HOMENAJE CHÉVERE A LA CHIRRIADA LETRA CH
24 Abril 2022

Caminando por la décima

HOMENAJE CHÉVERE A LA CHIRRIADA LETRA CH

De pie y emocionado, el profesor Pompilio Iriarte comparte con Los Danieles las décimas siguientes que compuso para sus alumnos y lectores con motivo del Día del Idioma, que se celebró ayer sábado. El profesor optó por rendir especial homenaje a la letra ch y encarnar en ella a las demás colegas de alfabeto. 

Del dicho al hecho hay mucho trecho

Si en esta patria nacimos
por caprichos del azar,
¿es un deber celebrar
el idioma que aprendimos?
Y si hablamos y escribimos
el español por razones
que no escogemos: pasiones,
guerras, vida, amor y muerte,
¿en qué mejora la suerte
amarlo en los corazones?

¿Por qué el Día de la Lengua
vamos hoy a celebrar?
Si el nuestro fuera otro hablar
–checo, chino, chewa, quechua–,
¿habría en ello alguna mengua?
¿El Cervantes castellano
o el Aretino italiano
serían menos en galés?
¿El gran Shakespeare en inglés
mejor que el Dante en toscano?

No tenemos Thomas Mann,
pero sí manes que toman,
mamagallistas que embroman,
pero nunca un Manuel Kant.
Tuvimos Hombre Caimán,
estafadores y vagos,
ilusionistas y magos,
Nobel de literatura,
pero pocos a la altura 
de Borges o Saramago.

Nos hace mucho pensar
que en español no tenemos
Newton, Einstein. No sabemos
por qué nos pudo pasar;
más nos vale hacer notar
que tenemos Juan Valdés,
Freddy Rincón, Pambelé,
García Márquez y Botero,
nuestro país futbolero
y, claro, la letra ch.

Si a Jesús le dicen Chucho
y a Francisca doña Pacha,
no habrá reproche ni tacha
en que me digan el cucho,
o en decir que El Aguilucho
–¡qué revista tan bien hecha!–
a todos nos aprovecha
leerla de trecho en trecho,
pues nos deja –y es un hecho–
nuestra afición satisfecha. 


Chusco, chuzo, churro, chullo, 
chamán, chicote, chaval,
chanda, chanchiro, chacal,
chueco, chorlito, chanchullo,
chubasco, chuce, chunchullo,
cheque, Chechenia, chistera,
chamba, chocha, chapucera,
chinchorro, choclo, chismosa,
chichina, chimba, chistosa,
chance, chorro, chapucera.

Chacho es muchacho, engreído,
Checho Angulo, un futbolista,
Chicho Serna, deportista,
chocho, viejo, envejecido,
Chucho, un cura conocido,
Pacho, en confianza, es Pachito,
pecho hinchado, orgullosito;
picho es algo descompuesto,
pocho es picho, por supuesto,
pucho es colilla, puchito. 

La letra ch en ocasiones
es todo un itinerario.
Aquí les dejo el muestrario
para que hagan excursiones.
Estas son buenas opciones:
El Chambo (Ecuador), chinazo,
Pernambuco, por si acaso,
Titicaca y Orinoco…
Si van con Chávez o Koko,
escalen el Chimborazo.

En Colombia, Charalá,
Chimichagua y Chitaraque,
Chaparral, Chalán, Chipaque,
Chita, Chiscas, Chinchiná,
Chameza, Charta y Chimá,
Chigorodó, Chachagüí,
Chiquinquirá, Chaguaní,
el cañón del Chicamocha,
la laguna de la Cocha,
Chivor, Chivolo y Choachí. 


Y ya para terminar
con tantas ches chuchumecas
en estas décimas chuecas,
vale la pena pensar
qué es lo que hay que celebrar
de nuestro idioma fecundo,
algo hermoso, algo profundo:
el español y otras lenguas
habrán de hacernos sin mengua
los ciudadanos del mundo.

Pompilio Iriarte

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO