¿Humanos con cola? No, debido a una antigua mutación genética

Crédito: Freepik

28 Febrero 2024

¿Humanos con cola? No, debido a una antigua mutación genética

Los científicos identificaron el mecanismo genético que podría explicar por qué los humanos y nuestros antepasados simios carecen de cola, a pesar de que nuestros antecesores evolutivos en el linaje de los primates la tenían.

Por: Reuters

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Las películas "Avatar" del director James Cameron están pobladas por una especie de seres azules de gran tamaño parecidos a los humanos, pero con cola. Entonces, ¿por qué nuestra especie carece de cola, teniendo en cuenta que nuestros antecesores evolutivos en el linaje de los primates las tenían?

Los científicos identificaron el miércoles lo que podría ser el mecanismo genético que subyace a nuestra falta de cola y a la de nuestros antepasados simios: una mutación en un gen fundamental para el desarrollo embrionario. La cola fue un rasgo característico de la mayoría de los vertebrados durante más de 500 millones de años, y su pérdida pudo suponer una ventaja cuando nuestros antepasados pasaron de los árboles al suelo, señalaron.

Los investigadores compararon el ADN de dos grupos de primates: los monos, que tienen cola, y los hominoideos -humanos y simios-, que no la tienen. Descubrieron una mutación en un gen llamado TBXT que estaba presente en las personas y los simios, pero ausente en los monos. Para comprobar los efectos de esta mutación, los investigadores modificaron genéticamente ratones de laboratorio para que tuvieran este rasgo. Los ratones acabaron con una cola más pequeña o sin ella.

"Por primera vez, proponemos un escenario plausible para el mecanismo genético que condujo a la pérdida de la cola de nuestros antepasados. Es sorprendente que un cambio anatómico tan grande pueda estar causado por un cambio genético tan pequeño", dijo el genetista y biólogo de sistemas Itai Yanai, de la Langone Health de la Universidad de Nueva York, que colaboró en la dirección del estudio publicado en la revista Nature.

Según Bo Xia, genetista y biólogo de sistemas de la Universidad de Harvard y el Instituto Broad, autor principal del estudio, la ausencia de cola podría haber equilibrado mejor el cuerpo para la locomoción ortógrada -erguida- y, con el tiempo, el bipedismo.

Según los investigadores, la mutación que provocó la pérdida de la cola se produjo hace unos 25 millones de años, cuando los primeros simios evolucionaron a partir de sus antepasados los monos. Nuestra especie, el Homo sapiens, apareció hace unos 300.000 años.

El linaje evolutivo que dio lugar a los simios y las personas se separó del linaje que dio lugar a los actuales monos del Viejo Mundo, una familia que incluye a los babuinos y los macacos. Los hominoideos actuales son los humanos, los "grandes simios" (chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes) y los "simios menores" (gibones). El primer hominoideo conocido, el Proconsul, carecía de cola.

Los hominoideos evolucionaron hacia la formación de menos vértebras y perdieron la cola externa. En los humanos quedan vestigios de cola. Un hueso en la base de la columna vertebral llamado coxis, o rabadilla, está formado por restos fusionados de vértebras de la cola.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí