16 Noviembre 2022

Por qué se llama "Perro del infierno" la nueva variante del coronavirus

Crédito: Freepik

BQ1 y BQ1.1 son las nuevas variantes del covid-19 que han tenido un ritmo acelerado de contagio en Europa y Estados Unidos. Los usuarios de las redes sociales las han denominado como "Perro del infierno", pero, ¿a qué se debe su nombre?

Por: Gabriela Casanova

La preocupación por el surgimiento de una nueva cepa de covid-19 surge a partir de un comunicado publicado por el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC), el cual notifica que, según sus predicciones, los sublinajes BQ1 y BQ1.1, popularmente conocidos como “el perro del infierno”, se convertirán en la cepa dominante desde mediados de noviembre hasta principios de diciembre de 2022.

¿Qué son los sublinajes BQ1 y BQ1.1?

BQ1 y BQ1.1 son sublinajes de B.5, uno de los linajes de la variante ómicron. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, el ómicron se propaga con mayor facilidad que la variante Delta; también, puede causar reinfección en personas que se han recuperado del covid-19, sin embargo, las infecciones suelen ser más leves con una tasa de mortalidad más baja.

Estudios del ECDC exponen que BQ.1 tiene la capacidad de evadir la respuesta del sistema inmunitario. Sin embargo, no hay evidencia de que BQ.1 se asocie con una mayor gravedad de la infección en comparación con los linajes de ómicron BA.4 y BA.5.

Por otro lado, el inmunólogo Alfredo Corell identifica tres nuevos síntomas que están presentes en el sublinaje BQ1.1 además de aquellos que son comunes en el covid-19: pérdida de apetito, afonía y taquicardia.

¿Por qué la nueva cepa de covid-19 se llama "perro del infierno"?

Los dos sublinajes fueron nombrados por los usuarios de las redes sociales como "perro del infierno" , sin embargo, es un título no acogido por las organizaciones internacionales de salud.

El apodo hace referencia a cancerbero, el perro de Hades en la mitología griega. Se trata de una criatura de tres cabezas que custodia la entrada al infierno impidiendo que salgan los muertos o entren los vivos.

Esto es utilizado como una metáfora para representar la rápida transmisión de la infección, debido a que nadie puede “escapar de ella”, y su resistencia al ataque del sistema inmune, porque “no lo deja entrar” a combatir.