Las relaciones que enredan al general John Jairo Rojas con la justicia

Crédito: Ejército Nacional

26 Septiembre 2023

Las relaciones que enredan al general John Jairo Rojas con la justicia

La Fiscalía le abrió investigación al general Rojas por sus presuntos nexos con grupos ilegales en el Cauca y su participación en el manejo de rutas del narcotráfico. También está acusado en varios casos de abuso sexual.

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

El nombre del general John Jairo Rojas se hizo muy popular entre las comunidades indígenas del Cauca, los grupos ilegales que operan en la región y los cerca de 6.000 hombres que tuvo bajo su mando por las distintas brigadas, fuerzas de despliegue rápido, la tercera división y el Comando Conjunto de operaciones número dos, en todo el departamento.

Su carrera fue tan sobresaliente en la región, que alcanzó a sonar para ocupar el cargo de comandante general del Ejército. Todo cambió la mañana de este martes 26 de septiembre, cuando la Fiscalía General de la Nación le abrió investigación por presuntas actividades irregulares y actos de corrupción, en el ejercicio de su cargo en Argelia, Cauca.

La Fiscalía dice tener documentos que vinculan a Rojas con una organización ilegal conocida como los Pocillos, que sigue las órdenes de la Segunda Marquetalia, comandada por Iván Márquez.

La relación comenzó, al parecer, a finales de 2019, cuando el general Rojas trabajaba en la fuerza de despliegue rápido (Fudra) Número cuatro y asistió a varias reuniones con el entonces comandante de la Brigada 29, general Jorge Herrera, quien –como lo demostró una grabación divulgada por la alianza CAMBIO y Noticias Uno–, ya tenía nexos con la Segunda Marquetalia.

Una fuente en la zona le comentó a CAMBIO que el general Rojas, estando en la Fudra, empezó a trabajar con narcotraficantes de Argelia, Cauca, que tenían problemas para sacar la droga hacia el Pacífico. Por ello, Rojas inventó, junto con el comandante de la Brigada 29, general Herrera, una incautación de droga. El alcaloide supuestamente incautado, fue subido a tres helicópteros de la aviación del Ejército que debían aterrizar en la sede de la Tercera División de Popayán. Durante el viaje, uno de los helicópteros tuvo un percance. En el accidente murieron los cuatro militares que iban a bordo. También, se perdieron más de 500 kilos de droga y el dinero que llevaban dentro de la aeronave. El incidente originó el fuerte reclamo de la Segunda Marquetalia.

En octubre de 2021, el general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército, ordenó la salida del comandante de la Tercera División, general Marco Mayorga, y nombró en su reemplazo al general Rojas, quien en ese momento liderada el Comando Específico del Cauca.

Los investigadores detectaron que, tras asumir el mando de la Tercera División, el general Rojas ordenó una serie de movimientos de tropas para permitir la salida de grandes cargamentos de coca de los Pocillos desde el Cañón del Micay hacia el mar.

Aparentemente, el general Rojas también propició varios combates entre la estructura Diomer Cortés, de la Segunda Marquetalia, contra el frente Carlos Patiño, de las disidencias de las Farc.

Estas evidencias fueron corroboradas a comienzos de junio de este año por la Inspección General, que sugirió sacar a Rojas del departamento. En consecuencia, el general Ospina, comandante del Ejército, propuso enviarlo como agregado militar a Bélgica. 

Mientras tanto, a la Fiscalía llegaron cuatro denuncias contra el general Rojas por acoso sexual a mujeres civiles y militares que trabajaron bajo su mando en varias unidades en el Cauca.

Según una de esas denuncias, conocidas por CAMBIO, el general Rojas abrazó por la espalda a una subalterna en una oficina de la Tercera División, en Popayán, Cauca, intentando tocarla y robarle un beso, lo ue llevó a la víctima a solicitar su traslado a otra unidad militar.

Lo que dice el general Rojas

En entrevista con la W Radio, el general Rojas habló sobre los presuntos nexos con organizaciones ilegales: “Cuando yo llegué al Cauca, Argelia, estaban en peligro las poblaciones (…) yo llevé dos batallones a Argelia y lo recuperamos. Lo puede corroborar el alcalde. No entiendo cómo me van a señalar, pero yo sabía de los supuestos montajes. Incluso, estaban buscando a algunos bandidos que dijeran que el general Rojas sabía dónde iban a estar las operaciones. Me hicieron cuatro revistas de inspección hace dos meses. No tenían nada. Mayimbú pedía 2.000 millones por mí y estaban buscándome un montaje”.

El montaje, según Rojas, es porque estaba sonando para ser comandante del Ejército: “Se está cometiendo un error con un general, es una infamia, un general que le ha dedicado el tiempo a la guerra, tres años que no salí del Cauca (…) ¿Por qué ahora voy a ser el culpable? El problema es que sonaba como comandante del Ejército. No hagan una situación de estas contra un soldado que le ha servido a la patria. Estoy tranquilo, estoy listo para responder y entregar la pruebas. Hicieron reuniones para ver qué hacían con Rojas. Tengo testigos que escucharon la situación, las reuniones que hicieron, tenemos fotos”.

El alto oficial asegura que su trabajo fue por el bienestar de las comunidades del Cauca. “Yo era un general que me la pasaba en territorio, hablando con comunidades. Me niego a creer situaciones, pero las vengo documentando. En dos meses, sacaron todo. Yo me enteré hasta que decían que era del ELN, que los llevé a Caldono. ¿Cuál es el temor de que el general Rojas llegara más arriba?”

Sobre las denuncias de acoso sexual, indicó: “En ningún momento me han notificado. Yo tengo un chat de una oficial que hace el reclamo de por qué no se le pagó una prima administrativa y, obviamente, adornan la denuncia. Yo tengo todo documentado. Cuando salgo, ella pide la baja, pero tengo las pruebas. Realmente no tengo nada, nunca me han llamado, no tengo ningún conocimiento, preciso sale todo en estos momentos”.

Y agregó: “Todo es falso, nunca permití estar solo ni atender a nadie solo en mi oficina, yo tengo los chats donde, al contrario, hay otras situaciones que por respeto no digo, pero siempre me mantuve”.

En opinión del general Rojas, hay una persecución en su contra: “Yo quisiera que me escuchara el ministro, y el presidente, porque esto no es justo, solamente para hacerme un escándalo. Soy un general que llegué de la forma más humilde, es muy triste la situación. Los subalternos lo saben. Todo esto se me vino cuando me dijeron general de la paz”.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí