Pronósticos económicos para el cierre del año: poco crecimiento y alta inflación

La Ocde, el Banco Mundial y el FMI esperan que la economía colombiana crezca cerca de 1,5 por ciento.

Crédito: Freepik

11 Octubre 2023

Pronósticos económicos para el cierre del año: poco crecimiento y alta inflación

Los analistas de diferentes entidades proyectan que la economía termine el año con un crecimiento de alrededor de 1,5 por ciento. En relación con los precios, las expectativas apuntan a que la inflación cerrará al alza. En cuanto al desempleo, piensan que podría acabar en dos dígitos.

Por: Laura Lucía Becerra Elejalde

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

A tres meses de que termine 2023, varias entidades ocupadas del tema ajustan sus pronósticos económicos para fin de año, sobre todo en relación con el crecimiento, la inflación y la tasa de desempleo

Hacia el inicio del año, las proyecciones sobre el PIB de 2023 se ubicaban por debajo de 1 por ciento; pero poco a poco se han ido corrigiendo y hoy son más optimistas: se acercan más al 1,5 por ciento

El Banco de la República, por ejemplo, esperaba en enero que el crecimiento del PIB de 2023 fuera 0,2 por ciento, casi nulo; en marzo, el equipo técnico revisó el pronóstico y lo ajustó en 0,9 por ciento; en abril, lo elevó a 1 por ciento, y en agosto, lo redujo de nuevo a 0,9 por ciento.  

El Gobierno ha sido más optimista. “En Colombia se preveía que este año íbamos a crecer solo 1 por ciento. Así comenzó el año, con esta perspectiva bastante negativa, ante una desaceleración muy fuerte frente al crecimiento de los últimos dos años. Hoy podemos decir que esa previsión se ha quedado corta y que eventualmente este año podemos terminar en 1,8 por ciento o en 2 por ciento”, aseguró el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla.  

El PIB colombiano creció 11 por ciento y 7,3 por ciento en 2021 y 2022, respectivamente, tasas atípicamente altas para la economía nacional que se explicaron por la recuperación acelerada que vivió el país luego del choque de la pandemia del covid-19. Por ello, la menor dinámica para este año era un asunto previsible.

A nivel internacional, el Banco Mundial elevó su proyección para Colombia la semana pasada, a 1,5 por ciento, una cifra que, si bien es más moderada, se acerca más a las proyecciones de otras entidades locales. 

En junio, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) rebajó 0,3 puntos su proyección para este año, y desde entonces la dejó en 1,5 por ciento; el Fondo Monetario Internacional (FMI) también espera un PIB cercano a 1,5 por ciento. Esta semana, durante la reunión anual, que se celebra en Marrakech (Marruecos), revisó la proyección y la elevó de 1,0 por ciento a 1,4 por ciento. 

Inflación, cada vez más lejos  

Son varios los equipos de investigaciones económicas que han decidido dejar quietas las cuentas del crecimiento de la economía, pero sí calculan una inflación más alta

Scotiabank Colpatria, que apunta a un dato de 1,8 por ciento para el crecimiento de la economía colombiana este año, tiene una expectativa de inflación para diciembre de 2023 de 9,1 por ciento, 0,5 por ciento más que lo que pensaba meses atrás (8,6). 

La semana pasada, BBVA Research revisó también sus proyecciones económicas, y decidió mantener el pronóstico de crecimiento en 1,2 por ciento. Por el lado de la inflación, elevó su proyección para diciembre a 9,7 por ciento, cuando antes esperaba que terminara en 9,1 por ciento

“El crecimiento esperado es de 1,2 por ciento, y lo hemos mantenido inalterado respecto a nuestra anterior proyección. En términos de inflación, se espera que el proceso de reducción continúe, para observar una variación del IPC cercana al 10 por ciento a finales del año”, explicó Mauricio Hernández, economista de BBVA Research para Colombia.

De acuerdo con el economista, hacia 2024 la reducción en los precios se dará de forma gradual y contenida por factores como el fenómeno de El Niño, el incremento restante del precio de los combustibles, la devaluación esperada en el tipo de cambio y el ajuste de las tarifas y los cobros que suele tener la economía a los inicios del año. 

Credicorp Capital, el holding financiero de origen peruano, también ha mantenido su proyección de crecimiento: 1,3 por ciento. Daniel Velandia, el economista jefe de la entidad, asegura que “en lo que queda del año seguiremos viendo un ajuste, una desaceleración gradual de la actividad económica”. 

En lo referente a la inflación, Velandia reconoce que tuvo que aumentar su pronóstico en las últimas semanas, tras el dato observado en el mes de agosto, “que vino por arriba de las expectativas”, por los riesgos asociados al fenómeno de El Niño y la volatilidad del dólar. Su estimación de inflación está en 9 por ciento para el cierre del año

En agosto, en comparación con julio, los precios de los consumidores colombianos se incrementaron 0,7 por ciento, un factor que tomaron en cuenta varios de los analistas. 

Andrés Pardo Amézquita, director y jefe de Estrategia para América Latina de XP Investments, menciona que su pronóstico de inflación está entre 9,2 por ciento y 9,5 por ciento, y dice que, aunque sorprendió “un poco al alza el dato de agosto”, también puede que la inflación vuelva y baje por lo que no ha elevado su análisis. 

En lo referente a la actividad económica, Pardo opina que “vamos a tener crecimientos muy bajos en la última parte del año, incluso negativos si hablamos secuencialmente”, es decir, el último trimestre en comparación con el inmediatamente anterior. Desde  XP Investments se ha mantenido la estimación de crecimiento en 1,3 por ciento. 

El desempleo, ¿en dos dígitos?

En los últimos tres meses la tasa de desempleo se ha mantenido en un rango entre 9 por ciento y 10 por ciento, pero las estimaciones que hacen algunos expertos apuntan a que cerrará el año en dos dígitos. 

Scotiabank, por ejemplo, espera que el desempleo cierre el año en 10,5 por ciento; Banco Itaú calcula que será 10,3 por ciento y por el lado de BBVA Research el cálculo apunta a 10 por ciento. 

“En términos del mercado laboral no vemos que se esté dando una destrucción del empleo, pero sí vemos una reducción en el ritmo de creación de nuevos empleos”, explica Mauricio Hernández, desde BBVA. 

Otros pronósticos son algo más pesimistas. Bancolombia estima que la tasa de desempleo se elevará hasta promediar 11,5 por ciento en 2023, debido a “el balance entre una baja demanda por trabajadores de parte de las empresas y un posible incremento de la oferta de trabajo por parte de los hogares”. 

La economía no tiene una bola de cristal, pero las estimaciones económicas sí dan luces sobre el comportamiento que pueden tener algunos indicadores claves. El consenso apunta, entonces, a una economía colombiana que tendrá un desempeño modesto, pero superior a lo que se esperaba a inicio de año, y a una inflación que se estaría moderando cada vez más lento. 
 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí