13 Enero 2023

Los efectos del cierre de la Vía Panamericana en el precio de los alimentos

Los cultivadores de varios productos agrícolas en Nariño se deben enfrentar al cierre de la vía Panamericana.

Crédito: Twitter Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (@UNGRD)

La emergencia en Rosas, Cauca, cortó el flujo de transporte en la Vía Panamericana desde Nariño. Como esa zona del país funciona a manera de despensa agrícola, hay varios productos de consumo represados.

El deslave presentado el lunes 9 de enero en la Vía Panamericana a la altura del kilómetro 75 entre Popayán y Pasto, en el municipio de Rosas (Cauca), ha paralizado esta arteria de transporte. El deslizamiento ha dejado cientos de familias damnificadas y tiene incomunicada a esa zona del suroccidente del país.

Los sectores afectados le solicitaron al Gobierno que se facilite la movilización de productos y personas a partir de un corredor humanitario o rutas alternas estratégicas para evitar pérdidas económicas y que los bienes de consumo no suban de precio debido a su escasez.

Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, habló con CAMBIO sobre la importancia de Nariño como departamento productor. Afirma que además de ser una gran fuente de papa y leche, "es un gran productor de plátano. También produce cebolla, hortalizas, aguacate, brócoli y muchos otros productos. Es el quinto productor más grande de panela" del país. 

En cuanto a las limitaciones de transporte, Bedoya plantea que "el cierre de la Panamericana genera pérdidas y sobrecostos. Y la gente que no puede sacar las cosechas queda muy enredada".

Subraya también los retos que representan las rutas alternas. "Son vías que toman mucho más tiempo y que no admiten tractomulas. Eso implica que haya que utilizar solo camiones pequeños, y habrá una oferta limitada de los mismos", dice.

"Dependiendo del nivel de inventarios que existan, que a Nariño no lleguen fertilizantes, insumos para controlar enfermedades o alimento concentrado para porcicultura y avicultura les va a generar problemas en el cortísimo plazo para la oferta dedicada a ese departamento y lo que saca para otros. Eso indiscutiblemente genera presiones, además de los altísimos costos de los fletes que ya se están pagando", explicó. 

Por otra parte, Plinio Hernández, presidente de la Unidad Papera de Colombia, también sostuvo que el departamento de Nariño "en estas épocas es despensa de alimentos hacia el interior del país (...) Está en plena cosecha". También manifestó que alimentos como la arveja, la leche y demás productos agrícolas "estarían perdiéndose (...) Van a hacer falta en elinterior del país y por supuesto" que los precios subirían.

En este contexto, la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar) resaltó que el abastecimiento de productos como medicamentos, insumos hospitalarios y demás bienes de primera necesidad son algo esencial para la zona. Por otra parte, la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem) advierte que reabrir la vía tras el alud de tierra podría tardar varios meses, inclusive, un año.

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) informó este viernes que, en aras de mermar los efectos del deslave, "la Sociedad Portuaria Regional Tumaco Pacific Port (...) está lista para atender la demanda de carga que se requiera con el fin de abastecer los departamentos de Cauca, Nariño y todo el sur del país".

Precio al alza de la papa

Germán Palacio, gerente de Fedepapa, indicó a RCN Radio que el represamiento del tubérculo amenaza "las condiciones económicas de los 21.000 productores de papa del departamento de Nariño".

Hay "dos problemas graves: uno, que pierde calidad el producto, y otro que se acumula y cuando salga a las grandes centrales de abasto obviamente les castigan el precio", manifestó Palacio. Además, agregó que el gremio proyecta pérdidas que rondan los 300.000 millones de pesos si estas circunstancias persisten.

La crisis ambiental en Rosas también afecta a Caldas y Tolima. Junto con Cauca y Nariño, en el primer semestre los cuatro departamentos producen al año el 75 por ciento de la papa pastusa en el país.

Según Unidad Papera, el departamento de Nariño en esta temporada genera diariamente cerca de 5.000 toneladas de papa. No obstante, por el cierre vial su distribución se dificulta. "La crisis que se está generando se ve en los precios", explicó Plinio Hernández.

También afirmó que, tras la suspensión del tránsito normal en esta ruta, "la papa vería un aumento casi del 50 por ciento al 60 por ciento en su precio". En consecuencia, la carga de este producto agrícola alcanzaría un valor que rondaría los 360.000 pesos.

Sectores económicos en crisis

Otro gremio afectado es el de la leche. Ana Fernanda Muñoz, presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio del Cauca, afirmó que aproximadamente 250.000 litros son producidos en Nariño cada día. Luego de su extracción, este producto recorre la Vía Panamericana para poder ser procesada en Valle del Cauca.

No obstante, al estar la ruta colapsada, "no hay manera de salvar esa leche", dijo la líder gremial. Esto se ve reflejado en las pérdidas económicas del sector, estimadas en 666 millones de pesos diarios.

El turismo, el transporte y el fique son otros gremios que se han visto afectados por el deslizamiento. Por ejemplo, los transportistas pierden cerca de 500 millones de pesos diarios, según Muñoz. 

Los valores actuales de los alimentos

La Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA) describió los efectos del derrumbe en algunos alimentos de la canasta familiar.

Partiendo del boletín SIPSA del Dane del 12 de enero, en Cali, Valle del Cauca, se explica que "subieron los precios en particular de la lechuga batavia y la papa negra causado por una reducción en la oferta de productos que ingresan desde Ipiales (Nariño) debido al cierre de la Vía Panamericana". En esa ciudad, la lechuga batavia subió de precio un 60 por ciento y la papa negra un 33 por ciento.

En Bogotá, el pimentón, la mora de castilla, la guayaba y el tomate aumentaron de valor (su variación oscila entre el 7 y el 11 por ciento). Sin embargo, alimentos como la habichuela, la papa criolla y la arracacha bajaron de precio. 

En el reporte también se detalla que en Pasto los alimentos que más subieron de precio fueron la mora de castilla (10 por ciento), el tomate (16 por ciento) y la alverja verde en vaina (22 por ciento).