31 Agosto 2022

El crimen del ganadero y las invasiones que estarían detrás de la propuesta de José Félix Lafaurie para crear grupos de reacción

Anibal Lozano García, ganadero asesinado en Pailitas, Cesar.

Crédito: Yamith Mariño

El pasado 7 de agosto fue asesinado en Pailitas, Cesar, un ganadero que había denunciado invasiones a su finca. Otros ganaderos de la región denunciaron situaciones similares por lo que el presidente de Fedegán anunció que conformarán grupos de reacción solidaria inmediata.

Aníbal Lozano García, conocido en la zona como el “Tigre del Catatumbo", fue asesinado con arma de fuego y su cuerpo encontrado en una zona boscosa de la vereda El Refugio, en Pailitas, departamento del Cesar.

Lozano había denunciado en enero de este año la invasión a una de sus fincas y en su momento señaló a los alcaldes de Tamalameque, Pailitas y Chimichagua por su aparente permisividad frente a las invasiones. Medios locales relacionaron su asesinato con las denuncias que hizo por la invasión a su propiedad.

Otros ganaderos del Sur de Bolívar han denunciado que grupos de personas llegan hasta sus fincas intentado ejercer actos de posesión y se han quejado de la insuficiente intervención de las autoridades locales para atender sus denuncias.

En ese contexto, José Felíx Lafaurie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), fue abordado por una mujer en el Congreso que le pidió un mensaje de solidaridad para los ganaderos del sur del Cesar: “Para mis paisanos en el sur del Cesar, un abrazo cordial, saben que los quiero, cuídense que vienen tiempos difíciles. Vamos a organizar allá un grupo de ganaderos de reacción solidaria inmediata para que cuando haya perturbación de la propiedad inmediatamente todo el mundo acuda a apoyar al ganadero afectado”.

De inmediato, el mensaje de Lafaurie suscitó reacciones en redes sociales y fue interpretado por algunos congresistas de la coalición de gobierno como una invitación a la conformación de grupos paramilitares.

Reclamantes de tierra en el Cesar también reaccionaron y aseguraron que la propuesta de Lafaurie ponía en riesgo sus vidas.

Lafaurie carga con los señalamientos hechos por el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso y del exgobernador de Córdoba Benito Osorio, quienes lo sindican de auxiliador del paramilitarismo.

En entrevista con la revista Semana, Lafaurie se ratificó en el anuncio de la creación de los grupos de reacción inmediata y dijo que no estaba haciendo nada ilegal.