17 Enero 2023

El ministro José Antonio Ocampo dice que no es necesario que las tasas de interés sigan subiendo

Crédito: Imagen: Colprensa

Desde Davos, el ministro de Hacienda cree que la inflación ya llegó a su punto máximo y que ya debería empezar a bajar. Por lo tanto, las tasas de interés también deberían reducirse.

Por: Angélica M. Gómez

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, aseguró este martes desde Davos, Suiza, donde participa del Foro Económico Mundial, que pese a que la inflación llegó a 13,12 por ciento en diciembre, no es necesario que el Banco de la República mantenga las tasas de interés tan altas.

En una entrevista concedida a Reuters, el economista explicó que no niega que fue problemático que la inflación siguiera subiendo en diciembre, pero que cree que “fue el punto máximo” y que, si la inflación desciende, las tasas de interés también deberían hacerlo. 

Ocampo habló del tema justo cuatro días antes de que inicie el periodo de silencio de la Junta Directiva del Banco de la República, una norma que les impide a todos los integrantes de la junta hablar públicamente o en medios de comunicación sobre la próxima decisión de la autoridad monetaria. El periodo de silencio inicia una semana antes de la fecha prevista para la reunión.

Un mes antes, en diciembre, solo un miembro de la Junta Directiva pidió que las tasas de interés subieran en apenas 25 puntos básicos, con el argumento de que la demanda agregada del país se había empezado a desacelerar entre octubre y noviembre. 

Ocampo también ha declarado públicamente que el problema de la inflación tiene mucho que ver con la oferta, es decir, con la disponibilidad y precio de bienes y servicios en el mundo y en Colombia, por lo que en esta ocasión las tasas del Banco de la República no funcionarían tan bien como en ocasiones anteriores. 

Sin embargo, las expectativas de inflación del país apuntan a que el índice llegue a alrededor de 7por ciento este año, la mitad de la inflación del año pasado pero todavía por encima del rango objetivo del Banco de la República, que es de entre 2 y 4 por ciento, con meta de largo plazo de 3 por ciento. 

Los analistas también esperan que la inflación siga subiendo hasta marzo, se mantenga alta hasta junio y solo en la segunda mitad del año empiece a descender. Esto, por el arrastre de la inflación del año anterior, que siempre se sufre en los tres primeros meses del año nuevo y porque, además de los problemas de oferta, la actividad económica del país continúa por encima de su capacidad de producción, como ha advertido el Banco de la República y han demostrado las cifras del Dane.