9 Agosto 2022

¿A dónde irá la plata de la tributaria?

Crédito: Colprensa

La reforma tributaria de José Antonio Ocampo busca recaudar más de 20 billones de pesos adicionales anuales. Lo que el Gobierno no ha dicho es qué destino tendrán esos recursos.

La reforma tributaria que propone el Gobierno de Gustavo Petro aspira a recaudar 25 billones de pesos adicionales el próximo año, y 20 billones de pesos adicionales anuales en los siguientes. La reforma es ambiciosa, pues el promedio de recaudo adicional anual que han logrado las tributarias anteriores oscila entre 12 billones de pesos y 15 billones de pesos. Lo que el nuevo Gobierno no ha dicho es qué destino les dará a los recursos. 

Lo normal es que las reformas tributarias incluyan capítulos que organicen los recursos nuevos. Así, es posible saber, por ejemplo, que los impuestos a los juegos de azar y loterías tienen destinación específica al sector salud, o que el impuesto a las bolsas plásticas se debe destinar a la financiación de proyectos de conservación del medioambiente, o que una parte del impuesto a los cigarrillos también va al sector salud.

El Gobierno espera que su reforma tributaria reduzca la cifra de pobreza monetaria y pobreza monetaria extrema en 4 puntos porcentuales en cuatro años; es decir que en 2026, la pobreza monetaria extrema sería de 8 por ciento y la monetaria quedaría en 25 por ciento. Por su parte, el coeficiente de Gini, que mide la desigualdad de ingresos en los países, pasaría del actual 0,543 a 0,491 en la escala de 0 a 1, donde 0 es perfectamente igual y 1 completamente desigual. 

También ha dicho que habrá un programa de lucha contra el hambre y que una de sus ideas es unificar las transferencias monetarias que existen para los hogares pobres y vulnerables, de modo que más bien exista una renta básica. Pero no ha explicado cómo se presentarían estos cambios, ni cómo distribuirá los impuestos adicionales que paguen los más ricos para lograr reducir el Gini y la pobreza. 

En la rueda de prensa de la reforma tributaria, José Antonio Ocampo dijo que el programa contra el hambre tendrá un proyecto exclusivo y que los cambios en gasto social quedarán discriminados en el proyecto de Presupuesto General de la Nación 2023 modificado. El Congreso tiene hasta el 15 de septiembre para aprobar el monto total del presupuesto del próximo año y hasta el 20 de octubre para aprobar el proyecto completo. 

En cuanto a la tributaria, esta depende de cuándo quiere el Gobierno actual que se empiece a aplicar la reforma, que no lleva mensaje de urgencia; si quiere empezar a recaudar más desde 2023, tendrá que presionar al Congreso para que lo apruebe antes de las vacaciones de diciembre, de modo que el presidente sancione la ley antes del 31 de diciembre.