27 Agosto 2022

Homenaje musical a la Comisión de la Verdad

Foto: Kike Barona - Orquesta Filarmónica de Bogotá.

En la Iglesia de San Ignacio, la Orquesta Filarmónica de Mujeres, el coro de Hijos e Hijas de Firmantes de la Paz y César López le rindieron homenaje al trabajo de la Comisión de la Verdad y, en particular, a su director, el padre Francisco de Roux.

Un concierto que se organizó en pocos días para rendirle homenaje al padre Francisco de Roux, a la Comisión de la Verdad y al Informe Final de la Comisión tuvo lugar en la Iglesia de San Ignacio, en el corazón del centro histórico de Bogotá, que pertenece a la comunidad jesuita, de la que forma parte del padre De Roux. El concierto lo ofrecieron el Coro de Hijos e Hijas de firmantes el acuerdo de paz, la Orquesta Filarmónica de Mujeres y César López, músico, cantante y activista de la paz.

El evento comenzó con las breves palabras de bienvenida por parte del padre Santiago Tobón, párroco de la iglesia de San Ignacio. Luego habló David García, director de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, quien agradeció el trabajo de la Comisión y en particular el del padre De Roux. Luego se dirigió al público Gloria Arias Nieto, quien muy conmovida agradeció a las personas que hicieron posible el homenaje y a los integrantes de la Comisión por su valioso trabajo, y les dijo: “El padre De Roux y los comisionados no están solos. El valor que han mostrado y la historia son sus aliados”. Y terminó diciendo: “Adelante con este concierto en clave de paz”.

La programación musical comenzó con el himno nacional de Colombia. Luego Cesar López, acompañado de su guitarra, interpretó un tema dedicado a la paz, que ha sido el leitmotiv de su ya larga trayectoria como músico. Después se presentó el Coro de Hijos e Hijas de firmantes de la Paz, quienes interpretaron dos temas colombianos alusivos a la paz. El primero, Estoy contento,  un joropo en el que se expresa la alegría por el aire de paz y armonía que se respira. Luego interpretaron Palomita de la paz,  un llamado a la fraternidad y la concordia, cuyo coro dice “Palomita de la paz, cuándo vienes a Colombia”. El público se puso de pie para aplaudir y vitorear la interpretación de los niños. Luego la Orquesta Filarmónica de Mujeres interpretó de manera magistral el primer movimiento de la Quinta Sinfonía de Beethoven.

Al final, el padre De Roux dedicó unas palabras de agradecimiento a quienes organizaron y se hicieron presentes en el homenaje y contó algunos de los horrores que vivieron las víctimas. Bendijo la imagen de una virgen que le mostró uno de los asistentes y al final exhortó a que Colombia no vuelva a tenerle miedo a la verdad.

El cierre estuvo a cargo de la Orquesta Filarmónica de Mujeres, que interpretó el cuarto movimiento de la Quinta Sinfonía de Beethoven. Una pieza musical con mucho poder, que invita a luchar con entusiasmo y optimismo por la paz y por un mejor país.