15 Julio 2022

La Fiscalía dice que el peluquero Mauricio Leal lavó dineros de la corrupción y el narcotráfico

Mauricio Leal

Crédito: Yamith Mariño

CAMBIO revela en exclusiva la demanda de extinción de dominio que radicó la Fiscalía contra las propiedades del estilista asesinado, presuntamente, por su propio hermano. Por las actividades ilícitas, Mauricio Leal habría aumentado su patrimonio un 863 por ciento.

Por: Sylvia Charry

CAMBIO tuvo acceso exclusivo a la demanda de extinción de domino que la Fiscalía radicó contra las propiedades del estilista Mauricio Leal, asesinado el año pasado, al parecer, por su hermano Yhonier Leal. El documento revela que su fortuna la tejió un año después de salir de la lista Clinton, en la que había sido incluido por una empresa que creó junto con la familia Rodríguez Orejuela en el año 2002. Dice la demanda que, al parecer, esos nexos con el narcotráfico no fueron solo en el pasado, pues entre 2015 y 2021, Leal habría lavado dineros de la corrupción y del narcotráfico, a través de su exitosa peluquería. Según la Fiscalía, Mauricio leal no solo habría lavado dineros sino que se habría enriquecido por cuenta de esa actividad ilegal.


Los bienes de Mauricio Leal que se incluyeron en la demanda de extinción de dominio son la famosa casa en La Calera, otro lote en el mismo municipio, una camioneta Mercedes, una moto AFT y sus dos sociedades: Mauricio Leal Peluquería y Mauricio Leal Music. Los bienes suman cerca de 2.300 millones de pesos.

Todos los bienes mencionados fueron adquiridos después de salir de la lista Clinton, y coinciden con millonarias transacciones que tuvo Leal con dos personajes: Viviana Nule y Luis Carlos Posso Urdinola.


Para los investigadores, estos bienes deben quedar a disposición del Estado por cinco razones. En primer Lugar, por ser producto directo e indirecto de una actividad ilícita; segundo, por formar parte de un incremento patrimonial no justificado; tercero, porque existen elementos de conocimiento que permiten considerar razonablemente que provienen de actividades ilícitas; cuarto, porque la sociedad Mauricio Leal Peluquería se prestaba para circular el dinero de dudosa procedencia, y, finalmente, dice la Fiscalía, porque se mezclaron dineros ilícitos en la peluquería para darles apariencia de legalidad.


Según el análisis financiero que se le hizo a la peluquería, hay una diferencia de cerca de 15.000 millones de pesos entre los pagos que reportan terceros en información tributaria y lo que reporta la empresa a la Dian.


 

“En lo que corresponde a los ingresos de la sociedad en el año 2000, se identificó una diferencia significativa de 14.960 millones de pesos entre los abonos en las cuentas de la sociedad, que fueron de 5.253 millones, y lo aportado por terceros en información exógena, que fueron 20.213 millones de pesos, lo que significaría que las personas que reportaron esos pagos en información exógena del año 2020 no realizaron el pago realmente o no lo hicieron a través del sistema financiero”, dijo la Fiscalía.


El dinero de los Nule


La demanda de extinción del dominio se soporta en informes de inteligencia financiera, pero también en declaraciones de algunos de los trabajadores de Leal que conocían las transacciones de su peluquería. CAMBIO se abstiene de publicar los nombres de los trabajadores, por la seguridad de ellos.


Sobre el lavado de dinero de la corrupción, dice la Fiscalía que en 2020 Viviana Nule, hermana de Miguel y Manuel Nule, procesados por el escándalo del carrusel de la contratación en Bogotá, reportó pagos por 12.057 millones de pesos a la peluquería de Mauricio Leal. Sin embargo, los peritos no encontraron evidencia de que ese dinero haya ingresado a las cuentas de la sociedad. Esto, según el documento, es una evidencia del lavado de dinero.

Según las cuentas de la Fiscalía, entre 2015 y 2021, Mauricio Leal aumentó su patrimonio en un 863 por ciento, no solo por los supuestos dineros que le entraron de Viviana Nule, sino por dineros que le entraron de personas relacionadas en el pasado con el narcotráfico.


El dinero de personas relacionadas con el narcotráfico


Los investigadores encontraron que el crecimiento económico de la peluquería durante los años mencionados coincide también con las transacciones financieras de Mauricio Leal con Luis Carlos Posso Urdinola, amigo del estilista desde hace varios años y quien estuvo investigado por narcotráfico.


A Posso Uridinola se le adelantó un proceso por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, pero fue absuelto por falta de pruebas en 2007. Según la Fiscalía, el testigo principal en su contra, que lo había señalado como la persona que le suministraba dinero a su suegro para procesar cocaína y quien era el propietario del cargamento incautado en ese año, fue asesinado.


Posso Urdinola está casado con Dania Karina Hernández Velasco, hija de Germán Hernández García, quien fue condenado por narcotráfico y homicidio en Colombia y Estados Unidos. Dania Hernández aparece como codeudora de la peluquería de Leal, soportando una deuda de 40 millones de pesos mensuales de arriendo y una póliza de 200 millones de pesos.

Una de las transacciones financieras entre Leal y Posso ocurrió entre 2018 y 2019, cuando Mauricio le giró una suma de 200 millones de pesos como anticipo para la compra de un apartamento en Cartagena. lo cual probaría que Mauricio Leal y Luis Carlos Posso estaban adquiriendo bienes a nombre del último.

El expediente registra que Posso le adeudaba más de 400 millones de pesos a Mauricio y que, según declaración de la contadora que compartían, Mauricio también le debía 200 millones a Posso.

Posso Uridinola y Mauricio Leal compartían una contadora y un ingeniero, que desempeñaban un papel importante en la empresa de Leal. Según le contaron ambos a la Fiscalía, Posso fue quien le ayudó a Mauricio a cumplir el sueño de tener la peluquería más exitosa de la capital del país.


Según el expediente, a Mauricio le gustaba diversificar el dinero, tanto que también invirtió en empresas mineras. En 2016, hizo una transacción a la sociedad Operaciones Mineras del Pacífico S.A.S por 100 millones de pesos, por concepto de abono de inversión a Javier Antonio Posso, hermano de Luis Carlos Posso. Los representantes de la empresa minera son Giovanni Andrés Plazas, hermano de Luz Adriana Pico, contadora de Mauricio Leal y de Luis Carlos Posso, y Guillermo Quintero Sepúlveda, cónyuge de Nora Milena Rojas Urdinola. Ese es un capítulo que sigue en investigación.


Para los investigadores, estas transacciones narradas se consideran una señal de alerta para el lavado de activos, pues el incremento patrimonial de bienes no guarda relación con la actividad económica y el movimiento económico de la persona.


 

“Se evidencia que estas personas jurídicas como Mauricio Leal Peluquería y Mauricio Leal Music han sido instrumentalizadas, probablemente, para la comisión del delito de lavado de activos (…) se ha evidenciado que el señor Luis Carlos Posso apoyaba económicamente al señor Mauricio Leal, según las declaraciones bajo la gravedad de juramento que reposan dentro del expediente. Pero, ¿cuál será el origen de esos recursos? ¿Cuál era el interés del señor Luis Carlos Posso en apoyar al señor Mauricio Leal a través de la peluquería? No es congruente la actividad desempeñada por el señor Luis Carlos, al parecer, empresario dedicado a la empresa de palma, a la actividad de una peluquería, ¿cuál sería su beneficio?”, son algunas de las preguntas planteadas por la fiscal del caso en la demanda de extinción de dominio.


Con esta demanda, radicada formalmente ante los jueces de extinción de dominio, inicia el proceso formal para quitarles los bienes a la familia Leal, con la finalidad de que estos pasen al Estado por haber sido adquiridos con dineros ilícitos.


Como herederos de los bienes aparecen en el documento: Yhonier Leal, Carlos Andrés García Hernández (medio hermano de Mauricio); Érika Sanguinetti (abogada de varios miembros de la familia); Nelson Augusto Leal Guisa y Wilmar Jair Leal Guisa.