nacional de Protección, se active un plan de protección individual para los firmantes del acuerdo ubicados en el puerto, y otro de protección colectiva para el consejo comunitario de Yurumangui.

Además de los grupos delincuenciales que hacen presencia en la zona urbana de Buenaventura, en la parte rural, especialmente en Cajambre, existe una disputa territorial entre disidencias de la Farc –columnas Jaime Martínez y Marquetalia– y el ELN. “Estas disputas han generado terror y zozobra en la comunidad, además de desplazamientos de la zona rural al casco urbano. El último acontecimiento sucedió el pasado viernes 4 de noviembre de 2022, cuando una lancha que iba con cuatro personas fue interceptada en el río Cajambre presuntamente por la columna Jaime Martínez, y todas las personas fueron secuestradas, incluido un firmante de paz”, relató el mandatario.

El firmante de la paz al que hace referencia es Wiston Arroyo Caicedo. Según el alcalde (e) de Buenaventura, en su territorio hay al menos 20 reintegrados, de los cuales tres han recibido amenazas directas contra su vida. Aguirre también insistió en la necesidad de articulación de la llamada “paz total”, con el propósito de generar acciones en favor de la paz y mantener el orden público en el territorio.

“Por la multiplicidad de actores armados ilegales esto es más complejo… Llevamos muchos años intentando esto, pero hoy vemos en la política del Estado colombiano la ventana para por fin poder vivir con tranquilidad en el marco de nuestras costumbres”, indicó el alcalde.