Solo gente de su confianza: así rearma Petro su Gobierno en puestos clave

Crédito: Crédito: Presidencia de la República

12 Febrero 2024

Solo gente de su confianza: así rearma Petro su Gobierno en puestos clave

Aunque el remezón ministerial sigue siendo un mito, en las últimas semanas ha habido una serie de cambios silenciosos en altos puestos de entidades importantes para los proyectos del Gobierno. ¿Está el presidente cerrando filas en la burocracia alrededor de su proyecto progresista?

Por: Andrés Mateo Muñoz

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Los consejos de ministros de cada semana en la Casa de Nariño suscitan toda clase de rumores: que si el presidente regañó a su gabinete, que si algún ministro renunció, que si Laura Sarabia opinó... Cada tanto se dan versiones encontradas desde el Palacio presidencial que avivan el rumor de un nuevo remezón ministerial. Y aunque los ministros siguen ahí, en las últimas semanas ha habido cambios en cargos clave del Estado, que dejan ver el nuevo rumbo del gabinete en el año de ejecución para el Gobierno.

El presidente Gustavo Petro y sus ministros saben que 2024 es el año de la ejecución. Así lo ha hecho saber el jefe de Estado desde finales de 2023 por sus regaños en público y en privado a varios funcionarios. La molestia de Petro radica principalmente en las cifras de ejecución del presupuesto de inversión de la mayoría de entidades de orden nacional. 

El estudio más reciente al respecto, del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, reseña que el año pasado se dejaron de ejecutar 17 billones de pesos, de los cuales 8 billones eran para inversión. Petro sabe que pensar en un heredero para 2026 supone entregar resultados este año. 

“No hay que devolver el poder a la oligarquía ¡Cuidemos el 2026!”, dijo el presidente Petro en Tumaco, Nariño el 26 de enero pasado.

Por ello, el mandatario no solo ha reprendido a su equipo de ministros y altos funcionarios, sino que ha tratado de excusarse con sus votantes por el incumplimiento de las metas de inversión. “Me desconozco”, dijo Petro en otro discurso en Quibdó al constatar que la ciudad sigue sin acueducto.

Y si se piensa en el presupuesto, tampoco hay excusa en 2024. Este año el gobierno contará con 502 billones de pesos en su presupuesto nacional: el más alto de la historia y 18,9 por ciento mayor que el de 2023. Por lo tanto, Petro ya tiene la chequera pero necesita funcionarios dispuestos a utilizarla.

Petro: creyente en el cambio…de funcionarios

La gestión de Gustavo Petro en la Casa de Nariño es, con frecuencia, un déjà vu de su paso por el Palacio de Líévano en Bogotá. Confrontación con la Procuraduría, alegatos de persecución política, romántico del poder y la movilización popular, y, por supuesto, relevos en puestos claves del gobierno.

Según un informe de Vali Consultores, en sus 43 meses como alcalde, Gustavo Petro hizo 65 cambios en 19 secretarías, direcciones y empresas de la administración distrital. De los 13 secretarios que debutaron con Petro en 2012 en la Alcaldía de Bogotá, solo 3 sobrevivieron hasta el final del mandato en 2015: Ricardo Bonilla, hoy ministro de Hacienda; Óscar Sánchez Jaramillo, actual viceministro de Educación, y Clarisa Ruiz. La cartera con más movimientos fue la de Gobierno, con seis secretarios diferentes.

Otras entidades importantes de la capital también tuvieron cambios de directores en varias ocasiones durante la Bogotá Humana: Transmilenio (6 directores), Fondo de Vigilancia y Seguridad (7 gerentes), y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos –Uaesp– (7 directores).

Daniel García-Peña Jaramillo, académico y estratega político, trabajó con Gustavo Petro en una parte de su paso por la Alcaldía Distrital hasta que renunció en junio de 2012 por diferencias con el hoy presidente. García-Peña, consultado por CAMBIO, opinó que "el Petro alcalde no es el mismo Petro presidente, pues han pasado 10 años" y agregó que "Petro tiene que garantizar que el programa por el que fue elegido se cumpla y eso puede significar tener tensiones con algunos ministros".

La tendencia parece ser la misma en la faceta de Gustavo Petro como presidente. El mandatario ha cambiado a 11 ministros en los 18 meses que lleva en el poder. 

De los 19 ministerios, los únicos que mantienen su titular desde el 7 de agosto de 2022 son el Ministerio de Ambiente con Susana Muhammad; el Ministerio de Justicia con Néstor Osuna; el Ministerio de Comercio con Germán Umaña; el Ministerio de Defensa con Iván Velásquez; el Ministerio de Vivienda con Catalina Velasco; y el Ministerio de Trabajo con Gloria Inés Ramírez. Además, el recién creado Ministerio de la Igualdad tiene como su titular desde 2023 a la vicepresidenta Francia Márquez.

Ningún ministro ha salido de su cargo desde julio de 2023 por decisión del presidente Petro. Sin embargo, en el último mes ha habido remodelaciones silenciosas pero estratégicas en altos y medios mandos de diferentes ministerios, agencias y entidades públicas. 

Más lealtad, más decisión y menos apertura a otros sectores políticos

De las últimas salidas del Gobierno, la más sonada fue la del exdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP) Jorge Iván González. Varios analistas y políticos lamentaron su renuncia de la entidad por considerarlo como una de las últimas voces “moderadas” que quedaban en el Gobierno Petro. 

“El presidente Petro cada vez se queda más solo. Va sacando a las personas que tienen cierta credibilidad en el país, como el exdirector de Planeación Nacional y se va rodeando de quienes le son más fieles no a su proyecto político, sino a sus caprichos”, dijo la senadora Paloma Valencia.

Daniel García Peña, por su parte, también lamentó la salida de González. "Es un hombre excelente no solo como persona y profesional sino como progresista".

El ministro Ricardo Bonilla habló de un retiro forzoso de González por enfermedad, pero de acuerdo con fuentes cercanas al exdirector del DNP, su renuncia se precipitó por diferencias con el presidente.

Como reemplazo de González y encargado de la dirección del DNP, el presidente designó a uno de sus funcionarios más leales: Daniel Rojas Medellín. El economista fue uno de los cerebros detrás del plan de gobierno de Petro en la campaña de 2022 y desde septiembre del año pasado está en la presidencia de la Sociedad de Activos Especiales (SAE). 

La efectividad que ha mostrado Rojas Medellín en la SAE lo convirtió en uno de los funcionarios favoritos del presidente Petro, quien se ha mostrado crítico de la “burocracia” que aparentemente frena los bríos de su proyecto progresista.

“Me da temor que este gobierno tampoco sea capaz. Porque se deja dominar de la inercia. Se deja dominar del tecnócrata de abajo que impone la decisión”, dijo Gustavo Petro en Guapi, Cauca.

El DNP es una entidad clave para las inversiones que pretende el presidente en las regiones pues se encarga de diseñar y apoyar la planificación de políticas públicas y del presupuesto de los recursos de inversión.

Horas después de la salida de Jorge Iván González del DNP, hubo otra renuncia en un cargo importante: el superintendente de Salud,  Ulahy Beltrán, en cuyo reemplazo el presidente postuló al exconcejal de Bogotá Luis Carlos Leal, un militante del Partido Verde cercano a la exministra Carolina Corcho y a Carlos Ramón González, director del Dapre. Para la representante del Partido Verde Katherine Miranda, Leal no es cuota de su colectividad en el Gobierno.

“Luis Carlos hizo una extraordinaria labor en el Concejo (...) no es cuota del Partido Verde porque su llegada al Gobierno no fue definida en una reunión de bancada. Su llegada obedece más a su cercanía con el petrismo”, le dijo Miranda a CAMBIO.

La congresista agregó que tiene una gran preocupación por lo que considera una “destecnificación” del Gobierno. “Uno no puede estar rodeado de personas que solo le den palmaditas en la espalda”, aseguró la representante.

Por otro lado, el representante del Pacto Histórico Heráclito Landínez dijo que "los cambios son normales y hacen parte de la órbita de discrecionalidad del presidente". El congresista agregó que "tenemos que comenzar a ver resultados (...) hay funcionarios que temen en actuar por la persecución de la Procuraduría".

Otra de las movidas recientes en altos cargos públicos se dio en el Ministerio de Agricultura. Gerardo Vega salió de la dirección de la Agencia Nacional de Tierras y en su reemplazo entró Felipe Harman, exalcalde de Villavicencio. 

Harman es ingeniero civil y ha militado en sectores de izquierda, como en el Polo Democrático Alternativo. Tiene el reto monumental de ponerle acelerador a la reforma agraria que quiere el presidente Petro y por la cual hubo discrepancias entre Vega y la ministra de Agricultura Jhenifer Mojica por las cifras sobre entrega y titulación de tierras,  como lo reveló CAMBIO en 2023.

“Reforma agraria es la orientación y estoy seguro que con pasión y trabajo en equipo lo vamos a lograr”, escribió Harman en su cuenta de X el pasado 8 de febrero, día de su posesión.

Por los lados del Invima, una entidad clave que duró con directores interinos un año y medio, todos los caminos conducen de nuevo a Francisco Rossi Buenaventura. Rossi es médico con especialización en epidemiología y fue asesor de la exministra Corcho. Además, estuvo encargado de la entidad entre septiembre de 2022 y marzo de 2023.

Otros movimientos importantes de las últimas semanas se dieron en la Agencia Colombia Compra Eficiente. Stalin Ballesteros salió de su cargo como director y como reemplazo quedó Carlos Toledo Flórez, hijo del médico y fundador del M-19 Carlos Toledo Plata. Igualmente, Cielo Rusinque llegó como superintendente de Industria y Comercio.

Los ajustes quirúrgicos que ha hecho Petro en varios cargos hasta el momento marcan una hoja de ruta política de lo que podría venir en los próximos meses frente a la salida de algunos ministros. Trabajar con quien confía y prescindir de una tecnocracia que parece atormentarlo un año y medio después de empezar a gobernar.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí