Después de casi cinco años del proceso, el expresidente Álvaro Uribe es acusado
24 Mayo 2024

Después de casi cinco años del proceso, el expresidente Álvaro Uribe es acusado

El expresidente Álvaro Uribe, fue acusado por la Fiscalía.

Crédito: Foto: captura de pantalla

Este viernes el fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Gilberto Villareal, acusó al expresidente Uribe como presunto responsable de los delitos de soborno, soborno a testigos y fraude procesal.

Por: Sylvia Charry

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

El proceso judicial contra el expresidente Álvaro Uribe es, quizás, uno de los casos más largos de la historia reciente. En octubre de 2019, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia lo llamó a indagatoria y le dictó casa por cárcel como presunto responsable de los dos delitos de soborno a testigos y fraude procesal. Desde ese momento, el expresidente quedó vinculado directamente al proceso. Sin embargo, el expresidente decidió renunciar al Senado y, desde agosto del 2020, el proceso quedó en la batuta de la Fiscalía. Hoy, después de casi cinco años de estar vinculado al caso, el ente acusador acusó formalmente al expresidente lo que quiere decir que inició el juicio. Lo hizo, después de que la juez 44 de conocimiento, Sandra Liliana Heredia, rechazara de plano la nulidad pedida por la defensa de Uribe.

La acusación de la Fiscalía llegó cuatro años después de que recibiera el proceso y luego de dos solicitudes de preclusión de fiscales de la administración de Francisco Barbosa.

El fiscal primero delegado ante la Corte, Gilberto Iván Villarreal Parra, leyó el escrito de acusación contra Uribe, como presunto determinador de los delitos de soborno, soborno a testigos en actuación penal y fraude procesal. Para el ente acusador, el expresidente, "contando con apoyo consciente, deliberado y sistemático de múltiples personas, bajo la coordinación, la dirección y con el beneplácito, patrocinio o aval suyo, materializó la estrategia para buscar testimonios" que lo beneficiaran a él y a su hermano, Santiago Uribe, en un proceso por paramilitarismo y que perjudicaran al senador Iván Cepeda, al señalar que habían sido presionados para relacionar a los Uribe con el paramilitarismo.

El fiscal presentó varias adiciones al escrito de acusación. Dentro de las pruebas nuevas del proceso está, por ejemplo, la declaración del hermano del exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, testigo contra Uribe, Óscar Monsalve Pineda. Por eso, el abogado Granados pidió un tiempo razonable, antes de las audiencias preparatorias del juicio, para que la Fiscalía descubra todos los elementos materiales probatorios.

La cronología del caso es aún más larga. El proceso, que se volteó contra el expresidente Uribe, se remonta a 2012, cuando Uribe presentó una denuncia ante la Corte Suprema de Justicia contra el congresista Iván Cepeda, acusándolo de ofrecer, supuestamente, incentivos económicos y ventajas legales a excombatientes paramilitares para testificar en su contra. Esto, después de que Cepeda realizara un debate que pasó a la historia sobre el paramilitarismo en la hacienda Guacharacas, propiedad de la familia Uribe. En 2018, después de seis años de investigación, la Corte Suprema decidió precluir la investigación contra Cepeda y, en cambio, le abrió una al expresidente por presunta manipulación de testigos y fraude procesal. Aquí se pueden leer las claves para entender los ires y venires del proceso.

La juez Heredia programó las audiencias preparatorias de juicio, que son en las que las partes debaten las pruebas, para junio y julio. Después de que se definan cuáles son las pruebas que se llevarán a juicio, éste empezará formalmente.

El fiscal, entre lagrimas, dice que su vida corre peligro

Álvaro Uribe

Después de la acusación, el fiscal Gilberto Villarreal dijo que las manifestaciones a través de las redes sociales del expresidente Álvaro Uribe, estaban poniendo en riesgo su vida y la de tres víctimas del proceso. 

"La juez determinó que la Fiscalía no puede demandar medidas en esta audiencia a favor de las víctimas ni el respeto por funcionarios judiciales, pero se ha afectado a tres de las víctimas con esas publicaciones. En todo caso, la Fiscalía remite a su despacho para que quede la constancia. En este país la vida y la integridad personal de cualquier persona, bajo ese contexto, corre peligro. La verdad, en mi caso lo siento así, no digo más, no digo más", dijo el fiscal.

El fiscal Villarreal se refería a un pronunciamiento que hizo el exmandatario en sus redes sociales en el que dijo que tenía información que el fiscal del caso estaba siendo amenazado y a un confidencial en el que Semana lo tildó de ser la sombra del exfiscal Eduardo Montealegre, declarado víctima en el proceso.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí