0,24 por ciento de ejecución: la cifra que amenaza el legado de Francia Márquez

Vicepresidenta y ministra de la Igualdad, Francia Márquez Mina.

Crédito: Jorge Restrepo.

14 Abril 2024

0,24 por ciento de ejecución: la cifra que amenaza el legado de Francia Márquez

Es el ministerio más joven del país, con uno de los presupuestos más altos de todo el Estado. Sin embargo, su ejecución no supera el 0,3 por ciento. Los ajustes internos ya se están dando para acelerar el paso en una cartera hecha para atender los problemas de sectores que fueron claves en el triunfo de Petro y Francia Márquez en 2022. ¿Para dónde va el Ministerio de la Igualdad?

Por: Andrés Mateo Muñoz

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

El Ministerio de la Igualdad se lanzó a ritmo de currulao el 4 de enero de 2023. Ese día, en el coliseo central de Istmina, Chocó, el presidente Petro firmó la ley que le dio vida a la nueva cartera. Fue un evento modesto, sin mucho protocolo y lejos de la Casa de Nariño. Sillas plásticas y una tarima pequeña bastaron para que la vicepresidenta Francia Márquez viera nacer, por fin, un hijo por el que luchó desde que era precandidata a la presidencia. 

Al evento asistieron líderes de comunidades campesinas, afros, indígenas, LGBTIQ y mujeres. Márquez saludó a tantos asistentes como pudo, mientras esperaba al presidente, quien llegó con varias horas de retraso. Ese accidentado lanzamiento presagiaba la suerte de un ministerio que, para algunos, es innecesario. 

Muy entusiasmada, la vicepresidenta asumió el liderazgo del ministerio más joven del país. “Para devolverle a las nadies y los nadies de este país lo que históricamente les han quitado”, dijo la funcionaria. En su discurso también se comprometió a ser vigilante de los recursos de la entidad “para que no se perdieran”. 

Han pasado 15 meses desde el nacimiento del Ministerio de la Igualdad. Más de un año para bañar de realidad a una idea que cautivó a las bases del Pacto Histórico. El balance no es alentador. Buena parte del amplio presupuesto de la cartera podría perderse, no por manejos irregulares o escándalos de corrupción, sino por la falta de ejecución. 

Según los datos más recientes del Portal de Transparencia Económica del Ministerio de Hacienda, la cartera de la Igualdad y la Equidad ha ejecutado el 0,24 por ciento del presupuesto asignado para la vigencia de 2024: el porcentaje más bajo de los 19 ministerios de Colombia. En otras palabras, si existiera una libreta de calificaciones para su gestión, la vicepresidenta iría perdiendo el año. Y lo hace en una materia crucial para el presidente Petro: la ejecución presupuestal. 

El Ministerio de la Igualdad hace parte del sector Igualdad y Equidad, al que se integraron el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el Instituto Nacional Para Sordos y el Instituto para Ciegos. De las cuatro, la cartera de la Igualdad es la que peor porcentaje de ejecución tiene, pero a la vez la de mayor presupuesto asignado: 1,8 billones de pesos. De hecho, el presupuesto de esa entidad es superior al de las carteras de Cultura, Ciencia y Deporte.

Al cierre de este artículo, de los 1,8 billones de pesos asignados para este año, el Ministerio de la Igualdad ha ejecutado 4.216 millones. De ese valor, 3.437 millones de pesos se han gastado en el pago del salario de los funcionarios. Es decir, 81 por ciento de lo ejecutado hasta ahora se ha ido en pago de nómina. A eso hay que sumarle 162 millones de pesos de “remuneraciones no constitutivas de factor salarial”. Los 617 millones de pesos restantes se han gastado en “adquisición de servicios”.

Por otro lado, de los 400.000 millones de pesos asignados para el “fortalecimiento de las acciones para garantizar el goce efectivo del derecho a la igualdad de sujetos de especial protección”, no se ha ejecutado un solo peso.

 

La baja ejecución parece ser una tendencia en la cartera de la Igualdad. En 2023, a este ministerio se le asignaron 500.000 millones de pesos, de los cuales se ejecutaron 2.142 millones: el 0,42 por ciento. En febrero de este año, la ejecución del presupuesto era de 0,05 por ciento, y a mediados de marzo subió al 0,14 por ciento, como lo registraron La República y El Tiempo.

Al comparar las cifras, se encuentra que, entre marzo y lo que va de abril, la ejecución subió por el pago de salarios y la adquisición de servicios. En el último mes, el pago por concepto de nómina pasó de 1.924 millones de pesos a 3.437 millones. Y en cuanto a la compra de servicios, esta creció de 361 a 617 millones de pesos.

Respecto a la contratación en el Ministerio de la Igualdad, el convenio más costoso a la fecha es por 2.750 millones de pesos. Se trata del arrendamiento de las oficinas en las que funciona la sede principal de la cartera. Ese contrato lleva un 17 por ciento de ejecución. Apenas se han pagado 458 millones de pesos en arriendo entre enero y marzo de este año.

Los otros tres contratos más onerosos del Ministerio de la Igualdad se firmaron en marzo pasado. Uno por 617 millones de pesos para la compra de equipos de cómputo. Otro por 524 millones para seguridad informática, y el último por 384 millones de pesos también para la compra de computadores y otros equipos. Hasta el momento, ninguno ha empezado a ejecutarse.

Las cifras en rojo de la entidad han puesto en el centro de las críticas a la vicepresidenta, quien en los últimos días empezó a hacer ajustes en su equipo del ministerio. Se le quiere dar forma a una cartera que sigue aprendiendo a caminar con cambios en altos cargos y nuevos nombramientos

Estructurar y reestructurar sobre la marcha

En enero de 2023, dos días después del lanzamiento del Ministerio de la Igualdad, la vicepresidenta Francia Márquez dio su primera entrevista para explicar su hoja de ruta en la cartera. 

En la charla con Noticias Caracol, Márquez tuvo un lapsus que le costó algunas críticas. A la pregunta de cuál sería la población que va a recibir el apoyo de la nueva entidad, la vicepresidenta dijo: “Lo primero que tengo que decir es que hay que reestructurar el ministerio”. De inmediato, Márquez complementó la respuesta aclarando que era necesaria la estructuración del Ministerio de la Igualdad, que apenas estaba creado en el papel.

Pero más allá de la curiosa respuesta de la vicepresidenta, la reestructuración del MinIgualdad parece estar en marcha. En la última semana, dos viceministras presentaron sus renuncias: Diana Gómez, viceministra de las Mujeres, y Luz María Múnera, viceministra de Poblaciones y Territorios. Las dos agradecieron a la vicepresidenta la oportunidad de haber hecho parte de la cartera. “Fueron meses de grandes aprendizajes y retos”, dijo Múnera en sus redes sociales. 

Ni Gómez ni Múnera se han pronunciado públicamente sobre los motivos de sus renuncias. Prefieren evitar hablar del tema en medios y así se lo expresaron a CAMBIO. Sin embargo, sus salidas y el poco tiempo que duraron en el cargo generaron el ruido suficiente sobre el Ministerio de la Igualdad.

En reemplazo de Múnera quedó encargada Liliana Morales Hurtado, economista con una maestría en Demografía y un doctorado en Economía. Múnera llegó al cargo en septiembre de 2023, luego de una decisión del Consejo de Estado que anuló su elección como representante a la Cámara por el Polo Democrático. 

En el caso de la viceministra Gómez, ocupará su cargo hasta el próximo 30 de abril. Aún no se sabe quién será su relevo. Extraoficialmente se habla de la exconsejera presidencial Clemencia Carabalí.

Por otro lado, apenas el pasado 8 de abril fue nombrado el viceministro de Pueblos Étnicos y Campesinos. Se trata de Nelson Lemus, indígena del pueblo Nasa, licenciado en Ciencias Sociales y Antropología, y exconsejero del Consejo Regional Indígena del Cauca, departamento natal de la vicepresidenta.

Con estos movimientos, el mapa de los viceministerios en la cartera de Igualdad queda así

 

Viceministerios del Ministerio de la Igualdad

Además de los 5 viceministerios, la cartera de Igualdad tiene 21 direcciones técnicas. Hasta el momento, se han nombrado o postulado 14 directores y directoras, 3 de ellos en la última semana. Falta por cubrir 7 direcciones. Desde la creación del ministerio muchos colombianos vieron con preocupación el hecho de que el gobierno hubiera decidido crear 5 viceministerios. Eso, sin duda, era una bandera roja de burocracia inoperante. 

¿Qué respondió el Ministerio de la Igualdad?

CAMBIO consultó al Ministerio sobre sus cifras de ejecución presupuestal, tanto de 2023 como del primer trimestre de este año. Por primera vez esa cartera se refirió al tema.

En primer lugar, el Ministerio de la Igualdad explicó que la última vez que se estructuró un ministerio "desde cero" en Colombia fue en 1923, cuando se creó la cartera del Trabajo.

La entidad argumentó que: "no recibió ni recursos, ni planta de personal, ni proyectos de inversión, ni sede de las instituciones que le trasladaron sus funciones. Todos los procesos y trámites debieron hacerse de cero. Esta institución debió ponerse en marcha al tiempo que generaba las condiciones de personal, presupuesto y normatividad que se exigen en el país para la gestión pública", se lee en parte de la respuesta de MinIgualdad a CAMBIO, que hará parte de un documento que se presentará próximamente a la ciudadanía.

Por otro lado, el Ministerio señala que, si bien se creó en enero de 2023, su reglamentación se produjo hace apenas 10 meses, y ni siquiera para ese entonces podía a empezar a ejecutar su presupuesto. "Para el Ministerio era imposible haber comenzado a ejecutar desde la fecha de su reglamentación porque no contaba con planta de personal ni con el presupuesto distribuido por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público", informó la cartera de Igualdad y Equidad.

El Ministerio también habló sobre el estado de sus proyectos. Al respecto dijo: "con el sustento en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo y con la reglamentación de sus programas, MinIgualdad está avanzando en la estructuración de sus proyectos, todos comenzando de cero, ya que las propuestas del Ministerio son tan novedosas que sus objetivos y funciones no estaban comprendidos en los programas y proyectos heredados de gobiernos anteriores".

La entidad agregó que trabajan a toda marcha para reducir los tiempos de estructuración de sus iniciativas. "Los tiempos habituales para la estructuración y contratación de proyectos suelen tomar nueve meses. En MinIgualdad se está trabajando intensamente para acortar esos tiempos".

Por último, el Ministerio de la Igualdad fue enfático en afirmar que se requiere tiempo para estructurar los programas, planes y proyectos de tal forma que respondan a la necesidad de las poblaciones. "El camino correcto es estructurar planes, programas y proyectos que respondan a las necesidades de la población en los territorios y cuya definición técnica y presupuestal requiere tiempo".

Un legado bajo amenaza por la falta de ejecución

El Ministerio de la Igualdad es una entidad pensada para responder a una promesa de campaña que llenó de ilusión a los votantes de Petro y Francia en 2022. Su apuesta es atender a “los nadies”, reducir la brecha de desigualdad, e incluir a los excluidos: mujeres, campesinos, indígenas, afros, habitantes de calle, comunidad LGBTIQ, discapacitados; todas son poblaciones a las que el ministerio pretende beneficiar. 

Por ello, sus objetivos parecen ser más ambiciosos de lo que podrá abarcar la cartera en varios años y duplicar labores de otras dependencias.

Al revisar la estructura del Estado del último año y medio se encuentran por lo menos cinco entidades ajenas al Ministerio de la Igualdad que podrían cumplir con sus funciones:

  • Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer.
  • Consejería Presidencial para la Juventud.
  • Dirección de Adolescencia y Juventud del ICBF.
  • Departamento Administrativo de Prosperidad Social.
  • Dirección de asuntos indígenas, Rrom y Minorías del Ministerio del Interior.

Eso, para hablar solamente de los departamentos y consejerías. Sin embargo, la realidad es que la igualdad es un asunto transversal en todo el Estado colombiano. Es decir, podría afirmarse que la labor de todos los ministerios tiene que ver con la igualdad y la creación de oportunidades para las poblaciones vulnerables. La igualdad es un concepto tan amplio que, de alguna manera, involucra a todas las entidades del Estado. 

En la última semana empezó la reestructuración de algunas entidades para darle margen de acción al Ministerio de la Igualdad. El pasado 8 de abril, el Departamento Administrativo de la Presidencia, a cargo de Laura Sarabia, suprimió la Consejería para la Equidad de la Mujer, que tenía como encargada a Eliana Valencia hasta el 31 de diciembre de 2023. También se eliminó la Consejería para la Juventud, que llevó a que Gabriela Posso renunciara el 2 de abril. 

A Francia Márquez le quedan dos años para que su Ministerio de la Igualdad tenga resultados positivos qué mostrar en 2026. De ello depende su futuro político y el de su movimiento, Soy porque Somos.

En marzo de 2022, la vicepresidenta dijo que su cargo “no sería de adorno”. Por ello luchó para que la cartera que ahora dirige saliera a flote. Nunca ha querido ser la sombra de Gustavo Petro. Pocas veces se les ve juntos. Está acostumbrada a liderar y necesita recuperar el entusiasmo que provocaban sus declaraciones en la campaña. 

En noviembre del año pasado, en entrevista con CAMBIO, Márquez dejó ver su frustración por no poder movilizar el aparato burocrático tan rápido como quisiera. “Todavía tengo tiempo para dar resultados, y espero poderlo hacer desde el ministerio, pero llevo año y pico en una lucha tenaz y sí, estoy frustrada”, dijo la vicepresidenta en ese entonces. 

Aún hay tiempo para un timonazo en el Ministerio de la Igualdad, brusco o preciso, pero que le permita atender a "los nadies" y no dejarlos en nada.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí